“El Jujuy tranquilo, pacífico, hace muchos años que ya no se ve”

Romero Crusellas 02-09-14Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, Darío Romero Crusellas, titular de la Coordinación Provincial de Salud Mental del Ministerio de Salud, se refirió de esta manera a los crecientes índice de violencia que se viven día a día en Jujuy, en particular la violencia entre pares y analizó los factores que pueden incidir en esto.

Acerca del incremento en los niveles de violencia que se palpan en nuestra sociedad, Darío Romero Crusellas manifestó en una entrevista con el diario JUJUY AL DÍA® que “Jujuy no está separado de las características que pueden tener otras provincias. El Jujuy tranquilo, pacífico, hace muchos años que ya no se ve. En la evolución de las sociedades como la nuestra se ve que sus características se van mimetizando con las culturas generales. Los medios, la información, por ejemplo. Antes conocíamos muy poco de Tucumán o de otras provincias del sur, pero hoy con la televisión, con los medios electrónicos, hay una sobreinformación, o sea que nos vestimos igual, pensamos igual, se bebe y se divierte igual, como también se delinque igual”.

Explicó que “son muchos los factores, nunca hay una sola causa, ya que si la hubiera se la combatiría, pero lo que hay que pensar es que los valores de hace 50 años hoy ya no son los mismos, son otros valores que podríamos decir que podrían ser contravalores, disvalores, porque si uno habla con una persona de más de 60 años dicen ‘nosotros nos divertíamos pero no nos alcoholizamos de la manera que lo hace un chico de 12 o 13 años hoy, o como una niña que termina en coma en la guardia de un hospital’. Había peleas, diferencias, no vivíamos en una sociedad ideal pero tampoco en la forma en que hoy ha tomado importancia el delito”.

Mencionó que “han cambiado ciertas pautas culturales, y sobre todo ciertos parámetros como los padres, los maestros, las fuerzas policiales que no tienen hoy la presencia que tenían hace 50 o 60 años. Hoy el chico se diferencia de los adultos con ese supuesto saber de la electrónica y consideran que los padres son ignorantes y creen que el mundo es de ellos nada más, que los demás no sabemos nada, pero vemos que lamentablemente esa energía del saber y esa independencia que le da, los ha llevado a enfermarse, al alcoholismo, a embarazos no deseados, abortos, muerte, accidentologías, hoy se nos mueren muchos chicos jujeños por accidentologías, hoy en las estadísticas de la salud pública las enfermedades no transmisibles han superado a las transmisibles”.

“Podemos tener un caso de dengue y puede ser noticia, pero es uno. Cuántos chicos están en delitos, en el alcoholismo, o con drogas, o abortos, o con suicidios”, cuestionó.

JUJUY AL DÍA® consultó al titular de la Coordinación Provincial de Salud Mental del Ministerio de Salud cuál es la responsabilidad de las políticas públicas en esta situación, y aseguró que “es todo, porque las políticas públicas responden a la cultura pública. Quizás hemos sido muy cómodos en dejar esto en manos de otros pensando que era lo mejor”.

Comentó que “hoy la mamá sale a trabajar y quizás más que el papá, están pocas horas y están cansados, y los hijos tienen muchas actividades que no comparten. No hay mesas porque está metido el televisor constantemente, si en una mesa de adultos y menores están todos con los celulares que hoy parece ser más importante que compartir un plato de comida, los chicos están en otra parte, y a veces también los padres”.

“Esto se ve en los deportes populares que convierten normas distintas de hace 20 años por la violencia, donde ya no solo el hincha sino también el directivo, y lo vemos en la calle, en los automóviles, estamos como hipersensibilizados en que el otro, el par, es mi enemigo y me va a hacer daño y posiblemente la gente se defiende, y puede que haya una exageración de ese derecho y como toda exageración no sirve”, concluyó el especialista.