¿Hasta cuando Fellner seguirá sosteniendo a un funcionario que le hace mal a Jujuy?

¿Cuándo miente el gobierno, cuando decía que no podía o ahora que dice poder?

El esperado paso que dio ayer el gobierno de la provincia en el marco del diferendo con los gremios estatales, tal vez, se demoró un poco. Pasaron meses de tires y aflojes para finalmente aceptar un planteamiento a todas luces legítimo.

Parece que la relación de fuerzas es cada vez más acotada para el gobierno de Fellner. ¿Pero será Fellner el  que comete los errores? Conversando con algunos ministros y otros tantos dirigentes sindicales pudimos caer en la cuenta que todo lo que los jujeños venimos pasando desde hace mucho tiempo, incluido que los chicos no hayan tenido clases hasta ahora, tiene que ver más con la torpeza que con la malsania de algunas acciones que llevara adelante el Jefe de Gabinete.

La solución al tema salarial ya estuvo en la mesa de negociaciones hace más de una semana. Es más, algún ministro estuvo a punto de presentar su renuncia a raíz de decisiones tomadas desde la soberbia por el Jefe de Gabinete. Parece que a pesar de que la solución estaba, este quiso tirar un poco más de la piola a fin de no “entregar” parte del escaso capital político que le queda a este gobierno, que esta de salida. Como siempre este personaje que seguramente –le auguramos- quedará en la historia de Jujuy como un aspirante a conspirador, eligió mal al enemigo. Un gobierno que viene de PERDER las elecciones legislativas, es decir, de deshacerse de una buena parte del capital político obtenido en 2011, no puede darse el lujo de generar situaciones de tensión social pues corre el serio riesgo de convertirse en su primera víctima.

En la calle y en los café de Jujuy fue vox populi los últimos días que desde algún sector preferían mantener el conflicto en determinada frecuencia, tanto que no afectara la gobernabilidad de Fellner, con el sólo fin de no tener que aceptar a otra persona a cargo de la primera magistratura.

Parece mentira que mientras se debatía en el marco de la más absoluta violencia social una salida al conflicto, el mencionado encontraba tiempo para intentar conspirar contra el vicegobernador. Tratando de colgarle los errores políticos del gobierno. Para ello se valió de una suerte de corte de alcahuetes, que sólo saben defender sus seis mil pesos mensuales, a fin de operar en algunos medios responsabilizando al “compañero”, alegando que todos los males de Jujuy tienen que ver con el monto de pauta publicitaria que la empresa familiar tiene asignada. También con un pedido de actualización de la misma. Como se puede ver, los “compañeros”, no dudan en entregar a nadie para tratar, torpemente, de ganar espacios, la pregunta es ¿Cuáles espacios?

Según alguna información que circulaba en Casa de Gobierno hacia el fin de la semana que pasó es que habría un fuerte planteamiento al gobernador Fellner para que revea su relación con corazón de ballena. Aseguran que muchos temas se descomprimirían si la próxima vez que lo saluden lo hicieran agitando un pañuelo con la mano.

Parece que en Jujuy todavía no nos damos cuenta de quién o quiénes son los culpables que la provincia esté inmersa en el atraso más feroz. Este régimen que lleva 15 años en el poder no pudo o no supo nunca ponerla en la senda del crecimiento. No hacen falta ejemplos pues todos aquí sabemos cuáles son los déficit y quienes los nuevos ricos.

Macartismo a la jujeña

Hace unos días una persona muy responsable y prestigiosa de Jujuy se acercó para comentarnos que hay una suerte de macartismo en la AFSCA de Jujuy. Parece que  quienes nunca pudieron definir en donde estaban parados, porque nunca estuvieron parados en ningún lado, ahora toman nota de la filiación política de las personas con las que se van a relacionar. Tal vez sea una exigencia de Sabatella, o estupidez propia, lo concreto es que antes de realizar una acción revisan listas de correo y demás y filtran aquellos que no participan del relato, cada vez menos creíble, que el gobierno nacional, provincial y algunos partidos políticos de Jujuy sostienen.

Amigos, Jorge Luis Borges escribió un ensayo llamado “Tiempo circular” en el que trata la noción de “eternidad”, es decir que da cuenta de la existencia de un tiempo infinito en un universo finito, es decir que todo termina y vuelve a comenzar. El tema es que no siempre nos toca protagonizar, a veces le toca a uno y a veces a otro. Y es allí que nace una enseñanza pues queda claro que desde la finitud es imposible atrapar lo infinito, pues es inabarcable.

A los dos actores protagónicos de esta columna se podría enmarcarlos en una sentencia del mismo Borges, escrita en 1953 en el libro Historia de la Eternidad: “Nadie pierde el pasado ni el porvenir, pues a nadie pueden quitarle lo que no tiene”

Lic. Hugo Rubén Calvó

Director de Jujuy al día

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.