Del 1° al 7 de Agosto: Semana mundial de la lactancia materna

lactanciaJujuy al día® – Bajo el lema “Lactancia Materna: un triunfo para toda la vida” se llevará adelante la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, con el objetivo de destacar la importancia que tiene esta acción en los primeros años de vida del recién nacido.

La temática que enmarca a la Semana Mundial de la Lactancia Materna tiene como finalidad destacar la importancia de aumentar y mantener la protección, promoción y apoyo de la lactancia materna en la agenda mundial post 2015.

Teniendo en cuenta que la lactancia materna exclusiva y la alimentación complementaria adecuada, son intervenciones clave para mejorar la supervivencia infantil, que pueden salvar alrededor del 20% de los niños menores de cinco años, se recomienda:

Que los 6 primeros meses del niño sean de lactancia exclusiva. A partir de allí se deberán incorporar alimentos complementarios, sin dejar de lado la lactancia por 2 años o más. Además, la alimentación complementaria debe ser oportuna, nutricionalmente adecuada, segura y perceptiva en un marco de afecto, respetando la necesidad del bebé.

Hay que tener en cuenta que la leche materna es la que mayor cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales aporta para un perfecto desarrollo del bebé; ésta protege al bebé de infecciones intestinales; neumonías; bronquiolitis; colitis y otras que puedan ser de mayor gravedad. Disminuye enfermedades como asma; eczema; alergias; diabetes; enfermedades celiacas; enfermedad inflamatoria intestinal crónica; reduce el riesgo de anemia y de obesidad.

Al mismo tiempo, beneficia ampliamente a la madre puesto que la protege del cáncer de mama, ovario, de la depresión post-parto, anemia, hipertensión, osteoporosis y artritis reumática, como también de la obesidad post-parto.

Asimismo, se debe tener en cuenta que durante el embarazo la alimentación adecuada es fundamental tanto para la madre como para el bebé, a fin que este último nazca con buen peso, teniendo en cuenta que la mayor necesidad de nutrientes comienza en el cuarto mes de embarazo, periodo en que el feto aumenta rápidamente su tamaño y peso.

Bajo ninguna circunstancia la embarazada debe consumir bebidas alcohólicas, fumar o consumir medicamentes sin indicación médica, a su vez, debe evitar, en lo posible, realizar grandes esfuerzos.

El calcio es indispensable para la formación de huesos y dientes por ello, la mamá debe consumir diariamente una buena cuota de leche y alimentos derivados de ella.

Como así también es fundamental que la madre concurra a los controles médicos durante el embarazo y luego de él, para seguir recomendaciones de acuerdo a cada caso particular.