Profesionales médicos aseguran que la Nueva Maternidad de Jujuy es una “maternidad fantasma” y que no está en condiciones de funcionar

Jujuy al día® – En la mañana de ayer, médicos del Hospital Materno Infantil “Dr. Héctor Quintana”,  como de los servicios de Maternidad y Neonatología del Hospital Pablo Soria, en conferencia de prensa expusieron públicamente las razones por las cuales consideran que la nueva maternidad centralizada no puede funcionar, ya que no cuenta con los recursos para hacerlo y que esto “no garantiza mínimamente la salud de la mujer y de su bebé”.

Los profesionales calificaron a la nueva maternidad como una “maternidad fantasma” y aseguraron que la salud y la vida de las pacientes “no necesitan hotelería, ni un hotel de 5 estrellas, necesita médicos responsables, profesionales capacitados y que tengan elementos para cumplir esa función. Acá no estamos hablando de que la cama es bonita o que el techo está bien pintado, estamos hablando de la vida de las personas a las que se está manoseando”.

El Secretario General de APUAP, Víctor Aramayo manifestó que “debemos poner en conocimiento a la población que en esta nueva maternidad no están dadas las condiciones para que funcione con la calidad, la seguridad y la eficiencia con la que debería funcionar en resguardo de  salud de las pacientes y de su producto de meses de gestación, sus niños recién nacidos”.

Indicó que tampoco están en condiciones respecto “a la realización de cada profesional en su práctica para que esta pueda ser más eficiente, eficaz y lo más segura posible porque esto es lo que merecen nuestras conciudadanas y sus niños, porque habiéndose invertido tanta cantidad de dinero para hacer este centro y que no esté funcionando bien ni en la medida de la que tendría que funcionar tanto en cantidad como en la calidad de sus prestaciones de salud”.

En representación del Servicio de Maternidad del Hospital Pablo Soria, el doctor Pérez López aseguró que a esta situación ya fue denunciada “puntualmente al Ministerio la semana pasada, acerca de que las condiciones en las que se está trabajando no garantizan mínimamente la salud de la mujer y del producto de su gestación”.

“Esto es lo que se está viviendo en esta maternidad fantasma que se abrió tirando bombas y haciendo anuncios de la complejidad y de lo bonito de la infraestructura, pero la paciente, su salud y su vida no necesitan hotelería ni un hotel de 5 estrellas, necesita médicos responsables, profesionales capacitados y que tengan elementos para cumplir con esa función. Acá no estamos hablando de que la cama es bonita o que el techo está bien pintado, estamos hablando de la vida de las personas a las que se está manoseando”, sostuvo el profesional.

En este sentido expresó que “se les dice que ‘vaya a esta maternidad, tenga a su hijo allá y luego va a pasar el puerperio a esta otra, o Palpalá, donde se las traslada en horario insólitos como el de las 3 de la mañana, donde se carga a una paciente para trasladarla a otro servicio, lo cual es una absoluta aberración”.

“Queremos que la gente se entere que esto no da para más y que los responsables del Ministerio de una vez por todas ‘agarren al toro por las astas’ y digan lo que se puede hacer y lo que  no se puede hacer. Acá falta mano de obra en todos los aspectos, insumos, laboratorio, está sobrecargado el servicio en todos los aspectos”, afirmó.

Por su parte, Dina Farfán, Neonatóloga del Hospital Materno Infantil “Dr. Héctor Quintana”, sostuvo que “se ha dicho mucho de las carencias que tiene este nuevo edificio pero quiero resaltar además que somos muy pocos médicos neonatólogos. Somos solo dos médicos de guardia de 40 horas y uno de 24 horas, es decir que viene solo un día, y el resto son reemplazantes”.

Mencionó que “somos muy pocos y no podemos dar  abasto con las necesidades de esta maternidad, ya no dábamos abasto en el San Roque ahora mucho menos. Estamos sobrecargando a todos los servicios que nos asistentes como rayos, laboratorio, a todos”.

Para cerrar la conferencia de prensa, nuevamente Aramayo tomó la palabra y expresó “entendemos que hubo una decisión política absolutamente equivocada de habilitar  el funcionamiento de esta maternidad sin que las condiciones sanitarias de este complejo estuvieran dadas en su totalidad. Nos parece una irresponsabilidad porque antes de habilitarlo deberían haberse coordinado perfectamente el accionar de todos los servicios que iban a confluir en la atención de las pacientes y sus niños”.

“No se puede seguir así, hay que hacer un parate y si hay que tomarse el tiempo para ajustar todo y hacer todos los trabajos que faltan se tendrá que tomar ese tiempo para que funcione con la más alta calidad en beneficio de la población”, concluyó.