Jujuy tuvo expectativas de futuro cada vez que fue gobernada por un líder natural ¿Cuándo recuperará ese rumbo?

Hugo-CalvóLo que se pretende aquí es reflexionar sobre un dato de la realidad, una percepción compartida, aparentemente, por cada vez más personas en Jujuy.

Los fenómenos sociales y políticos suelen aparecer un día, cumplen un proceso y se retiran para dar paso a otro nuevo. Estos procesos cumplen determinados roles. Una vez generar situaciones de crisis (las que normalmente ponen a la realidad en negro sobre blanco), otras de resolución. En todas las oportunidades surgen claros referentes. Éstos, según se caractericen, encabezaran situaciones desde el rol que la sociedad le otorgue.

Muchas veces de liderazgo.

Lo que debe quedar claro es que nadie está en condiciones de elegir el rol que quiere representar en una sociedad, ésta es la que elige cada vez a quien y en que rol. Puede que alguna vez estemos de acuerdo y otras no, lo cierto es que esto es cíclico. Como todo lo cíclico es susceptible de repetirse, como el día y la noche que se repiten sin cesar, los hombres también se repiten incesantemente. Éstos que son los que lideran ¿Desde donde lo hacen? ¿Qué tipo de liderazgo ejerce cada quien? ¿A Jujuy que liderazgo le conviene en esta etapa del tiempo circular que vivimos? Algunos de estos interrogantes podemos develar, otros se develaran solos, a su tiempo. Por ahora veamos desde donde es que surgen los liderazgos para poder acercarnos a una idea del “donde es que lo hacen”.

Preguntarse desde donde lo hacen es lo mismo que requerirnos ¿desde donde surgen? Según los expertos en Desarrollo Organizacional, los liderazgos tienen pocas superficies de emergencia y están muy vinculados con el tipo de liderazgo que ejercerá luego cada quien.

Según el diccionario de la RAE a liderazgo se lo define como al conjunto de habilidades que un individuo tiene para influir en la forma de ser de las personas o en un grupo de personas determinado. Para líder se refiere a una persona que manda en un grupo o asociación de personas.

Salvadas las diferencias podemos avanzar en una breve taxonomía (ordenamiento y clasificación) realizada por expertos para poder arribar al reconocimiento de la superficie de emergencia de los liderazgos, al menos los reconocibles en Jujuy.

Liderazgo tradicional: aquél que se hereda por pertenecer a un grupo familiar de élite.

Liderazgo formal: preestablecido por una organización.

Liderazgo informal: emergente en el grupo.

Liderazgo natural: el que resulta de la sobresaliente actuación en distintas circunstancias.

Liderazgo auténtico: aquel que se concentra en liderarse en primer lugar a sí mismo.

Como se puede observar, los distintos liderazgos nacen de algún lugar. Con sólo leer cada concepto nos remite a alguna experiencia provincial. Si no pasa eso, desde aquí los ayudamos con algún ejemplo.

El Partido Justicialista tuvo en las últimas décadas una cantidad de líderes naturales. El Ingeniero Carlos Snopek fue uno de ellos. También el Dr. José Humberto Martiarena. Y el Dr. Ricardo De Aparici que en su momento lideró la renovación del justicialismo en la provincia. Luego comenzaron a surgir el Dr. Roberto Domínguez y el Dr. Guillermo Snopek. Todos fueron alguna vez gobernadores de Jujuy, algunos más de una vez. Fueron, cada uno a su tiempo, claros referentes del PJ y por derecho propio y no importa aquí analizar su desempeño ni las causas de su final.

Luego de éstos, la referencia que se nos ocurre recae recién en el actual gobernador, Dr. Eduardo Fellner, el que se puede conceptualizar como referente del liderazgo informal pues este nace como emergente de un grupo de abogados de Jujuy. Luego no es fácil imaginar un nombre que pueda caracterizarse como líder pues, tras 15 años de fellnerismo, no hubo espacio ni intención de dejar aflorar o construir un liderazgo nuevo. Todo y todos estuvieron y están atados a referencias nacionales a las que, por supuesto, el PJ y sus militantes poco les importaron o importan. Es fácil darse cuenta de lo dicho pues con solo preguntar o preguntarse quién o quiénes pueden ser eventuales candidatos a gobernador en Jujuy, lo más seguro es que no surge naturalmente un nombre. A menos que se lo preguntemos a algún interesado en serlo que, sin ponerse colorado dirá, yo.

Para que el título de esta columna vaya teniendo sentido es necesario examinarlo. Dado que Jujuy tuvo expectativas de futuro cada vez que fue gobernada por un líder natural ¿Cuándo recuperará ese rumbo? y agregar a la pregunta ¿de manos de quién? Las respuestas están en manos de la sociedad, ya dijimos que es ella y nadie más la otorgadora de roles y de entre ellos están los liderazgos políticos. Lo que sí podemos hacer es un ejercicio a través del cual pueda surgir algún nombre en nuestras cabezas.

Si Jujuy tuvo alguna vez la oportunidad de contar con líderes naturales y con ellos claros referentes de la sociedad y, es por eso, que los triunfos electorales estuvieron siempre del mismo lado, del PJ. Si en este momento no encontramos que haya una situación similar, es decir, de claros referentes del PJ. Si Jujuy necesita de líderes naturales para tener futuro y el PJ no tiene hoy para ofrecerlos ¿Quien liderará Jujuy a partir del 2015? Seguramente alguien se les debe estar representando en este momento y ese justamente es quien esta detentando hoy por hoy un liderazgo natural en Jujuy.

