Mujer y su hijo asesinados en Jujuy: para los familiares el responsable de los homicidios es el gendarme y piden celeridad a la justicia

Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Desiderio Cari, padre de Leticia Judith Cari y abuelo de Thiago Paveliche, asesinados el 11 de diciembre del 2011 en Palpalá, aseguran que el autor del cruento crimen es el Gendarme y esposo de la víctima, Humberto Sebastián Paveliche, a quien calificaron como una persona sumamente violenta. Además expresó su disconformidad en el desarrollo de la investigación y teme que desde Gendarmería se haya intentado tapar algo de lo acontecido aquel domingo de diciembre.

En una entrevista con el diario JUJUY AL DÍA®, Desiderio Cari expresó que “como se sabe ha sido detenido este hombre pero no hay más que eso, la justicia está trabajado con indicios pero según nuestros abogados no hay más que esto”.

Humberto Sebastián Paveliche se encuentra detenido en nuestra provincia imputado de los delitos de “homicidio calificado por el vínculo, por violencia de género y con el propósito de causar sufrimiento a la víctima; y homicidio calificado por el vínculo”.

Desiderio Cari manifestó que “lo que pasa que todos los acontecimiento que sucedieron en ese tiempo de los asesinatos apuntan a él (Paveliche), porque este hombre le dio una feroz golpiza en Buenos Aires a mi hija cuando trabajaba allá en Gendarmería, y mi hija se escapó y se vino con su hijo. Acá se hizo la denuncia, ella vino con su madre a la Central donde se hizo el examen médico y demostró que estaba muy golpeada, maltratada, dejando estos antecedentes”.

“Luego, a los dos días, un domingo, su madre la encontró asesinada con su hijo. Al nene lo metieron en su bañera y lo ahogaron; y a Leticia la cortaron por todas partes, en sus brazos, en sus piernas, en el cuello y la encontraron con un cuchillo clavado en su estómago”, relató el hombre.

Agregó “fuimos a buscarlo a este sujeto en Gendarmería para que le avisen y lo busquen pero en Gendarmería nos decían que no lo encontraban, que no sabían dónde estaba, que no podían comunicarse con él, algo que nosotros entendemos que Gendarmería tiene comunicación y puede llamar donde sea, por eso pensamos que todo apunta a que hay algo que, no sé si la fuerza misma, se está ocultando, no sé cuál es la cuestión, pero después, alrededor de las 2 de la mañana recién llamó a su suegra desde un celular diciendo que estaba en Buenos Aires y que ya venía, a las dos horas decía que estaba en Córdoba y que se volvía a Buenos Aires, se contradijo en todos sus dichos”.

Para Cari “él es en un 100% culpable, no hay otro, porque mi hija no andaba con otra persona, era una persona de diez, así la hemos educado, era una persona de bien”.

Consultado sobre si su hija, antes de ser asesinada, era víctima de violencia y ataques, mencionó que “sí, se sabía que él era violento con ella, pero ella callaba todo. Cuando venía y estaba en la casa de la madre había discusiones y siempre con maltratos hacia ella, incluso en presencia de la suegra, se sabía que él era una persona muy violenta pero jamás podríamos imaginar que se iba a llegar a esto”.

“Él fue el que hizo todo esto a Leticia y a su hijo. Dos años tenía, aun no puedo entender lo que pasó”, sostuvo.

Sobre el desempeño de la justicia en la investigación, Desiderio Cari manifestó que “lo único por lo que estamos esperanzado es con la detención de este hombre, porque conformes no, ya que hubo muchas anormalidad con el Fiscal, porque el señor fiscal cuando fue a hacer la primera pericia dijo que era un suicidio pero después cuando se trajo el cuerpo para la autopsia se dio con que era un homicidio, pero por cómo estaba maltratada no puede pensarse que una persona se iba a cortar por todos lados y después decir ‘me voy a clavar un cuchillo en el estómago’, no coincidía en nada”.

Añadió que “encima se borraron esa noche muchas pruebas del lugar del hecho y por esos se tardó tanto, porque las principales pruebas se borraron, y eso es responsabilidad pura y exclusiva del señor Fiscal, y el deberá seguir trabajando en esto para esclarecerlo, porque si no se esclarece el culpable sería él”.

“Lo único que le pido a la justicia es que siga trabajando, porque este hombre debe pagar lo que ha hecho y vivir tras las rejas el resto de su vida porque no puede vivir la vida tranquilo porque mi hija y mi nietito están bajo tierra. Él no puede vivir alegremente y disfrutar de la vida, es lo que le pido, le exijo a la justicia, que tome este caso con seriedad y que lo condenen como corresponde”, expresó Cari.