La Intersindical asegura que “siempre que hay una convocatoria al diálogo es para evitar que se profundicen las medidas”

Se preparan para la reunión con el gobierno y aseguran que “si habría voluntad política ya lo tendrían que haber solucionado” sus planteos

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el Secretario Gremial de ATE Jujuy, Matías Brizuela se refirió a la convocatoria realizada por el ejecutivo para la reunión de mañana donde esperan tener respuestas concretas a los planteos de desprecarización y de recomposición salarial.

Aunque aseguró que esta es una estrategia del gobierno de Fellner ya que “siempre que hay una convocatoria al diálogo es para evitar que se profundicen las medidas”.

Matías Brizuela manifestó que “las expectativas que tenemos es que se dé respuestas a todos los compañeros, que haya avances y soluciones para los trabajadores en el tema de la desprecarización ya que en los municipios esto se hace imposible, y mientras tanto miles de compañeros siguen en la misma situación, en una situación precaria”.

Mencionó que “nos gustaría saber cuáles serán los parámetros para resolver esto y en el tema salarial también queremos soluciones porque sabemos que la provincia recibió un porcentaje mayor este año de coparticipación que no llegó al bolsillo del trabajador en su totalidad como lo manifestaron”.

“Esperaremos hasta la reunión y ver qué solución nos dan y convocaremos a un plenario de trabajadores para ver como se resuelve la problemática o si se deciden que profundicemos las medias de fuerza”, sostuvo.

JUJUY AL DÍA® consultó al Secretario Gremial de ATE Jujuy si observa que hay y habrá en la reunión voluntad de parte del gobierno de Fellner para dar solución al conflicto, Brizuela respondió que “nosotros estamos tratando de resolver la situación en distintos Ministerios y en la Dirección de Personal, queremos ver cómo podríamos destrabar esta situación, no queremos ser pesimistas en decir que no se puede cuando si hay una posibilidad de resolver y sería sin mentiras, sin chicanas, sin aprietes a los trabajadores que están postergados en el tiempo, con más de 15 años en una situación precaria en la provincia y en los municipios”.

Afirmó que “si habría voluntad política ya lo tendrían que haber solucionado, no es mucha plata el pase a planta, para un compañero contratado que está en categoría 1 no significa plata pasarlo a planta permanente, eso es una decisión política que se debe adoptar, y no estaría lejos del alcance del gobierno resolver esta problemática”.

Indicó que la intención del gobierno “siempre que hay una convocatoria la diálogo es para evitar que se profundicen las medidas pero tenemos la experiencia que en reuniones pasadas fuimos con esas expectativas y debimos salir anunciando un lamentable paro de 96 horas”, concluyó.