Economista jujeño asegura que las últimas medidas del gobierno de CFK para fomentar el empleo “son solo paliativos”

Ljungberg 02-04-14Jujuy al día® – En una entrevista con nuestro medio, el reconocido economista jujeño, Juan Ljungberg, opinó acerca de los últimos anuncios del gobierno nacional acerca del lanzamiento de Pro.Emple.AR, y aseguró que si dieron estos anuncios es “porque la situación existe”.

Indicó que esta crisis del empleo en Argentina tiene como causa principal el excesivo aumento del gasto público, el cual ha provocado un gran déficit fiscal en nuestro país, debido al enorme déficit energético, producto de erróneas policías gubernamentales.

Respecto a la complicada situación laboral que vive Argentina, y las medidas del gobierno nacional, Juan Ljungberg manifestó que “el gobierno anunció medidas para morigerar esta situación, evidentemente porque la situación existe porque si no, no se las tomaría, pero son solo paliativos, son paños fríos para un enfermo que le subió la temperatura, a quien le ponemos estos paños fríos para que le baje la fiebre, algo que está bien, que hace falta para que no empeore, pero hay que buscar la causa y combatirla”.

Mencionó que “acá la causa es el exceso de gasto público que provoca el déficit fiscal, esa es la causa última y final, y eso se debe al enorme déficit energético que tenemos fruto de una equivocada, errónea y fracasada política energética de los últimos 12 años, y además esto no tiene una solución inmediata porque no se soluciona con solo cambiar hoy la política, van a tener que pasar varios años para que empecemos a mejorar”.

“Con lo cual la situación es complicada en la prospectiva porque las soluciones no aparecen por más que se tomen las medidas adecuadas, no aparecen inmediatamente. Por ende tenemos por delante un buen periodo de tiempo de ajuste, aunque acá dicen que no se quiere hacer ajustes pero cuando a la gente les suben los precios más que sus salarios, los están ajustando”.

Afirmó que “la inflación es el principal instrumento de ajuste y además es indiscriminado porque le pega a todo el mundo, le pega más al que gasta la totalidad de sus ingresos en elementos de supervivencia como comida, transporte, vestimenta, y también el que puede ahorrar ahorra un poco menos, quizás a ese hoy le preocupa menos”, concluyó.