Conmovedor caso: la obligaron a entregar a su hijo recién nacido y 20 años después regresó a buscarlo

jujeña busca hijoJujuy al día® – Una jujeña llegó a la provincia para intentar dar con el hijo que debió entregar por obligación en el año 1994.

Elba Judith Masa es una mujer jujeña que llegó a San Juan en busca del hijo que debió entregar minutos después de su nacimiento, por obligación. Dijo que hoy no tiene miedo y por eso busca al joven que tiene 20 años.

Nacida en Jujuy, a los 13 años es obligada por su madre a viajar a tierras cuyanas. Allí la sometió a brutales maltratos y dio en adopción al bebé que tuvo en edad de niña, sin su consentimiento.

Tras una vida conflictiva, Elba se decidió a abandonar los miedos y volver a San Juan: “Sólo busco al bebé que arrebataron de mis brazos sin consultarme, por eso quiero que se conozca mi historia y todo lo que sufrí”, dijo.

La dramática historia

Elba Judith Masa y su hermano fueron criados en San Salvador de Jujuy por su abuela, a quien la creían su madre. Sin embargo, cuando tenía 9 años apareció Liliana del Valle Cuellar de Masa, su verdadera mamá, quien los empezó a llevar a su casa, donde vivía con un militar. Según relató al mencionado matutino, ya desde entonces, los sometía a malos tratos y golpes e incluso la obligaba a robar.

Al poco tiempo, decidió quedarse viviendo sola con su abuela y comenzó a trabajar de niñera. Pero fue abusada por el padre de la niña que cuidaba y a partir de allí empezó a cambiar.“Cumplí mis 13 años, empecé la secundaria, primer año pero lo que menos hacia era ir a la escuela. Solo quería estar en las esquinas, tomar bebidas alcohólicas, fumaba, andaba perdida”, recordó.

Fue en esta época cuando conoció a Marcos Rubén Posadas, con quien empezó una relación y llegó a estar muy enamorada. “Con el tiempo quedé embarazada. Él no lo dudó, se hizo cargo de una. Habló con mi abuela, me llevó a vivir a casa de sus padres en San Pedro de Jujuy”, continuó su relato y agregó: “me sentía feliz, no sentía mi corta edad, me sentía grande”.

Sin embargo, una nueva llegada de su madre volvió a alternar sus planes. Tras enterarse de su embarazo, la obligó a subir a un colectivo rumbo a San Juan, donde vivía con su pareja. “No le pude avisar a mi pareja, a nadie, que me llevaban. Tenía proyectos, iba a terminar la secundaria y mis suegros iban a cuidar de mi bebé. Ya tenía mi futuro bien armado”, recordó.

Según relató, la mantuvo encerrada durante tres meses en la casa donde vivían en Marquesado, hasta que luego de dar a luz le arrebató de las manos a su bebe para entregárselo a una enfermera del Hospital Rawson.

Bajo amenazas, siguió viviendo al menos un año más con su madre y su padrastro, quienes la obligaban a hacer las tareas domésticas, además de continuar con los golpes y torturas.

Tras varios intentos de escaparse, ambas acuden un día a la Comisaria del Menor en donde Liliana dejó constancia que no la podía criar por lo que fue derivada a Protección al Menor, en el Instituto San Juan Eudes.

“Allí estuve un mes y me trasladaron a un pequeño hogar en donde estudié mi secundaria en el colegio Nuestra Señora de Luján. Ahí me recibí, terminé la  secundaria” dijo y agregó “en esos 5 años jamás conté mi historia porque una de las cosas que me dijo Liliana es que el día que yo hable de todo eso, es que iba a ser mal vista, que nadie me iba a creer”. “Con el tiempo de a poco me sacaron datos porque cuando la buscaron a Liliana, ella ya no existía en San Juan”, añadió.

“Pasaron 5 años hasta que me case. Y ahí mi marido me dio la idea de buscarlo y yo le dije que no porque ya tenía 8 años y seguramente ya tenía a su mamá y no quería arruinarle la vida”, contó.

Sin embargo, tras varios años cambió de parecer: “hoy lo busco porque él ya es grande y yo me siento fuerte. No le temo a nadie”.

La mujer actualmente vive en La Rioja. Es peluquera, pertenece a un grupo scout continúa casada y tiene otros tres hijos. Si encuentra a Gonzalo solo espera que “me sepa escuchar primero, que no me juzgue”. Sin embargo, asume que “trato de no pensar en nada, sólo esperar”.

En caso de contar con alguna información se puede contactar a Elba al teléfono 3804-587623 o 3804-582796 (La Rioja) o vía mail: judithmasa5@gmail.com.

Fuente: http://www.tiempodesanjuan.com/notas/2014/8/12/obligaron-entregar-hijo-recien-nacido-anos-despues-regreso-buscarlo-62715.asp