Cuando el peronismo se habla a sí mismo

Hugo Calvó 5No es lo mismo hablar de sí mismo, que a sí mismo. Lo primero permite conocer mucho de quien es el que habla. Lo segundo concede la posibilidad de reconocerse. Claro que aquí no hablamos de personas sino de agrupamientos, en particular de uno político que, en el marco de una crisis que todos avizoran, hay quienes comienzan a dar señales de cuáles son los caminos que no debieron recorrer y cuáles son los sugeridos para el futuro inmediato.

La expresión que le da título a esta columna surge de la observación de hechos recientes y, principalmente, de palabras expresadas por distintos dirigentes del PJ local en circunstancias en que la desesperación se hace carne, al menos en aquellos que quieren bien. También hay simbolismos en hechos y acciones de personas que muestran lo mismo y que nos llevará a preguntarnos, más adelante, ¿Es lo mismo peronismo sin Perón que peronismo sin peronistas?

Los hechos mencionados son, por ejemplo, la diáspora que vive el peronismo o al menos el PJ en Jujuy. También los evidentes desconocimientos entre pares que resultan en denuncias de unos sobre otros. Particularmente de los militantes y dirigentes de base hacia el funcionarato.

Las palabras usadas en distintos discurso, entrevistas periodísticas o en “casuales” charlas de café también muestran este hablarse a sí mismo. Sólo para dar un ejemplo mencionaremos alguna expresión del vicepresidente del PJ local y exgobernador de Jujuy, Eduardo Alderete. Este sostiene “soy de aquellos que creen que muchos han fracasado antes y ahora, aquellos ilusos que quisieron hacer un peronismo sin Perón ni Eva Perón”. Probablemente estas palabras tengan como fin detener a aquellos que acarician la posibilidad de buscar nuevos horizontes, más que censurar a los que ya eligieron.

Estas voces nos llevan a los símbolos y, a que otra cosa puede Alderete estar refiriéndose sino a aquello que simboliza la migraron de aquellos dirigentes que ahora forman parte de la oposición, sin dejar de ser peronistas. Es sabido que los apellidos señeros del PJ jujeño están ligados a la familia Snopek, Martiarena, Nasif, etc. También se sabe que el hijo del Ing. Snopek y el del Dr. Humberto Martiarena, como el de Nasif ahora están fuera de la estructura partidaria que los contuvo. Entonces es el momento de preguntarnos ¿Es lo mismo peronismo sin Perón que peronismo sin peronistas?.

Conmemorar a Eva Perón otro espacio para hablarse a sí mismo

El 26 de julio, fecha cara a los peronistas, en Jujuy dejó inquietantes muestras de que ya no son muchos los que entienden ese día como un necesario espacio de encuentro y reflexión. Esa fecha debiera igualar a todos, dirigentes y dirigidos, pero para eso, al menos, habría que asistir. Las ausencias fueron más notorias que las presencias. Cuando decimos ausencias nos referimos a un fenómeno que está haciéndose visible desde la distancia de la que se mire. La diáspora del PJ.

Los actos oficiales -y los otros- conmemorativos del fallecimiento de Eva Perón permitieron observar muchas cosas desde el discurso de cada uno de los que hizo uso de la palabra. Sin dar nombres, porque no interesan, se escucharon palabras sueltas como vigencia, recuerdo, honor, homenaje, sinceridad, lucha, compañero, compañera, militancia. Pero también compromiso, falta, fin, ciclo, fracaso, antes, ahora, equivocación, doctrina y por fin, peronismo. Todas estas juntas y puestas en contexto mostraron un terminal caso de desorientación ideológica de unos y una creciente crítica de otros. El caldo de cultivo del desinterés por participar puede que haya sido que los defensores del sueldo –la gran mayoría- no estuvo presente porque tampoco estuvo quien les debe pasar lista, Eduardo Fellner.

El asado de los mil no produjo el efecto deseado:

El pasado 19 de mayo Eduardo Fellner organizó el llamado asado de los mil. Allí esperaba encontrarse con mil dirigentes y proponerles –de nuevo- un camino de la mano de lo que los iguala, el peronismo. Entonces no hubo mil dirigentes pero si casi mil personas que recibieron tarjeta para comer un asado y escuchar el discurso del presidente del PJ. En su mensaje Fellner convocó a la unidad y al trabajo y, hasta ahora no consiguió ni lo uno ni lo otro, principalmente de sus funcionarios. Todos los días se les escapa la tortuga, si no fuera que los medios, al menos algunos, les marcan la cancha con temas a los que hay que atender, ni cuenta se darían. Eso es más que nada desinterés. Tontos no son.

