Declaración de Perico – UCR Jujuy – marzo de 2014: Los desafíos para reconstruir a Jujuy

ucr perico1Jujuy al día® – El resultado electoral de 2013 ratificó que somos la nueva mayoría y la única alternativa de cambio en Jujuy. Como consecuencia de la expresión de la voluntad popular, la UCR y el espacio que integramos con el PS y otros partidos progresistas, ha fortalecido su estructura y crecido en representación en todo el territorio provincial.

El desafío que nos ocupa es revertir años de desgobierno de un grupo político que ha renunciado a un proyecto de progreso con crecimiento, desarrollo e inclusión y ha provocado caos y violencia.

Efectivamente, en los últimos 15 años el fellnerismo/kirchnerismo se ha agotado como modelo de poder y –al mismo tiempo-  ha provocado la pérdida de la cultura del trabajo y fomentado el enfrentamiento.

Del mismo modo, organizaciones sociales financiadas por el kirchnerismo, con un perfil autoritario, han tomado como rehenes a miles de personas a las que se las ha privado de libertades fundamentales y sustraído sus identidades políticas, obligándolas a sumarse al proyecto del oficialismo.

Así se ha profundizado un modelo de dependencia y de inclusión para la dominación.

Frente a esta situación la transformación que propone el radicalismo es un modelo de inclusión que garantice derechos, avance hacia la universalización de las políticas sociales. Hay que consolidar la Asignación Universal por Hijo a través de la sanción de una ley que asegure su vigencia.

En Jujuy existe una fractura social, provocada por la licuación de los mecanismos de protección social, la pérdida del trabajo como ordenador de la vida social y la licuación de valores compartidos que nos constituían como comunidad.

La falta de transparencia y de información pública accesible, la imposibilidad de la ciudadanía de conocer la evolución patrimonial de los funcionarios, sumada a la incompetencia en el manejo de la cosa pública de funcionarios de este gobierno son la antesala de hechos de corrupción generalizada y estructural. Hay que recuperar el potencial de los mecanismos de control público externo e interno, mejorar el rol del Tribunal de Cuentas, crear la Sindicatura y enriquecer el modelo de auditoría con mecanismos más eficaces para el control presupuestario y de gestión.

La ausencia del Estado, el vacío de poder y de políticas públicas, han hecho posible que organizaciones sociales ocupen espacios y presten servicios que son de responsabilidad indelegable del Estado.

Al mismo tiempo, se ha producido una cultura de incumplimiento de la ley y la ruptura de la convivencia. A través de la manipulación se ha garantizado impunidad a los operadores de los gobiernos nacional y provincial. Fueron Eduardo Fellner y Milagro Sala los responsables excluyentes de este proceso de degradación social e institucional.

ECONOMIA, PRODUCCION Y TRABAJO

La obcecación del gobierno nacional en desconocer los problemas estructurales de la economía argentina, sumada a la falta de política energética que nos obligó a la importación, el despilfarro producido por un capitalismo de amigos y el festival de subsidios han provocado una crisis que obligó a una devaluación. La inflación sostenida que el gobierno ocultó produjo una corrosión del salario de los trabajadores y de los que menos tienen y es un factor que profundiza la pauperización en una provincia donde el 50 % de su población está por debajo de la línea de pobreza. Y frente a esto no hay ningún programa antiinflacionario, a pesar que la UCR lo ha señalado de modo sistemático.

De esta manera, a los desaciertos económicos del gobierno, de los que busca salir con recetas ortodoxas, los terminan pagando los sectores de menores ingresos porque el ajuste es sobre los salarios. Mientras tanto el

sector financiero goza de exenciones que le permiten seguir llevándose los mayores ingresos. Hay que terminar con las exenciones a este sector que debe tributar y contribuir a esta crisis.

En materia fiscal, Jujuy tiene que exigir a la Nación los recursos que le corresponden y debe generar recursos propios. Actualmente la provincia depende en un 90% de recursos nacionales. La reducción arbitraria de los recursos coparticipables nos ponen en una situación de sujeción y de privación de oportunidades. Frente a esto, el Gobernador Fellner lo único que hizo en la última década fue aplaudir presidentes de turno. Es necesario recuperar el federalismo fiscal. El kirchnerismo es el gobierno más unitario de la historia en materia de distribución fiscal.

