Tras el premio parlamentario: Morales ratificó su compromiso con una agenda para potenciar a Jujuy, su identidad y su desarrollo

gerardo moralesJujuy al día® – “La agenda central para recuperar a Jujuy incluye como ejes prioritarios el trabajo, la producción, la educación y la cultura” expresó el senador Gerardo Morales, tras recibir por décimo año consecutivo el premio Parlamentario, en reconocimiento a su labor legislativa. Morales ratificó en ese marco su compromiso con la provincia a la que representa  y señaló que seguirá impulsando una agenda para potenciar a Jujuy, poner en valor su identidad cultural y generar mejores condiciones para su desarrollo económico y social.

El jujeño, quien preside nuevamente el Bloque de Senadores Nacionales de la UCR; ha logrado la aprobación de leyes que establecen mejoras para poblaciones, comunidades e instituciones de su provincia y ha promovido una batería de propuestas que buscan revertir las desventajas que en materia económica, social, de infraestructura y servicios presentan pueblos de Jujuy.

Morales es autor de la Ley 26891, que declaró a Jujuy Capital Nacional de la Pachamama. Morales destacó que la ley pone en valor una de las manifestaciones más significativas de los pueblos que habitan la región.

La ley de la Pachamama además oficializa el 1 de agosto como Día de la Pachamama, una fecha que desde tiempos inmemoriales convoca al tributo a la Madre Tierra y la incorpora en el calendario turístico, pero además también establece que Jujuy será sede de la Fiesta Nacional de la Pachamama.

Gerardo Morales en tal sentido anticipó que se están articulando acciones con diversos municipios para que conforme lo establece la ley, generar en agosto una serie de actividades que destaquen a Jujuy por el tributo a la Madre Tierra.

El senador Morales ha venido desarrollando una línea de trabajo destinada a efectivizar los derechos de los pueblos indígenas. Así ha promovido un proyecto que permitió finalmente concretar la prórroga de la Ley  26160 hasta el año 2017, con lo cual se destinarán nuevos fondos para concluir con el proceso de entrega de tierras a las comunidades indígenas y se suspenderán, los desalojos o cualquier otro acto administrativo o judicial que pudiera afectar la posesión territorial.

Pero además, Morales ha buscado producir condiciones diferenciales para incentivar el desarrollo económico de Jujuy. Así ha propuesto la creación de un Régimen Especial de Promoción para el desarrollo humano, económico y social del territorio de la Puna Argentina. La propuesta busca fomentar procesos de eslabonamiento productivo, mejorar la estructura económica a partir de la radicación de nuevas inversiones, vincular a las sociedades locales y estimular el arraigo, a partir de la mejora de las condiciones de vida en la región.

Otra iniciativa que también puede tener particular impacto en la puna es la reactivación del sistema ferroviario,  que permite abaratar costos de fletes y posibiltia que los productores de la región puedan ubicar sus productos en diversos mercados. El tren ayuda a reducir las asimetrías que hoy afectan particularmente a regiones aisladas como la puna jujeña.

.Por otra parte, el senador nacional Gerardo Morales presentó en la Cámara Alta un proyecto destinado a mejorar los ingresos de los trabajadores de la puna y quebrada jujeñas, donde prestan servicio en condiciones desfavorables. Así ha propuesto un suplemento por zona desfavorable para los trabajadores que desarrollen sus actividades en los departamentos de Cochinoca, Rinconada, Santa Catalina, Susques, Yavi, Humahuaca y Tilcara, Tumbaya.  El suplemento representa el “20 % del básico de las remuneraciones que perciban quienes presten servicios en relación de dependencia en el ámbito público o privado”.

Y para favorecer a las pymes de la región NOA particularmente, Morales ha presentado recientemente un proyecto para que el costo en flete que tienen las mipymes y las pymes pueda ser computado como pago a cuenta del impuesto al cheque.

Otro de los logros legislativos del senador Morales ha sido la inclusión del régimen previsional especial para el trabajador rural en el Estatuto del Peón Rural. La ley prevé la baja de la edad jubilatoria a los 57 años y establece como requisito acreditar 25 años de servicios con aportes para los trabajadores del campo. Atendiendo la alta informalidad del sector, la propuesta además incluye un sistema de reconocimiento de años trabajados y no acreditados ante ANSES, así como una moratoria para saldar los déficits de aportes provisionales.

Cabe señalar que se trata del segundo régimen especial que aprueba el Congreso por iniciativa de Morales, ya que los trabajadores de la construcción también tienen un régimen de jubilaciones especial, la ley 26.494, agregó el senador, quien la promoviera oportunamente.