Avanzan en Jujuy capacitaciones para que las mujeres puedan hacerse ellas mismas el test de VPH

examen hpvEn el marco de la Autotoma Programática que se está implementando en toda la provincia

Jujuy al día® – La estrategia consiste en dotar de conocimientos a los agentes sanitarios para que luego ofrezcan el test de VPH a aquellas mujeres que por diversos motivos no se habían realizado controles. Este examen permite que las mujeres se realicen una autotoma en sus domicilios.

Cerca de 140 agentes sanitarios de Jujuy fueron capacitados la última semana por equipos del Instituto Nacional del Cáncer y del Programa Nacional de Prevención de Cáncer Cervicouterino, dependientes del Ministerio de Salud de la Nación, en el marco de la Autotoma Programática, una estrategia que la provincia junto con la Nación están implementando en Jujuy para permitir que todas las mujeres que no tienen acceso a los centros de salud puedan realizarse ellas mismas el test de VPH.

Con el objetivo de reducir la incidencia y mortalidad por cáncer cervicouterino a partir de la incorporación del test de VPH como tamizaje primario, la cartera sanitaria nacional junto al Ministerio de Salud jujeño realizaron capacitaciones en las localidades de Ledesma y San Pedro, con las cuales ya llevan capacitados 700 agentes sanitarios para que visiten a las mujeres que tienen bajo su cobertura en sus hogares y les ofrezcan hacerte la autotoma.

Los contenidos brindados durante estos talleres de trabajo incluyen información sobre la relación existente entre el virus de papiloma humano (VPH) con al cáncer de cuello de útero; la utilidad del test de VPH en su modalidad autotoma; estrategias de comunicación para lograr un mejor vínculo con las mujeres y procedimientos a realizar para sistematizar y monitorear la estrategia.

En Argentina, un gran porcentaje de mujeres nunca participó de los programas de tamizaje que detectan a aquellas personas con mayor riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino, debido a que existen diferentes obstáculos y circunstancias que se lo impiden tales como problemas de accesibilidad al sistema de salud, o aspectos subjetivos como la vergüenza de exponer el cuerpo ante un profesional de la salud.

“La autotoma puede funcionar como facilitador del acceso al tamizaje para aquellas mujeres que tengan pudor, o miedo de realizarse la toma convencional, además de favorecer una mayor autonomía de las mujeres en relación al cuidado de su salud”, explicó al respecto Alicia Campanera, coordinadora del Programa Provincia de Prevención de Cáncer Cervicouterino de Jujuy.

En este sentido, el test de VPH tiene un potencial para disminuir las barreras de acceso al tamizaje, ya que permite que la mujer en su domicilio pueda realizarse ella misma el estudio, extrayendo una muestra de células vaginales con un cepillo.

El cáncer de cuello causado por VPH, virus que se transmite por contacto sexual, se produce cuando hay un crecimiento anormal de las células en el cuello del útero. El tiempo estimado de desarrollo de una lesión precancerosa a una lesión invasiva (cáncer) es entre 10 y 20 años, período que posibilita una alta prevención de la enfermedad.

A pesar de que existen métodos de prevención altamente efectivos y de bajo costo como el PAP (Papanicolau), el cáncer de cuello de útero es el tercer tipo de cáncer más común en las mujeres y es el cuarto tipo de tumor que más muertes causa a nivel mundial. En Argentina, es el segundo cáncer más diagnosticado, surgen 5.000 nuevos casos y 1.800 mujeres mueren por año. Afecta más a las mujeres entre 35 y 64 años.

Desde 2011, el Instituto Nacional del Cáncer (INC) lideró el Proyecto Demostración para la Incorporación del Test de VPH como tamizaje primario para reducir la incidencia y mortalidad por cáncer cervicouterino y desarrolló una estrategia de prevención basada en el test de VPH, donde la población objetivo fueron las mujeres entre 30 y 64 años que asisten a los servicios públicos de salud de la provincia de Jujuy. De esta manera, el país se convirtió en uno de los pioneros en Latinoamérica en la implementación de esta nueva tecnología que detecta la presencia de ADN de VPH de ‘alto riesgo oncogénico’ en las células del cuello del útero; lo que significa la posibilidad de controlar el desarrollo de las lesiones, incluso antes de que se produzcan.

El proyecto EMA: un antecedente

En el año 2012, para evaluar si la estrategia de la autotoma podía implementarse en la provincia de Jujuy, el INC, en conjunto con el Programa Nacional de Prevención de Cáncer Cérvicouterino, el Ministerio de Salud de la provincia de Jujuy, y la Agencia Internacional de Investigaciones en Cáncer (IARC) realizó el proyecto de investigación EMA (Evaluación de la Modalidad Autotoma). Los objetivos tuvieron que ver con evaluar su aceptabilidad por parte de las mujeres, evaluar la efectividad de la autotoma para aumentar la cobertura, y medir la sensibilidad y especificidad de la autotoma en el contexto de aplicación local. A partir de los resultados positivos y como un ejemplo del uso de evidencia científica para la toma de decisiones, se está implementa a partir del año 2014 la autotoma a nivel programático en el sistema público de salud.