Despenalización de la droga: “Sé del concepto del Padre Molina, de sus buenas intenciones, pero a veces con un concepto claro y buenas intenciones la cosa no alcanza”

Jujuy al día® – Así lo manifestó en una entrevista con nuestro medio, el  Secretario de Prevención de la Drogadicción de la Provincia, Eduardo Huáscar Alderete, refiriéndose a los dichos del titular de la SEDRONAR, Juan Carlos Molina, quien indicó que enviará al menos un proyecto para no penalizar a los consumidores de sustancias para, entre otras cosas, evitar su revictimización.

Además coincidió con lo manifestado a JUJUY AL DÍA® por la integrante del equipo del Centro de Asistencia y Orientación de las Adicciones “El Umbral”, Silvia Calderón de Berón, quien aseguró que los servicios que brindan atención a las personas con adicciones no dan abasto en la provincia, por lo que Alderete sostuvo que esta situación en los últimos años “no se ha modificado mucho”.

En relación a la situación de los establecimientos de tratamientos de personas adictas en Jujuy, Eduardo Alderete manifestó en declaraciones al diario JUJUY AL DÍA® que al menos en el último año “no creo que haya cambiado mucho la situación, ha habido una modificación de la planta física del Hospital Vicente Arroyave y su intención de aumentar el número de camas, creo que ha cambiado bastante la recepción del adicto en lo que significa los centros de desintoxicación del Arroyave y del hospital San Roque pero el déficit que la provincia tiene en camas donde específicamente se realiza el tratamiento de las adicciones es una problemática”.

Expresó “no nos tenemos que mentir, no se ha modificado mucho”.

Agregó “creo que el hospital Arroyave y sería bueno hablar con su director, ha presentado un proyecto de ampliación de planta física que apunta a darle, entre otras cosas, mayor capacidad de internación que es sinónimo de mayor número de camas”.

Al respecto, JUJUY AL DÍA® consultó al Secretario de Prevención de la Drogadicción de la Provincia, si este una realidad propia de Jujuy o se repite en nuestro país, Alderete respondió que “se repite en todo el país, verdaderamente no hay una política que trate de darle al enfoque desde lo cuanti y cualitativo, porque también hay que hablar de lo cualitativo porque estamos hablando de enfermos, y no me parece que haya un aumento de la ofertas de camas que vaya de la mano de la casuística sobre adictos que hay en el país”.

En otro tramo de la entrevista con nuestro medio, Alderete se refirió acerca de la intención del titular de la SEDRONAR sobre enviar un proyecto para no penalizar a los consumidores,  y manifestó que “creo haber escuchado las declaraciones del Padre Molina donde dice que no hay que victimizar a quien consume sino que hay que meter preso a los verdaderos narcotraficante, me parece que más allá de su buena intención y de la razón que pueda tener la aseveración, lo que dice el Padre Molina no es original, es una obviedad”.

Continuó “cuando refiere que va a elevar proyectos sobre este tema, tiene que entender el Padre Molina, y lo digo respetuosamente, que cada vez falta menos para el 10 diciembre del 2015 y que este tema ya viene presidido de una serie de proyectos que han sido, a mi criterio, bastante bien trabajados tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado pero que no han consolidado una ley que verdaderamente fije pautas que vayan de la mano de la actual realidad, y lo que habría que hacer es acelerar esos proyectos, revisarlos y si todavía están en condiciones que el Padre Molina haga  los aportes necesarios, a través de los diputados, para ver si aceleramos las cosas”.

“Sino parece que, en este caso, una realidad que nadie puede negar se encuentran con una serie de proyectos mientras que discutimos penalizar o no, marihuana si, marihuana no, perejiles no, narcotraficantes si, que no le dan a un tratamiento que tendría que ser  tratativo y consensuado, una solución definitiva a las cosas”, indicó.

Además expresó que “otra cosa que el sugeriría al Padre Molina, con quien tengo una excelente relación, es que consulte a las provincias, porque a lo mejor del aporte de las provincias, incluidas sus secretaria, sus gobernadores, incluidos los otros organismos e incluidos diputados provinciales y legisladores nacionales, la intención del proyecto del Padre Molina se podrá enriquecer pero como este año las secretarias o los organismos  que tratan la prevención de las adicciones no han sido convocados por la Secretaria Nacional, me parece que enriquecerse con la eventual opinión de cada una de las jurisdicciones provinciales, porque estamos finalizando septiembre, va a ser una intención difícil de consolidar”.

Explicó que “con esto quiero decir que me parece que la urgencia del problema nos estaría indicando que tenemos que acelerar los tiempos  porque la nuestra, y la del Padre Molina también, no es gestión a la que le quedan 3 años y medio,  y me parece que la importancia del problema y el tiempo que nos quedan de mandato en los órdenes nacional y provinciales estaría determinando otro tipo de celeridad”.

“Sé del concepto del Padre Molina, de sus buenas intenciones, pero a veces con un concepto claro y buenas intenciones  la cosa no alcanza, esos elementos no alcanzan, y el pescado sigue sin hacerse”, sostuvo Alderete.