Mollón: “Es necesario saber cuáles son los boliches habilitados en la capital”

Jujuy al día® – Luego de escuchar a vecinos, instituciones, empresarios de actividades nocturnas, referentes del transporte, comerciantes, entre otros. La Concejal Alejandra Mollón presentó un Pedido de Informe respecto de los negocios habilitados como locales bailables, ya que, según la referente de LyDER, este es un paso necesario para garantizarle seguridad y tranquilidad a toda la comunidad

“Existen numerosas denuncias de vecinos en distintos barrios de la ciudad por el funcionamiento clandestino de locales bailables, peñas y otros destinos en contravención a la Ordenanza 5973/2010. Esta situación viene dándose hace ya varios años, donde locales sin la habilitación correspondiente funcionan como locales bailables o peñas.”, advirtió.

Según Mollón: “Estos espacios, más allá de la clandestinidad, son lugares que ponen en serio riesgo a las personas que concurren, ya que, al no estar debidamente habilitados no existe control sobre la normativa de seguridad y venta de alcohol y otras sustancias. Además la clandestinidad afecta las arcas municipales, ya que sin habilitación, estos locales no existen impositivamente, por ende, no tributan como corresponde, violando el principio de igualdad ante la ley en desmedro de aquellos que sí sostienen su actividad en forma legal.”

“Los locales clandestinos también son mencionados como fuente de contaminación sonora permanente, sin el debido tratamiento acústico, sumando a esto las molestias ocasionadas por la concentración de vehículos y personas circulando en lugares no autorizados. En consecuencia, si la seguridad es un tema transversal a todos los niveles de gobierno, es responsabilidad de este municipio relevar los lugares en esta condición, promover su regularización o cierre definitivo en los casos que se estime conveniente.”, destacó la Edil.

Finalmente Mollón reflexionó: “Es necesario saber cuáles son los boliches habilitados en la capital pero no debemos focalizar solamente la atención en ese punto, desde LyDER tenemos plena conciencia que el circuito de los jóvenes es muy amplio y comienza desde la famosa “previa”, en la que toman bebidas alcohólicas, compradas fuera del horario permitido, hasta la culminación en “afters”; esto exige, desde nuestro lugar, mayor rigor en los controles, pero también requiere del compromiso de los vecinos, que lejos de naturalizar ésta realidad, deben denunciar al comerciante inescrupuloso que vende fuera del horario y alertar sobre los espacios con actividades nocturnas que alteran el orden en la zona”