En medio de incidentes: afiliados de APUNJu exigieron la renuncia del Secretario General por irregularidades

Rivero APUNJu 12-05-14Jujuy al día® – En la tarde de ayer decenas de afiliados a la Asociación del Personal No Docente de la Universidad Nacional de Jujuy (APUNJu) se concentraron en la sede gremial para exigir la renuncia del Secretario Gremial, Javier Zapana, quien al verse acorralado por sus pares se retiró del lugar a bordo de un móvil policial.

En el medio del reclamo por las irregularidades y la quema de neumáticos en la calle se registraron incidentes, y se produjeron roturas de vidrios y muebles del sindicato.

Afortunadamente no se registraron heridos ni hubo detenidos.

Al respecto, JUJUY AL DÍA® dialogó con la vocera de los afiliados de APUNJu, Susana Rivero, quien manifestó que los motivos de la protesta son “porque el 8 de mayo salió una resolución firmada por el Secretario General, Javier Zapana y el saliente Rector, Enrique Arnau,donde se dan mayor responsabilidad a muchos cargos”, agregó que “además nos damos con que hubo una discriminación con los compañeros, el Secretario General se dio mayor responsabilidad, mas a una suma arriba de los 20 mil pesos. También nos dimos con que los cargos se lo repartieron entre ellos, cuando hay compañeros con categorías bajísimas que están a punto de jubilarse y no lo hicieron participar, es una vergüenza que entre gallos y medianoches hayan cerrado esto sabiendo que ya había un nuevo rector”.apunju

También mencionó que el reclamo se radica en que “familiares de miembros de APUNJu hicieron firmar con el saliente rector contratos de locación de servicio, algo que no nos informaron”.

Mencionó que debido a esto, el flamante Rector de la UNJu, Rodolfo Tecchi, ayer “hizo caer esas resoluciones”.

Afirmó que los afiliados solo quieren de parte del Secretario General de APUNJu “su renuncia y una explicación, y si tenemos que llegar hasta FATUN, que es el gremio nacional, lo vamos a hacer”.

Cabe señalar que hasta anoche los afiliados al gremio de no docentes universitarios se mantenían en el interior del mismo, y no se habían registrado nuevos incidentes.