Jujuy: ya próximos al dictado de sentencia, los acusados “reafirmaron el pacto de silencio”

lesa humanidad imputado cesar diazJujuy al día® – El veredicto del Tribunal Oral Federal 1 que juzga a seis imputados -dos militares y cuatro penitenciarios- por detenciones ilegales, tortura y homicidio contra siete detenidos desaparecidos, en el segundo juicio por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura cívico militar en Jujuy, se conocerá el jueves 29 de mayo. Los acusados, pese a que tuvieron oportunidad de hacer un descargo y aliviar el dolor de los familiares proporcionando información, prefirieron mantener el silencio y sostener su completa “inocencia”, aunque las pruebas que se produjeron en el juicio, al decir de los abogados querellantes, “son contundentes”

El juicio, que comenzó el 4 de septiembre del año pasado, tiene como imputados a los penitenciarios Carlos Alberto Ortiz, Orlando Ricardo Ortiz, Herminio Zárate y Mario Marcelo Gutiérrez; el sargento del Ejército Argentino César Darío Díaz y el oficial del EA Antonio Orlando Vargas, condenado a 25 años de prisión en el primer juicio.

Las víctimas sobre las cuales se busca saber la verdad y sancionar a sus verdugos son Dominga Álvarez de Scurta, Osvaldo José Garibaldi, María Alicia del Valle Ranzoni, Juana Francisca Torres Cabrera, Pedro Eduardo Torres Cabrera, Jaime Lara Torres y Jorge Turk Llapur.

De todos los desaparecidos, el único cuerpo que fue hallado, en el cementerio de Yala inhumado como NN, fue el de Álvarez de Scurta, reconocido por familiares y un empleado de la morgue del Hospital Pablo Soria, en la capital jujeña.

En la audiencia de ayer el Tribunal escuchó las “últimas palabras” de cinco de los seis imputados, quienes encomendaron su futuro a Dios, juraron no haber participado de los hechos que se les imputan y uno de ellos llegó a pedir que si es condenado, la prisión esté cercana a sus familiares. Antonio Orlando Vargas, desde la prisión de Ezeiza y por video conferencia, dijo que el número de víctimas durante la dictadura “no pasan los ocho mil hombres”, incluidas las muertes que se produjeron antes del golpe”.

Por su parte, Carlos Alberto Ortiz dijo: “Pongo mi vida al servicio del Señor”. Mario Marcelo Gutiérrez, le pidió al Tribunal que “se haga justicia”. A su turno, Herminio Zárate expresó: “quiero que sean justos en el veredicto”, mientras que César Darío Díaz manifestó: “No tengo nada que ver con esto”. El jueves de la semana que viene por la mañana, el imputado Orlando Ricardo Ortiz, tendrá la oportunidad de decir sus últimas palabras frente al Tribunal, antes de conocerse el veredicto.

Al cierre de la audiencia de ayer, María José Castillo, querellante por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, dijo que los imputados “reafirmaron el pacto de silencio. La expectativa era que hablen y digan donde están los cuerpos de los detenidos desaparecidos luego de casi 40 años, eso era”. “Se victimizaron, lo único que hicieron  algunos fue hacer referencia la religión, frente a la contundencia de las pruebas que se produjeron en el juicio”, manifestó la querellante Paula Álvarez Carrera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.