La provincia suscribió la prórroga del convenio de desendeudamiento por el tercer trimestre

Jujuy al día® – Cumpliendo con todos los requisitos pautados por Nación para la reestructuración de deuda pública, la provincia suscribió nuevamente el convenio correspondiente al tercer trimestre del año, tal como en los anteriores acuerdos de diciembre y abril. Los beneficios de la reprogramación no consisten en la liberación de recursos sino en la reducción de la necesidad de financiamiento hasta el tercer trimestre.

Con esta gestión, se lograron reestructurar deudas originadas en el Programa Federal de Desendeudamiento y Asistencia Financiera. Por tanto, el Ministro de Hacienda de Jujuy, Ricardo Pierazzoli, manifestó que con este acuerdo “las cuentas de la provincia se ven aliviadas” al tiempo que explicó que el mismo “no implica una liberación de recursos sino que responde a una reducción de la necesidad de financiamiento para cada trimestre. Es decir, se ahorran $154 millones – entre amortización e intereses – los cuales no significan la disposición inmediata de ese dinero, sino menos deuda para la provincia en este tramo”.

Es necesario remarcar que en los últimos años el Estado provincial trabajó fuertemente en desendeudarse: a finales de 2002 el stock de deuda representaba el 344% del presupuesto, mientras que a finales del ejercicio 2013 es sólo el 35% del presupuesto vigente; lo que implica una reducción significativa de la deuda, en el marco de las políticas implementadas a nivel nacional y provincial.

En este sentido, Pierazzoli puntualizó en que, para acceder a la reprogramación, “la provincia tuvo y tiene que cumplir requerimientos vinculados a la presentación periódica de información fiscal y financiera para evaluar el cumplimiento del Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal; avanzar en la elaboración de indicadores sectoriales de eficiencia del gasto público, sobre la planta de personal y datos relacionados a políticas públicas implementadas en áreas críticas como salud, educación, industria y comercio interior”. Estos requisitos han sido demandados por Nación con la finalidad de poseer mayor previsibilidad en el gasto público y entendiendo “las necesidades de proseguir con políticas públicas que ayuden a sostener los niveles de empleo, preservar las actividades productivas y financiar la asistencia requerida por los sectores sociales desprotegidos”.

Finalmente, cabe recordar que el convenio suscripto a fines del 2013 significó la reestructuración de la deuda pública provincial por las asistencias financieras desembolsadas por el Gobierno Nacional en los ejercicios 2010, 2011, 2012 y 2013, como así también por el convenio del Programa Federal de Desendeudamiento, el cual establecía una reducción de deuda del orden del 13% sobre la deuda reestructurada y cuyo beneficio acumulado al segundo trimestre de 2014, oscila en los $ 463 millones.