La Justicia de Jujuy investiga un posible caso de mala praxis en el Hospital Pablo Soria que dejó a una menor con pocas chances de sobrevida

Jujuy al día® – Semanas atrás llegó a nuestra redacción la denuncia desesperada de un padre quien asegura que en el momento del nacimiento de su pequeña hija, el 5 de noviembre del año pasado, gracias a una maniobra realizada en el parto, se le produjo una severa lesión medular dejando a su pequeña hija en un cuadro de salud irreversible y dependiente de maquinas para poder vivir.

Este padre llamado Ismael Bogarin, aseguró que las profesionales de la Maternidad del Hospital Pablo Soria que atendieron a su pareja y el parto de su hija, le causaron el grave daño a su bebé, por lo cual la madre de la niña realizó una denuncia por supuesta mala praxis ante la justicia provincial.

A raíz de las declaraciones de este desesperado padre, nuestro medio pudo llegar hasta el expediente de la causa, el cual consta de 6 cuerpos. El EXP. Nº 61.456 caratulado “Investigación Penal Preparatoria por denuncia de Soledad C.”, el cual se encuentra en la Fiscalía de Investigación Nº 5 y tiene un gran avance en su proceso.

Según el relato del padre y lo que consta de manera escrita en el expediente por parte de la madre, ella llegó derivada de Humahuaca al Hospital Pablo Soria de nuestra ciudad en el mes de noviembre del 2013, donde se le iba a realizar una cesárea para el nacimiento de su hija Malena C.

Sin embargo, como relata el padre, en la Maternidad del hospital cabecera de Jujuy, los profesionales habrían decidió realizar un parto natural, y en el momento del alumbramiento, la bebé sufrió de “distocia de hombros”, es decir, y explicado de manera sintética, por la estrechez del canal de parto solo salió la cabeza de la recién nacida y sus hombros no lograron pasar por dicho canal.

Ante esta situación, los profesionales habrían realizado las maniobras correspondientes para lograr el alumbramiento total, y según manifiestan los padres, una de las maniobras usadas “cortó” la medula espinal dejando a la niña en grave estado de salud y en un cuadro irreversible.

Sobre esta situación, JUJUY AL DÍA® pudo dialogar con el Fiscal de Investigación Nº 5, Alejandro Maldonado quien encabeza la investigación, y el padre de la menor, Ismael Bogarin, quien comentó lo sucedido y el estado de salud actual de su hija y expresó su desesperado pedido de justicia.

Alejandro Maldonado manifestó que “esta investigación comienza con la denuncia de una supuesta mala praxis, dado que esta persona ingresa al hospital por un cuadro de embarazo y se le habría realizado una maniobra para extraer la bebé y allí la bebé sufre una lesión, se le corta la medula por lo que queda prácticamente paralizada”.

Continuó “en virtud de la investigación solicitamos las historias clínicas de la madre y de la bebé a los hospitales de la provincia y al Garraham desde donde ya se remitieron las mismas y se solicitaron también informes al hospital donde se hizo el parto donde incluyen nombres de los médicos, personal intervinientes, mecanismos realizados, lo que también fue remitido al Departamento Médico del Poder Judicial para que los peritos médicos forenses hagan el estudio de las mismas y realicen un informe al respecto”.

Indicó que “este informe ya ha sido remitido en estos días a esta Fiscalía y está siendo objeto de análisis. Ahora se llamará a los médicos forenses del Poder Judicial a ampliar en forma verbal en declaración esos informes, para luego realizar o no una imputación”.

Maldonado expresó que “esta es una seria y compleja investigación por lo cual es preciso realizar siempre todas las medidas investigativas para poder realizar la imputación, si corresponde, por ello nos estamos tomando el tiempo necesario para realizar correcta y completamente la investigación”.

Por su parte, Ismael Bogarin, padre de la menor, manifestó en exclusiva a JUJUY AL DÍA® que “lo que sucedió fue que en el parto, la doctora Yanina T. fracturó la columna cervical y eso trajo un daño severo en Malena. El parto fue el 5 de noviembre del 2013, y desde un primer momento fue todo muy confuso porque desde un principio fuimos derivados de Humahuaca para una cesárea y la doctora dijo que no, que iba a ser un parto normal, y los daños que se produjeron son irreversibles. Por lo que hoy estamos en una Clínica de Rehabilitación, ALCLA, para ver que se puede hacer por el terrible daño que se le hizo a mí bebé. Quiero que mi bebé este bien pero también que la doctora pague, que no siga haciendo daño”.

Comentó que en el Hospital “no sabe lo mal que nos atendieron. Mi esposa acababa de tener a nuestra nena y la sacaron, no pasó ni 24 horas y la sacaron”.

Expresó a nuestro medio que “la doctora y su jefa dijeron que hicieron todo lo que dicen los libros, he leído estos libros y hay muchas técnicas pero si no la saben hacer se pueden causar serios daños, como es lo que pasó”.

Bogarin sostuvo que luego de lo sucedido “el Director se enojó mucho y hasta nos dijo que como nos iban a derivar a Buenos Aires si un traslado en avión sanitario sale 40 mil pesos, él estaba pensando en la plata de la gente como si él pagara esto, para que no pasen estas cosas se olvidó de contratar a gente como corresponde. Son las cosas de la década ganada de Fellner y de Saúl Flores, quien tanto se queja pero por qué no me dice a mí esas cosas”.

Mencionó que luego de varias denuncias y solicitudes “pudimos ser derivados al Garraham, luego volvimos al Hospital de Niños en Jujuy, y desde el 14 de abril estamos en el ALCLA, pero para eso debimos denunciar varias veces”.

Indicó que “en un momento ellos querían que nosotros cubramos todo y decidimos apelar a que el gobierno se haga cargo y tras vuelta y vuelta se hicieron cargo. Ahora no tengo obra social porque deje de trabajar por estar con mi bebé y para ocuparme de mi familia”.

Con todo su dolor de padre, Ismael Bogarin manifestó que “quién tiene la culpa de contratar a esa gente tan mediocre para que después la gente termine pagando, hoy mi hija es la que está pagando esto, a nosotros no nos quieren ayudar con la mitad de lo es un alquiler acá en Buenos Aires, ni eso nos quieren hacer”, concluyó.