Desde la Cámara del Tabaco de Jujuy aseguran que debe ser más agresivo el control del Estado sobre el contrabando y la falsificación de cigarrillos

pascuttiniJujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el Presidente de la Cámara del Tabaco de Jujuy, Pedro Pascuttini se refirió al impacto que tiene en el sector el contrabando y la falsificación de cigarrillos, ya que según las cifras que manejan “sabemos que están entre 12 y 15% la marginalidad”.

Además se refirió a la actualidad del sector tabacalero jujeño y al proyecto de ley presentado por diputados del PRO, el cual tiene la intencionalidad de incrementar el porcentaje del fondo de acción social del 7 al 21%, con el cual habría “una disminución grosera de los recursos que vienen a los productores

Respecto al impacto del contrabando y falsificación de cigarrillos al sector, Pedro Pascuttini manifestó que “todo lo que es contrabando, marginalidad, falsificación y lo que pueda estar en un mercado que no es el legal trae serios problemas y dificultades para el Estado porque este no tiene ingresos por cuestiones impositivas y para los productores tabacaleros porque no pueden contar con esos recursos del Fondo Especial del Tabaco (FET)”.

Expresó que “esos son productos que no tienen la elaboración, el cuidado, la adecuación de todas las condiciones que marca la Organización Mundial de la Salud, respecto a los agroquímicos y a los elementos que se deben poner en una planta pensando siempre en que estén dentro de ese marco, por lo que esta situación trae fuertes problemas”.

En relación al impacto económico y a la cantidad de esos productos ilegales que circulan, el titular de la Cámara del Tabaco de Jujuy, expresó que “hablamos de un 20% de lo que es la producción en sí, pero también hablando en materia industrial y de aportes al fisco claro que perjudica”.

Acerca de la cantidad mencionó que “específicamente de la provincia no tenemos una estadísticas pero sabemos que está entre 12 y 15% la marginalidad que tenemos en cuanto al contrabando que ingresan por distintos medios y de países limítrofes”, sostuvo.

Indicó que “esto se corrige pensando en un fuerte ordenamiento legal, una fuerte determinación del Estado con los instrumentos que tenga para que eso pueda disminuir y de esa forma bajar ese índice y porcentajes tan altos de marginalidad que hoy están seriamente afectando a todos”.

En este sentido, JUJUY AL DÍA® consultó al titular de la Cámara del Tabaco de Jujuy si considera que el Estado hace lo suficiente para combatir la importante marginalidad que hay y afecta al sector, Pascuttini respondió que “creo que el combate debe ser más agresivo, si bien lo están haciendo y es difícil en cuanto a todos los recursos con los que debe contar el Estado, por lo que creo que deben ser más profundos para que pueda atenuarse y bajar el índice del delito de este contrabando”, aseguró.

En otro tramo de la nota con JUJUY AL DÍA®, Pedro Pascuttini se refirió al proyecto impulsado por el PRO para aumentar el porcentaje del Fondo de Acción Social, manifestó que “evidentemente nos oponemos al incremento del porcentaje de Fondo de Acción Social del 7 al 21% porque ahí se daría una disminución grosera de los recursos que viene a los productores”.

Mencionó “en todo lo que hace a la cuestión de los impuestos en cuanto a la carga de impuesto internos que pueden realizar evidentemente siempre tenemos esto, lo que puede hacer a la venta de cigarrillo y la venta puede bajar, pero también hemos sido muy claros en decir que cuando nos tocó propiciar, apoyar e impulsar la ley nacional de salud fue la Cámara del Tabaco de Jujuy pionera en eso”.

“El concepto de salud tiene un lugar muy importante en nuestra escala de valores, entendemos que es lo que debemos priorizar pero también está, al lado la escala de valores, el trabajo. Lo que hacemos es una actividad con una fuerte mano de obra, intensiva, totalmente artesanal que da mucha vida a los productores porque les permite tener trabajo, mano de obra y con eso le permite tener sustento de vida no solo para los que trabajan sino también para sus hijos y lo que dependen de eso. Por eso marcamos nuestra oposición a ese incremento porque son menos recursos los que vienen a los productores de la provincia”, sostuvo.

Mencionó que “todo lo que sea una disminución en los fondos del FET, ocasiona serios y graves problemas económicos a los productores y con ello significa menos mano de obra, menos producción, menos superficie, menos circuito económico y social en el desarrollo de la provincia”.

Pedro Pascuttini comentó cual es el presente del sector tabacalero de Jujuy, manifestando que “ya estamos en pleno trasplante en los potreros con todas las fuerzas y expectativas que este año sea mejor que el otro a pesar de todas las vicisitudes que tuvimos no solo desde el punto de vista de afrontar una realidad económica que ha sido difícil el año pasado sino también con situaciones agronómicas y climáticas difíciles de soportar, pero de la que el productor jujeño pudo salir”.

Comentó “más allá de esto hoy está claro que tenemos dificultades en el sentido de la producción, en los costos en la ecuación ingreso- egreso. Son temas que día a día venimos haciendo gestiones para poder tener mejores políticas de economía regional que nos lleven a una mejor condición”.

También el titular de la Cámara del Tabaco de Jujuy se refirió a la situación en torno al Fondo Especial del Tabaco, expresó “el año pasado se pudo traer todos los recursos que acabadamente le correspondían a Jujuy en función del valor de la producción y el porcentaje que ha sido la producción nacional, lo que ha sido bueno porque se pudo traer después de muchos años esto con la exactitud que corresponde”.

Indicó que este 2014 “esta es la forma en la que empezamos temprano este el año haciendo todas las gestiones presentado los programas y hoy por hoy es una de las dificultades que tenemos, siempre pasando por esa burocracia administrativa en la cual debemos enfrentar a la autoridad de aplicación en cuanto a la demora y esos retrasos producen dificultades en cuanto a la producción del tabaco que debe hacerse en un momento determinado, en tiempo y forma, y de acuerdo a todas las condiciones que nos auto exigimos para tener un producto con fuerte rendimiento y una calidad inmejorable”.