Por otro lado, hay que hacer federalismo hacia adentro. Constituye una vergüenza que Jujuy sea la única provincia argentina que carece de una ley de coparticipación municipal. Hay que garantizar a los municipios el acceso a los recursos necesarios para mejorar los servicios a sus comunidades. La ausencia de una ley de coparticipación, la consiguiente discrecionalidad en la distribución de los recursos, pone a las comunas en situación de precariedad, les impide planificar y tener previsibilidad en sus gestiones.

Además, el gobierno provincial no puede desentenderse de las actitudes arbitrarias de la dirigencia del Partido Justicialista y del Frente para la Victoria que avasallan las minorías parlamentarias locales del radicalismo, ejerciendo liderazgos autoritarios. Tampoco el oficialismo puede permanecer indiferente a la falta de rendición de cuentas de los intendentes y comisionados de su partido y al consiguiente desarrollo de la corrupción.

La producción y el trabajo genuino –junto con políticas sociales universales- deben ser la columna vertebral del nuevo modelo de inclusión que haga posible la movilidad social ascendente. Recuperar la cultura del trabajo es el desafío, el trabajo decente debe volver a ser la garantía de satisfacción de las necesidades materiales y simbólicas. Y una prioridad es promover programas para la inserción de los jóvenes en el mundo laboral.

Es fundamental el fortalecimiento de nuestras economías regionales y el impulso y promoción de los pequeños y medianos empresarios.

Vamos a encarar una gran reforma tributaria de carácter transformador y refundacional, orientada a bajar la presión tributaría a las Micro y PYMES, trasladando el esfuerzo a los que más tienen gravando la tierra improductiva y produciendo políticas para la distribución de la tierra garantizando el derecho de propiedad a los pequeños y medianos productores.

La matriz productiva debe ir transformándose para complementar una economía primarizada con un proceso creciente de industrialización que incorpore valor agregado, el crecimiento de la agroindustria es el gran desafío.

Para esto se requiere de inversiones y para hacerlas posibles es preciso tener una moneda sana, seguridad jurídica, calidad institucional, educación de excelencia y servicios e infraestructura de calidad.

Urge modificar la matriz de la obra pública en Jujuy y darle prioridad a obras y servicios para potenciar la producción. Hay que resolver la falta de agua para riego y consumo, la carencia de obras de saneamiento, pero además es imperioso  recuperar el Ferrocarril que ha sido y debe seguir siendo una herramienta de progreso. El PJ local celebró el levantamiento del tren que concretó el neoliberalismo rapaz de la Presidencia Menem. Esto dejó a muchos pueblos jujeños sumidos en el abandono, la pobreza y condenados a su extinción.

Hay que terminar con la actual matriz de obra pública que malgasta dineros y fomenta la corrupción y orientarla en el sentido del progreso que reclama Jujuy.

Vamos a profundizar el desarrollo del turismo con un plan de mediano y largo plazo que ponga en valor nuestra cultura y nuestros recursos naturales, paisajes y zonas geográficas.

Apoyamos la minería sustentable y seremos firmes custodios del cuidado y protección del medio ambiente. Pero nuestro modelo no es Jujuy Capital de la Minería, nuestro modelo es Jujuy Capital de la cultura, la diversidad y las bellezas naturales.

Jujuy tiene una estructura laboral que depende del empleo público y de los planes sociales. Mientras que la relación entre empleo público y privado a nivel nacional es de un empleado público por cada cinco empleados privados, en Jujuy es de un empleado público por cada empleado privado. Además, hay más de ciento diez mil personas que dependen de planes sociales.

Para modificar esta estructura laboral y generar más fuentes es imprescindible –como se ha dicho- impulsar y promover el desarrollo de la economía.

Dado el alto porcentaje de precarización en el ámbito del empleo público y la existencia de remuneraciones por debajo de las líneas de pobreza e indigencia, proponemos la creación de un Consejo Provincial del Salario que instale un ámbito de negociación entre los sindicatos estatales y el Gobierno de la provincia, cuya función principal será determinar el costo de la canasta básica y el salario mínimo estatal en Jujuy.

