En adhesión a Ley nacional 26.396: Proponen acciones para tratar los trastornos alimentarios

Jujuy al día® – La diputada Patricia Armella (PJ) presento un proyecto de Ley para que la Provincia se adhiera a la Ley nacional 26.396, de trastornos alimentarios y que se disponga dentro del Sistema de Salud Pública Provincial, del Instituto de Seguros de Jujuy y de todas las obras sociales y prepagas que presten servicio dentro del ámbito provincial las normativas para la atención de las mismas.

La legisladora tuvo en cuenta para la realización del proyecto que un importante porcentaje de nuestra población enfrenta problemas de sobrepeso, mientras que otro grupo sufre trastornos alimentarios. Estas graves patologías, que no son otras que la obesidad, la bulimia y la anorexia, van en aumento y todos los días se registran nuevos casos, no solo en la Argentina sino también en gran parte de los países del mundo.

“Es muy importante la prevención y control de los trastornos alimentarios, explico Armella, y hay que trabajar también en la investigación de los agentes causales, como el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades vinculadas, asistencia integral y rehabilitación, incluyendo la de sus patologías derivadas, y las medidas tendientes a evitar su propagación”.

Debe entenderse por trastornos alimentarios a la obesidad, a la bulimia y a la anorexia nerviosa, relacionadas con inadecuadas formas de ingesta alimenticia.

La ley 26396 sancionada el 13 de agosto de 2.008 y publicada en el Boletín Oficial el 3 de septiembre de 2.008, declara de interés nacional la prevención y control de los trastornos alimentarios, y aborda la problemática en su conjunto: desde la prevención hasta el tratamiento y desde la educación hasta la actuación de los profesionales.

Además de incluir el tratamiento de las enfermedades, la norma establece la responsabilidad del Estado de realizar campañas de información y tareas de prevención y control sobre los trastornos alimentarios. En ese sentido, define cuáles patologías deben ser entendidas como trastornos alimentarios y, por lo tanto, quedarán comprendidos en las coberturas médicas de las obras sociales y empresas de medicina prepaga. Es en este punto que se incluye la bulimia y la anorexia, que son dos patologías con alta incidencia en la población adolescente, especialmente en las mujeres, causando un alto riesgo clínico, produciendo un marcado deterioro psicofísico, que en muchos casos conduce a la muerte de quienes las padecen.