Mesa debate en el Tizón con Norma Morandini: ¿Qué significa Milani para el proceso de construcción de la Democrática?

Jujuy al día® – Hoy viernes 21 de marzo, a partir de las 18:00, en el Centro Cultural Tizón se desarrollará una mesa debate con la participación de la escritora, periodista y actual senadora nacional Norma Morandini, el senador nacional y titular de la UCR jujeña, Gerardo Morales, el diputado provincial Pablo Baca y la Secretaria de Derechos Humanos de la UCR, María Inés Zigarán.

Bajo el título “Milani, el nuevo rol del Ejército y los retrocesos democráticos. Memorias contra los autoritarismos”, la actividad busca poner en cuestión algunas disrupciones producidas en el proceso de construcción democrática, como la designación de César Milani como Jefe del Ejército argentinoa, no obstante su involucramiento en violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura militar. En ese marco, los expositores reflexionarán sobre las lecciones de la memoria del terrorismo de estado, a 38 años del inicio de la dictadura cívico militar y las promesas aún incumplidas de la democracia, así como el desarrollo de prácticas autoritarias y la necesidad de combatirlas para reafirmar el nunca más a cualquier autoritarismo.

Esta actividad se concreta en el marco de un programa de actividades organizado por el Comité Provincia de la UCR, su Secretaría de DD.HH y la Juventud Radical, que incluye además un ciclo de cine, debates políticos en torno al documento elaborado por la UCR y la participación de la UCR en sendos actos en esta Capital y en Tumbaya el 24 de marzo próximo.

La UCR de Jujuy que conduce Gerardo Morales, a través de un documento que suscriben también l@s integrantes de la Secretaría de DD.HH, repudiaron la designación del Tte. Gral. César Milani como Jefe del Ejército “porque ofende la memoria histórica por su involucramiento en violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura. Pero además, porque agravia a la democracia por su presunto enriquecimiento ilícito. A 38 años del golpe decimos nunca más al terrorismo de estado y nunca más a funcionarios comprometidos con la dictadura cívico militar. Las Fuerzas Armadas de la democracia deben ser conducidas por hombres cuya conducta e idoneidad sean irreprochables y tengan un apego irrestricto al respeto a la dignidad humana, el estado de derecho y las instituciones”.

Cabe recordar que en oportunidad de su ascenso como Jefe de las fuerzas armadas, Milani expresó: “Pretendo un Ejército maduro, mirando hacia el futuro, con clara esperanza y renovadas ansias, para acompañar el Proyecto Nacional que hoy se encuentra vivo e instalado en el corazón y la mente de los argentinos”. Pero además, en Campo de Mayo, les señaló a los efectivos de inteligencia del Ejército, que están distribuidos en 36 unidades en todo el país, que deben estar comprometidos con “un proyecto nacional”.

Es decir, Milani ha modificado la neutralidad política de las Fuerzas Armadas frente a los gobiernos de turno. Y  pretende un alineamiento  con el partido de gobierno, lo cual  es un hecho sin precedentes en los últimos 30 años transcurridos desde el regreso de la democracia en 1983”.

Por ello la UCR exige “fuerzas armadas subordinadas a las autoridades constituidas democráticamente y a la Constitución Nacional” y en este marco  se explica  la “la intromisión de Milani en asuntos que le estaban reservados a la política y el despliegue territorial del Ejército con funciones que no son las que les fueron asignadas tradicionalmente. Esto, además, pone en cuestión un consenso interpartidario que fue uno de los pilares en la construcción de la democracia: la separación entre la defensa nacional, asignada a las Fuerzas Armadas y la seguridad interior reservada a las fuerzas de seguridad”. Por eso, la UCR jujeña, bajo el liderazgo de Gerardo Morales le dice “No a esta pretensión, ni un paso atrás con las conquistas alcanzadas en esta materia, repudiamos cualquier intento por afectar está clara división entre defensa y seguridad, vamos a ser custodios de ese acuerdo y evitar que el Ejército pueda involucrarse en asuntos internos, y menos aún en acciones de espionaje político, destinado a controlar a sectores de la oposición”.

“A 38 años del golpe decimos nunca más al terrorismo de estado y nunca más al autoritarismo. La memoria debe ayudarnos a recordar todo lo que nunca más podemos reeditar. Ningún argentin@ enemig@ de su compatriota, ningún orden ilegal, ningún gobierno sin republica, ninguna democracia sin diálogo y sin concertación, ninguna democracia sin justicia social, ninguna violación a los derechos humanos”.