Lo que si es necesario resaltar para que quede clarísimo es que Fellner no convocó a casi ninguno de los que estuvieron presentes ese día ya que es más fácil encontrarlos en cualquier otro espacio político que en el PJ. Tal vez esto demuestra que es posible hoy hacer peronismo sin Perón. Lo que resulta difícil demostrar es que sería posible hacer peronismo sin peronistas.

Nadie hoy duda que dentro del partido justicialista hay viscerales militantes, sobre todo dentro de la rama femenina, los que alguna vez acompañaron al Ing. Snopek o al Dr. Martiarena pero que no renunciaron ni renunciarán a su identidad peronista, el problema es que no están todos los que son, ni son todos los que están, y se nota cada vez más.

Para finalizar daremos a conocer lo que Eduardo Alderete dijo a Jujuy al día cuando se lo requirió sobre los que abandonan el barco: “Ellos tienen un límite que le marca la vigencia y el recuerdo, la obra y la doctrina de Juan Perón y Eva Perón y, seguramente, van a superar la vida biológica de aquellos que se equivocaron al interpretar lo que es el peronismo”.

Será que el sociólogo Juan Carlos Torre tiene razón cuando dice que: “Hay un peronismo permanente y otro contingente”. Y qué es eso sino una invitación a hablarse a sí mismos.

¿Rivarola 2015?

Pasacalles en las esquinas del centro de la ciudad con un lacónico mensaje anuncian “Rivarola 2015”. Bien, parece que ya habría alguien dispuesto a competir por la gobernación en 2015. Cuando decimos competir queremos decir, competir con… ¿Fellner, Barrionuevo, Jenefes? Tal vez estos pasacalles anuncian de alguna manera las razones de la publicación (en el diario que le pertenece) de una encuesta que favorecía a Gerardo Morales.

Tal vez sea una maniobra para empujar a un partido alicaído, como si presagiara algo funesto. Tal vez Rivarola sea el único que por ahora se anima a mojarle la oreja abiertamente a Fellner. Hay otros que tienen ganas y no se animan. Hay quienes le mojan la oreja y el insiste en hacerse el tonto, como si ningunear lo pudiera hacer cualquiera.

¿Será que Fellner quisiera imponer nuevamente a Barrionuevo a la gobernación y hay revuelta? ¿Será que Rivarola quiere participar de esta inteligente estrategia que la suerte política les asigna? “Hablarse a sí mismos” porque intuyen o conocen que no es lo mismo hacer peronismo sin Perón que un peronismo sin peronistas.

Quien ve mal, siempre ve algo de menos, quien oye mal, siempre oye algo de más. Friedrich Nietzsche

Lic. Hugo Rubén Calvó

Director de Jujuy al día

 

 

1 COMENTARIO

  1. Muy atinado comentario, pero cmo dice el refrán “NO HAY PEOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER”. Este efecto tiene por protagonistas a las diferentes fracciones emergentes del viejo Partido Peronista, con posiciones irreconciliables, aunque en todas sus reuniones e hallen presentes imágenes de Peron y Evita, como para remarcar su adoctrinamiento básico. Pero cuan lejos estan de converger hacia un acuerdo. Los diferentes intereses le dan matices distintos a los que componen las fracciones encontradas. Parecieran ser los trozos de una espejo roto en el que cada parte sigue dando una imágen pero nunca la imagen total y correcta. Los sucesivos fracasos de los gobiernos provinciales hacen que sus componentes se vayan tirando la culpa unos a otros, muy cambiado con la solidez monolítica que anteriormente presentaban. “Arriba Jujuy”. “Primero Jujuy”, y el “Frente para la Victoria” muestran sus falencias en cuanto sigue la Provincia postrada de realizaciones que la saquen del estancamiento que desde 30 años vienen presentando. La realización de obras que debeiern haberse verificado en los primeros años recien se vislumbran cuando se aproximan elecciones y salen a relucir obras obsoletas en su planificación y ejecución, y lo pero es que la llaman “OBRAS DE GOBIERNO”. No es solamente obra del gobierno realizar obras públicas, sino crear un sólido andamiaje que permita el desarrollo, siempre postergado, de la Provincia en su totalidad y no tomar sectorialmente una por sobre otra. LA PROVINCIA ES UNA Y UNICA no admite divisionismos regionales, pero si estudios de darle sustancia a cada una para un desarrollo parejo. Hoy, planteada como esta el divisionismo del peronismo, se puede agregar algo más
    que se puede incrementar al refran inicial “NO HAY PERORES SORDOS QUE LOS QUE NO QUIEREN OIR” y esta es la premisa que lleva como lema la actualidad, el desacuerdo de las partes.

Comments are closed.