Programa cubano Yo sí puedo avanza con buen paso en Argentina

Jujuy al día® – Una de las metas hoy en Argentina del programa cubano de enseñanza Yo, sí puedo es declarar al municipio de San Salvador, de la norteña provincia de Jujuy, libre de analfabetismo en septiembre de 2015.

Ese es uno de los objetivos que nos hemos trazado con las autoridades de ese apartado territorio que es uno de los primeros donde comenzó a aplicarse el plan alfabetizador cubano en 2004, señaló a Prensa latina el coordinador en Argentina de esa misión solidaria, Jorge Padrón.

La aplicación de este método, así como el programa Operación Milagro para devolver la vista a personas pobres, lo gestiona en este país la fundación argentina Un Mundo Mejor Es Posible (Ummep).

Padrón relató que sostuvo una reunión con el intendente de San Salvador, Raúl Jorge, y la secretaria de Desarrollo Humano de esa municipalidad, profesora Mary Ferrín, para delinear el plan de acción destinado a alcanzar esa meta.

El pedagogo cubano se encuentra en Córdoba para acompañar la visita que realiza aquí la doctora cubana Aleida Guevara, hija del emblemático guerrillero Ernesto Che Guevara, en apoyo al programa Operación Milagro.

El principal punto de la agenda de trabajo de Guevara en esta mediterránea ciudad es colocar la piedra fundacional, el lunes, en el Hospital Escuela de Oftalmología Dr. Ernesto Guevara, que se construye con un respaldo inicial de Cuba y el aporte de personas y organizaciones argentinas.

Padrón, quien es también el vicepresidente de la fundación Ummep, comentó que en la jujeña San Salvador trabajan en conjunto con la fundación local Juanita Moro en la tarea de librar ese territorio de analfabetismo.

El pedagogo destacó que hay un compromiso por parte de las autoridades locales “de seguir colaborando en todo lo que podamos hacer para que esto sea una realidad”.

Recordó que Ferrín le comentó las gratas experiencias que reciben “de gente que aprendieron a leer y escribir, ya sean jóvenes, adultos, abuelas y abuelos, y tuvieron la posibilidad de plasmar en el papel con sus propias manos, palabras en cartas dedicadas a sus nietos, esposos o hijos”.

A través del Yo, sí puedo unos 26 mil 150 argentinos han sido alfabetizados desde su aplicación en 2003, y hoy el programa se está implementando en 18 de las 24 provincias de Argentina, desde la norteña Misiones hasta la antártica Tierra del Fuego.