Nuevos comités municipales en La Puna: La UCR llamó a construir un nuevo modelo para Jujuy

gerardo en la punaJujuy al día® – La Unión Cívica Radical, dando cumplimiento a la última reforma de su Carta Orgánica, está inaugurando Comités Municipales en toda la provincia, en un proceso de fortalecimiento de su presencia y territorialidad. El titular del Comité Provincia, Gerardo Morales, destacó que “se trata de una reforma histórica”, porque le permite al centenario partido sentar presencia en los más recónditos lugares de la geografía jujeña y abrir espacios para la gestión de soluciones a las problemáticas locales.

Pero además, los nuevos Comités Municipales tienen como objetivo “estimular el debate político y recoger aportes para construir un nuevo modelo para Jujuy y pensar el presente y el futuro, para mejorar las condiciones de vida e impulsar un desarrollo basado en las potencialidades de Jujuy, su gente, su diversidad cultural, sus recursos naturales y su belleza paisajística”.

Durante los días 15, 16 y 17 de abril, el Presidente del Comité Provincia, junto a miembros de la mesa de conducción, legisladores nacionales, provinciales y dirigentes, recorrió Coranzulí, Susques, Yavi, Barrios, El Cóndor, La Intermedia, Santa Catalina, Cieneguillas y Abra Pampa, dejando en funciones a los nuevos Comités Municipales.

Junto a Morales estuvieron el Vicepresidente del partido, Christian Amerise; los miembros de la mesa provincial María Inés Zigarán, Osvaldo Cuellar y Luciano Rivas; el diputado nacional Mario Fiad, los legisladores provinciales María Reynaga, Pablo Baca, Humberto Lopez, Alfredo Tinte, Néstor Sanabia, Freddy Morales y Julio Bravo, así como vocales municipales, dirigentes y militantes locales del radicalismo.

Morales a lo largo del recorrido por la Puna habló de la necesidad de construir un nuevo modelo productivo para Jujuy, apuntó al fortalecimiento de las economías regionales de la puna (ganadería, artesanías, agricultura) y señaló la necesidad de introducir a los beneficiarios de los planes sociales en la estructura formal de empleo.

Destacó el líder de la UCR que el nuevo modelo para Jujuy debe tener como pilares fundamentales el trabajo formal y decente y una educación pública de calidad. Ambas –resaltó- “son las claves para una verdadera inclusión social”. Puso el acento en la necesidad de un “nuevo pacto educativo” que eleve la calidad de la enseñanza, compense las desigualdades que afectan a los niños de la puna y elimine los obstáculos que actualmente impiden a los jóvenes de esa región la accesibilidad a los servicios educativos medios y superiores. Y se comprometió a reducir la brecha comunicacional y digital.

Al mismo tiempo, asumió el compromiso de gestionar un mayor acceso a los servicios de documentación, que registran una alta demanda en los pobladores de la puna. Y anunció que agilizará la implementación del régimen previsional para el trabajador rural que le permitirá a los productores ganadores y pastores acceder a una jubilación.

Gerardo Morales valoró a las comunidades aborígenes, llamó a respetar sus derechos y urgió al Gobierno a entregar las tierras a sus pobladores originarios, al tiempo que instó a revisar la institucionalidad del estado para ponerla en línea con los derechos indígenas.

De manera reiterada, exaltó “la riqueza cultural de Jujuy, su diversidad étnica, sus recursos y bellezas naturales, un patrimonio con un extraordinario potencial que debe edificar un nuevo proyecto de provincia”, dijo al tiempo que rechazó el modelo minero sobre el que el fellnerismo pretendió asentar el desarrollo de Jujuy.

Objetó el titular del radicalismo la inacción del gobierno provincial, el abandono en diversas materias, en particular en los poblados alejados y convocó a diversos actores a construir juntos un proyecto de provincia inclusiva. “Vamos a gobernar Jujuy” confió, “no será fácil, pero tenemos la obligación de intentarlo para devolver a la provincia un rumbo, para canalizar la energía de los jujeños y garantizarles un futuro con equidad, paz social, justicia, libertad y progreso”.

En Santa Catalina “Hacia un modelo productivo que potencie la ganadería de la región, sus artesanías y desarrolle la quinua orgánica”

En Santa Catalina, asumió como Presidente del Comité Municipal de la UCR, el dirigente Tomás Mamaní, en un acto donde el titular del radicalismo jujeño, Gerardo Morales, describió los puntales de un nuevo modelo de desarrollo para la región que está atravesado por la identidad cultural de sus pueblos.

“En Quebrada y Puna hay al menos 5.000 productores ganaderos y unas 350.000 cabezas de ovejas y llamas que encuentran enormes dificultades para su comercialización” describió Morales y refirió que “la Ley de Carnes que impulsó la UCR debió haber resuelto los obstáculos que existen para su faenamiento y venta, pero esto no ha sucedido”. Por eso, afirmó Morales que el radicalismo hará los esfuerzos necesarios para que la Ley de carnes que debiera permitir la comercialización con el sello de los municipios se implemente efectivamente y se generen mercados para las carnes de oveja y llama particularmente, que ahora se destinan en su mayor parte, al consumo interno.

“Debemos potenciar el mercado ganadero de la región, como también la esquila de la vicuña” dijo y reclamó la implementación de la Ley de Manejo Sustentable de la Vicuña, impulsada por la UCR, que puede generar otro nicho productivo importante para los puneños. Indicó al respecto que en Catamarca hay un modelo de aprovechamiento de la vicuña que puede constituir una referencia para la región.

“En la Puna jujeña existen más de 70.000 vicuñas en estado de silvestría, cuya lana puede aprovecharse y generar importantes recursos”, insistió Morales.

Pero además, agregó, “en la provincia sólo se produce el 15 % de la carne vacuna necesaria para el consumo, con 80 mil cabezas. El 40 % se compra a Salta y el resto a otras provincias como Córdoba y Santa Fe. Tenemos que revertir esta tendencia e incrementar la ganadería vacuna” dijo. Además, aseguró que el radicalismo considera prioritario impulsar una política de artesanías que inserte en los mercados locales las producciones artesanales de la región. Describió a propósito que el 90 % de la artesanía que se comercializa en Quebrada y Puna proviene de Bolivia y Perú y es de corte industrial” y reprochó que esto constituye un obstáculo para el crecimiento de los artesanos locales.

Por último Morales puso de relieve que otra producción que puede tener importante impacto económico en la región, es la quinua. Este cereal que se cotiza en el mercado en cerca de 200 pesos el kilogramo, tiene un alto valor proteico. Detalló Morales que “en una hectárea y media, la quinua puede generar una rentabilidad de 120.000 pesos anuales, es decir 10.000 pesos por mes”, lo que indica que puede constituirse en una excelente alternativa productiva para la región..

“Existe una diversidad de alternativas económicas y productivas, que no han sido desarrolladas porque estamos frente a un gobierno provincial que ha claudicado” observó Gerardo Morales y afirmó que la UCR trabaja en un modelo de provincia que recupere la producción; genere fuentes de empleo genuino e incluya a todos, a través de la educación y el trabajo.