Se bajaron los cuadros de Rectores de la UNJu ¿o no se debieron colgar?

“Cuando estamos construyendo la historia con los hechos que vivimos a diario; seguramente lo hacemos con miradas o posiciones diferentes, estas nos deben permitir dejar mejores argumento para que nos evalúen las próximas generaciones”.

José Del Frari

El día martes 24 de julio en la Sala del Consejo Superior de la UNJu se realizo el acto de entrega por parte del Ministro de Defensa Dr. Agustín Rossi, al Sr. Rector de nuestra Universidad Lic. Rodolfo Tecchi de Las Actas de la Dictadura Militar. Actas que fueron confeccionadas aleatoriamente por los diferentes secretarios generales de las tres Armas y llevan las firmas de los miembros que integraron las sucesivas juntas militares.

Estos documentos reproducen el temario abordado por los miembros de la Junta en sus reuniones formales, revelan los planes y los fundamentos ideológicos del terrorismo de Estado y las estrategias que se daban para presentarlos ante la opinión pública. No se trata de actas taquigráficas, lo que se enumera en cada una de ellas es el temario discutido en cada reunión.

Del acto participaron distintas autoridades nacionales y provinciales además de docentes, organizaciones sociales y de derechos humanos invitados especiales y una gran cantidad de medios de prensa.

Al finalizar el mismo desde distintas organizaciones de derechos humanos solicitaron que se bajaran los cuadros de dos ex Rectores. Situación que se concreto. Así fueron bajados los cuadros de los Rectores: Monseñor Germán Mallagray y del Dr. Salvador Cosentini.

A partir de esto y al no haber un comunicado oficial se dieron una serie de reacciones en la sociedad: unas a favor y otras en contra.

El haber estado presente y desde mi mirada expreso lo que viví.

Estando reunidos esperando la llegada de las autoridades entre los presentes se recordó el pedido de bajar alguno de los cuadros de Rectores que se encontraban en el salón del Consejo Superior, pedido ya realizado al actual Rector.

La solicitud se fundamenta básicamente en que estos dos rectores asumieron sus funciones designados por mecanismos que violaron normas constitucionales, siendo el procedimiento usado: “las actas, leyes y decretos del Proceso de Reorganización Nacional”.

Recordemos solo algunos de estos principios y normas:

– No hay autonomía universitaria.

– No hay gobierno tripartito.

– Libertad académica restringida.

– No hay concursos abiertos.

– La Policía permanecerá en las casas de estudio hasta que razones de seguridad así lo aconsejen.

Muy pocos medios periodísticos, reflejaron lo que ocurrió al otro día.

El miércoles durante la Asamblea Extraordinaria del Consejo Superior se procedió a retirar “los restantes cuadros”.

A raíz de lo ocurrido decidí Investigar los porque? Encontré que no existe ningún instrumento legal que justificara que los mismos estuvieran en ese lugar. Personal responsable del área me comento que al estar por inaugurarse la “nueva” sede del Consejo “alguien propuso” colgar los cuadros no existiendo instrumento legal (resolución del Rectorado o del mismo Consejo Superior), ni algún otro fundamento o pauta escrita para que: “fueran colgados todos o solo algunos”; es decir se colgaron “simplemente” porque fueron Rectores de nuestra casa de estudio. Por lo tanto, al no existir otro motivo creo que: no era necesario otro mecanismo o procedimiento legal para bajarlos.

Es válido recordar que nuestra Universidad Nacional fue creada en el año 1.973, no como algunos pretenden 1.959. Esta “nueva” fecha corresponde a la creación del: Instituto de Ciencias Económicas de Jujuy, por parte de un grupo de profesores visionarios de la Escuela Nacional de Comercio N° 1 (hoy Profesor José Antonio Casas).

Si se sigue algún “otro criterio”, también podríamos tomar el 10 de mayo de 1.943 fecha de creación de la Escuela de Minas como fecha de partida, lo digo como uno de los que siendo alumno de la Escuela de Minas en 1.973, nos hicimos presentes como estudiantes en la plaza Belgrano a la llegada del entonces Ministro de Educación Dr. Jorge Taiana (padre), portando el pedido de creación de la Universidad Nacional de Jujuy con una nota que armamos con la colaboración de nuestro profesor de Legislación Minera: Jorge David Casas (padre).

Después de esta aclaración, me parece que, no solo son pocos los años transcurridos para homenajes; sino que se debe recordar lo conflictivos a nivel político que fueron. Muchos todavía tenemos fresca la memoria, muchos de los actores aún forman parte de la comunidad de la UNJu; por lo que: homenajear a algunos: genera y seguirá generando muchas controversias. Por lo expresado sugiero: “Dejemos que el tiempo y la historia permita a las futuras generaciones reconocer o no nuestros actos”.

Prof. José Del Frari

DNI 13.121.178