El paro nacional contra el gobierno tuvo un elevado acatamiento en Jujuy

parada sin colectivosJujuy al día® – En la jornada de ayer en todo el territorio nacional se llevó adelante el paro nacional convocado por la CGT de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, que contó con la adhesión de la CTA de Pablo Micheli, el cual tuvo un alto acatamiento. En Jujuy, el paro fue prácticamente total.

A pesar de los intentos de minimizar la medida por parte de los funcionarios del gobierno nacional, en nuestra provincia, más precisamente en nuestra ciudad capital, la situación era muy clara: las calles, desoladas.

En Jujuy no hubo actividad de ningún tipo en la administración pública, como tampoco hubo atención bancaria, ni en las estaciones de servicio, la mayoría de los comercios permanecieron cerrados durante la mañana, y se vieron muy pocas personas transitando las calles, esto influenciado por la decisión de los choferes de no salir a trabajar luego que algunos colectivos fueran apedreados.

En las escuelas de la provincia, a pesar que no adherían a las medidas de fuerza, sintieron fuertemente sus efectos ya que el ausentismo fue muy alto.

En la provincia se registraron 2 cortes en el marco del paro nacional realizados por trabajadores del sindicato de camioneros, y todos se dieron en el interior de la provincia, uno de ellos fue en ruta 34, en el acceso sur a la ciudad de San Pedro de Jujuy y el segundo sobre ruta 66, a la altura de la Aduana en la ciudad de Palpalá.

El dato a resaltar fue que el sistema de transporte urbano de pasajeros no circuló en nuestra ciudad, lo que sorprendió a la mayoría de la población que no pudo llegar a sus trabajos, o alumnos que no pudieron concurrir a los colegios.

Si bien la decisión de no poner las unidades en las calles no fue por una adhesión a la medida de fuerza, la misma se debió a que en la madrugada de ayer, cuando las primeras unidades salían a circulación, fueron atacadas a pedradas, y por razones de seguridad los empresarios decidieron resguardar a los vehículos y a su personal.

Cabe señalar que la mayoría de los edificios y reparticiones públicas estaban fuertemente custodiadas por personal policial.