Para el Párroco de la Iglesia Catedral de Jujuy despenalizar el consumo de sustancias “puede ser un arma de doble filo”

Jujuy al día® – El Párroco de la Iglesia Catedral de San Salvador de Jujuy, Padre Manuel Alfaro, en una entrevista con nuestro medio, se refirió a la intención del titular de la SEDRONAR, Juan Carlos Molina, de enviar proyectos para despenalizar el consumo de sustancias, a lo que el Párroco sostiene que esas intenciones “no es lo que dice el Magisterio de la Iglesia”.

Además aseguró que las políticas públicas en pos de la lucha contra el narcotráfico “de ninguna manera” alcanzan para esto, y que la situación que vive Jujuy en este ámbito es “muy preocupante”.

Al respecto, el Padre Manuel Alfaro manifestó “antes quiero hacer una distinción en este caso. El Padre Molina como sacerdote de la iglesia ha pedido un permiso llamado dispensa a la Iglesia Católica porque el Estado le ha pedido un servicio y todos los que tenemos votos cuando el Estado nos necesita tenemos que pedir la dispensa que es, para no confundir a la gente, como una licencia, y lo marca el Código del Derecho Canonico y en este caso el Padre Molina está opinando no como iglesia sino como un miembro del Estado y hay que hacer esta distinción”.

Explicó “porque lo que dice el Padre Molina es respetable pero no es lo que dice el Magisterio de la Iglesia, porque el Papa, los Obispos y los Sacerdotes que estamos en función tenemos que comulgar con lo que dice el Magisterio en su enseñanza”.

Continuó “en estos momentos el Padre Molina ha largado esta reflexión como un ciudadano y un habitante de la Argentina que está colaborando contra de la drogadicción y hay que tomar esta opinión no como que lo dice la Iglesia sino como habitante de nuestro país. Me parece importante hacer esta distinción porque la gente cuando ve a través de los medios de comunicación, cuando dicen que el Padre Molina piensa eso y que todo lo que dice el Padre es lo que piensa la Iglesia y no es así”.

Puntualmente sobre la despenalización, el Padre Alfaro expresó “es una arma de doble filo, porque hay que apuntar al bien, a la dignidad y a la recuperación de los que están padeciendo esto, pero puede ser un arma de doble filo algo así y también la lectura que se haga de la ley, hay que ir con mucho cuidado y tomar con pinzas la ley que se puede aprobar”.

Indicó que la visión y la postura de la Iglesia “el Magisterio y la doctrina social de la Iglesia dice que hay que colaborar rescatando a las personas porque son lo más importante, y obviamente luchar contra de todo lo que involucra la droga y los que venden la droga porque hay que apuntar directamente a las causas no tanto a los efectos, que son lo que vemos, si no apuntar a corregir esto”.

Agregó que “pero de nuevo caemos en la utopía, donde muchos dicen que estos son los responsables, o que otros son los responsables y los que están cayendo a la vista de todos no son los que están al frente de la droga sino solo los que se ven y los que pillan”.

Comentó que “la Iglesia apunta a la dignidad y la recuperación por eso en este momento en muchas diócesis del país se plantea trabajar en la prevención y por otro lado en la recuperación. En Jujuy desde el obispado, Monseñor está trabajando con los profesionales del Populorum Progressio, con la Pastoral Social y profesionales de Buenos Aires, dando cursos para la prevención, pero todavía no tenemos un lugar para recuperar a los drogadictos, quizás el día de mañana, si Dios quiere, por la iglesia en Jujuy vamos a tener, como en otras diócesis, casas para poder recuperar a las personas que han caído en las drogas”.

JUJUY AL DÍA® consultó al Párroco de la Iglesia Catedral si considera que las políticas públicas generadas por el Gobierno Nacional alcanzan y son suficientes para la lucha contra el narcotráfico, el Padre Manuel Alfaro manifestó “no, de ninguna manera, es como que uno va escribiendo, como dice el dicho y va borrando eso con el codo. No es suficiente todo lo que se ha implementado desde las instituciones, desde el Estado, desde Nación y también como Iglesia, todavía no se ha dado en la tecla de lo que significa el trabajo y el esfuerzo que se va haciendo. El esfuerzo y el trabajo es bueno pero todavía no hemos llegado al meollo de la cuestión”.

“Insisto, hay que apuntar a las causas porque si no esto va seguir de mal en peor y los que están cayendo en este flagelo ya no solo son los jóvenes sino niños y es muy grave, por eso hay que tener las antenas bien paradas y tratar de que, sobre todo en la familia, haya un acompañamiento estricto para que los padres puedan tener un buen diálogo y saber donde están sus hijos, en todo esto los valores son fundamentales”.

Para concluir, el Padre Manuel Alfaro se refirió a la situación de este flagelo en Jujuy, expresando “es muy preocupante, tanto en Jujuy como en todo lados el flagelo de la droga es como quitarle la vida a otro, y una persona que asiente a drogarse es como un suicidio por lo tanto hay que cortar esto porque no podemos ponerle otro nombre es quitarle la vida a una persona y quitarse la vida uno mismo, no es bueno desde ningún lado justificar el tema de la droga”, concluyó.