En reclamo al gobierno por la inflación y mejores salarios: el paro de ayer fue masivo en Jujuy

corte terminalJujuy al día® – En nuestra provincia, como en todo el país, se vio el fortísimo impacto que  tuvo la medida nacional convocada por las CGT y la CTA, la que mostró un Jujuy practicante paralizado, pocos vehículos en las calles, escuelas casi vacías y comercios cerrados.

El efecto más marcado, e impacto más importante, se vio en el sector del transporte en nuestra provincia, con una adhesión del 100% de los trabajadores del volante, tanto de las líneas urbanas como de media y larga distancia lo que ocasionó que muy pocas personas pudieran ir a sus lugares de trabajo, o a las pocas escuelas y comercios de la zona céntrica que se encontraban abiertos.

Además, trabajadores del sector, específicamente el Secretario general de la UTA Jujuy, Eduardo Farfán, señaló a JUJUY AL DÍA® que la protesta masiva de los trabajadores, también tiene base en la inseguridad que viven día a día en Jujuy. Manifestó que “en la provincia los trabajadores de nuestro sector, ya están viviendo a diario asaltos en las líneas urbanas. Pedimos por notas al Jefe de Policía seguridad porque no queremos tener compañeros muertos”.

Si bien toda la administración pública fue afectada por la medida, en uno de los sectores que se vio también fuertemente reflejada fue en el sector salud, donde casi la totalidad de los profesionales adhirieron a la misma, respetando las actividades programadas que no podían pasarse y las guardias mínimas. Fue prácticamente nula la atención en los puestos de salud barriales.

En el sector de la educación, muchas aulas estuvieron casi vacías, y no porque los docentes se hubieran adherido a la medida sino por la falta de transporte público, consecuencia directa por la que los alumnos no pudieran asistir a clases.

En la actividad comercial, no muchos comercios cerraron sus puertas, pero si notaron una baja en las ventas, y fue por la falta de compradores, aunque consideraron que el efecto podría haber sido peor.

Por ultimo dejamos para mencionar los cortes de ruta e incidentes que se generaron en horas tempranas de ayer.

Las interrupciones de transito por la protesta se produjeron tanto en capital como en el interior, con un total de 12 cortes, y se fueron levantando paulatinamente desde el mediodía.

Ataques y destrozos innecesarios

También durante la jornada de ayer, varios colectivos de larga distancia y taxistas que quisieron trabajar fueron atacados por manifestantes, produciendo roturas de vidrios y parabrisas, hecho irracional por el que el gobierno provincial aseguró que realizarán las denuncias penales correspondientes.

Ante la magnitud de la medida, el gobierno nacional intentó minimizar sus efectos. Tal es así que el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que la misma fue un paro político, y trató de desmerecer los reclamos de los trabajadores, que según el funcionario “están desvirtuados por la realidad”.

Como conclusión podemos decir que el paro de ayer fue contundente en todos los ámbitos en nuestra provincia, y fue un aviso al gobierno nacional y provincial de lo que podría devenir si continúan con las mismas políticas económicas, salariales, sociales, y principalmente sin escuchar al sector trabajador. Los dirigentes nacionales aseguraron que si no son oídos por los funcionarios irían en el corto plazo por un paro de 36 horas.