Luego de este ejercicio que es sólo un razonamiento perfectamente rebatible por quien tenga interés de hacerlo, eso sí, siempre con algún grado de lógica cartesiana (La lucha entre la emocionalidad irracional y la lógica fría) y desinterés personal, podemos proponer que el próximo gobernador de la provincia sea alguien que además de liderazgo natural también pueda mostrar liderazgo auténtico que es nada más y nada menos aquel que pueda liderarse a sí mismo. Porque sólo una vez que se lidera la propia mente se puede liderar a los demás.

Un pequeño aporte que puede provocar escozor

Últimamente en Jujuy se pueden ver que desde el área de turismo de la provincia, a través de los medios, cualquier medio de comunicación, informan sobre propuestas de capacitación y de promoción en distintos países y distritos del país. También dan a conocer estadísticas de ocupación hotelera, las que dejan algunas dudas a quien es responsable de esta columna.

Por estos días llega a Jujuy una experta para dar una conferencia sobre “turismo de calidad” entre otros temas. También que habrá una feria en San pablo (Brasil) que se presenta como una excelente oportunidad para acrecentar los arribos de turistas de la región. Respecto de las estadísticas, claro, siempre son fabulosas y con tendencia ascendente. El tema es el siguiente: Los recursos humanos que se capacitan (cosa muy positiva). Los nuevos turistas que lleguen tras la participación en ferias Internacionales. ¿Tendrán donde trabajar los unos y donde alojarse los otros? La inquietud surge de un dato de la realidad que nos informa el cierre de tres hoteles localizados en San Salvador de Jujuy, en menos de 5 años.

Aquí entonces ya podemos razonar sobre las estadísticas que nos dan a conocer de dos maneras. Una podría ser que es cierto lo que dicen sobre la plena ocupación o el elevado nivel de ocupación, sencillamente porque hay menos camas, es decir, menos lugares que ocupar. Otra porque se miente lisa y llanamente sobre los resultados. Aquí parece que la moneda cae por el lado de la mentira o la verdad a medias, lo concreto es que parece que la estrategia discursiva lleva la delantera a la “política” de turismo de la provincia, de hecho no hubo en los últimos años más que palabras pues no se ha notado la habilidad de los funcionarios del área para atraer inversiones hoteleras de ningún calibre, como sí lo están haciendo otras provincias del NOA. Como es que termas de Río Hondo se reconvirtió de destino para jubilados en lugar de atracción para un público que requiere hoteles de cinco estrellas. Como es que en Tucumán se construyeron varios hoteles de de cinco estrellas y muchos otros de cuatro y tres estrellas. Podríamos seguir hasta el infinito dando información sobre lo que otros hicieron y hacen y todo lo que nosotros no somos capaces de hacer. Entonces escuchar al gobernador el 1º de abril en la legislatura hablando de turismo produjo también en un poco de escozor. Todo lo dicho es absolutamente verificable y se menciona con la ilusión de que a partir de estas líneas se ponga la mirada firme en un tema que a otros les ha ido muy bien, seguramente porque han hecho lo que debían hacer y no intentaron dibujar una realidad que a todas luces se observa como un manojo de intenciones.

Que se abran copas de leche nunca es una buena noticia

En los últimos tiempos se dio a conocer que se están abriendo copas de leche en distintos barrios de las distintas ciudades de la provincia. Esto que parece ser una buena noticia, no lo es. Teniendo en cuenta que los “beneficiarios” de las copas de leche son niños y ancianos que no tienen otra forma de alimentarse podemos decir que gracias a Dios que existen. Si lo pensamos, estos que son aparentemente los “beneficiarios” terminan siendo víctimas de un sistema que trata de ocultar la pobreza. Si, lo que aparenta ser una herramienta social en realidad es nada más que la forma en que algunos disimulan la indigencia y su verdadero propósito. Lograr que los indigentes lo sigan siendo para lucrar con su existencia y por ello, sostenemos que se abran copas de leche nunca es una buena noticia.

La falta de liderazgo le costó caro al oficialismo

Por último y para cerrar el tema que resulta ser el lei motiv de esta columna, el liderazgo, mencionaremos lo que para esta columna falla en la conducción de la provincia, particularmente en quien la conduce y que ya pagó un altísimo precio electoral.

Una reunión de gabinete ideal sería de evaluación para consolidar, reforzar o reencauzar planes y proyectos en vías de planificación o ejecución. Esta además cuenta necesariamente con la matriz de un proyecto de provincia.

Sabemos que una reunión de gabinete típica en Jujuy es para distribuir responsabilidades y proyectos puntuales a cada área. No hay discusiones ni evaluaciones y mucho menos lineamientos que se nutran de una idea rectora.

Lo que se puede observar es que hay una falla en el liderazgo pues, además de no ser natural y mucho menos auténtico, se convierte en un liderazgo autocrático pues el gobernador es el único en el grupo que toma las decisiones acerca del trabajo y la organización del grupo, sin tener que justificarlas en ningún momento. Los criterios de evaluación utilizados por este tipo de liderazgo no son conocidos por el resto del grupo. La comunicación es unidireccional: del líder al subordinado. Es decir que la suma del poder no le ha dado resultado hasta ahora a Fellner pues no sólo no permitió que nadie crezca, evolucione hacia un liderazgo natural, sino que dio alas a las personas equivocadas que además se equivocan continuamente pues parecen puestas allí solo para gozar de los privilegios pero sin aportes cuantificables.

Es posible que quien remplace al actual oficialismo no cometa los mismos errores pues, al menos desde aquí, se los estamos marcando.

El liderazgo es una cuestión de inteligencia, honradez, humanidad, coraje y disciplina…

 Cuando uno tiene las cinco virtudes todas juntas, cada una correspondiente a su función, entonces uno puede ser un líder.” Sun Tzu  “El arte de la guerra”

Lic. Hugo Rubén Calvó

Director de Jujuy al día

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.