EDUCACIÓN, SALUD Y VIVIENDA

La salud y la educación públicas son temas prioritarios, la resolución a los problemas que presentan no pueden esperar. El gobierno provincial sigue dilatando las respuestas, profundizando el deterioro de servicios vitales, cuya ausencia o deficiencia tiene particular impacto en los sectores más desaventajados.

En materia educativa, impulsamos una revisión de la Ley de Inversión Educativa, que permita establecer el salario mínimo docente para todo el país. No es posible que el 50% de los docentes sean pobres. La provincia que pague el salario docente más alto debe ser la referencia de lo que debe ganar un maestro. La educación desarrolla identidad colectiva y contribuye a la construcción de un destino común de progreso y bienestar para la Nación

Hay que jerarquizar a los docentes que son un recurso humano estratégico y fundamental. El proceso de mejora salarial debe ir acompañado por mayores esfuerzos para potenciar la profesionalización docente, garantizar condiciones de salud laboral y mejorar la calidad educativa que ha sufrido un grave deterioro. Sin educación de calidad, hay una ciudadanía pobre y menores oportunidades de progreso social.

Pero también hay que consolidar políticas de inclusión educativa como el Boleto Estudiantil Gratuito y Universal, que facilita el acceso y la continuidad de estudios a miles de jóvenes en Capital, pero que debe extenderse a toda la provincia. El PJ ha rechazado que los estudiantes del interior puedan gozar de esta oportunidad, privándolos de una herramienta que favorece la permanencia en el sistema educativo. Y además el PJ se opone a gravar y limitar el juego en la provincia por que distintos referentes del Gobierno son los propietarios del juego en Jujuy. Gravar el juego como aporte al financiamiento del Boleto Estudiantil Gratuito y Universal para la provincia será nuestro objetivo.

Es preciso además un nuevo modelo de becas que renuncie a la lógica asistencialista, promueva la adherencia al sistema, estimule la calidad educativa y genere una contraprestación que comprometa a los jóvenes con proyectos de ciencia y técnica o extensión.

El sistema de salud pública sigue siendo deficitario y se ha profundizado la brecha de inequidad en el acceso a los servicios entre las poblaciones Capital y las ciudades del interior. La falta de recursos técnicos, profesionales, tecnológicos jaquea a todos los servicios y produce una barrera en el acceso al derecho a la salud de los jujeños y en particular de los que no tienen obra social o carecen de recursos para recurrir al mercado. La UCR ha denunciado en la justicia esta situación que es urgente y no puede seguir esperando más.

Las políticas que el gobierno de Jujuy ha implementado para el acceso al lote y a la vivienda que resuelva una demanda histórica de la población, son deficitarias. Se han dado respuestas insuficiente, clientelares y no se ha garantizado el acceso a los servicios básicos como los de agua, saneamiento, energía y estructura urbanización, que hacen a una habitabilidad digna. Hay que recuperar al IVUJ como ámbito de gestión de políticas de hábitat y vivienda que satisfagan estos derechos sociales de manera justa y equitativa. Vamos a profundizar el modelo de construcción de viviendas a través de Empresas constructoras y Cooperativas que rindan cuentas a partir de la bancarización entre otras medidas de control y transparencia.

El Gobierno será el único administrador de la asignación de viviendas con títulos de propiedad a los jujeños a través de un sistema universal y transparente.

NARCOTRÁFICO, SEGURIDAD Y ADICCIONES

Tenemos que disputarle el territorio al narcotráfico. Jujuy se ha convertido en una zona de circulación, producción y consumo de la droga. El narcomenudeo ha crecido en los barrios y expone a enormes poblaciones al riesgo del consumo. Por eso hemos propuesto que Jujuy adhiera a la ley nacional que le permite a la policía de la provincia investigar y reprimir el delito de venta de droga al menudeo y hemos propuesto la creación de juzgados y fiscalías especializadas. El Gobierno Provincial, en cambio, está resignado a una realidad que se agrava y ha rechazado las propuestas que hicimos desde la UCR aduciendo falta de recursos. No vamos a permitir que Jujuy sea un territorio dominado por el narcotráfico.

Rechazamos por otra parte, la participación del Ejército en la lucha contra el narcotráfico. Su rol es la defensa nacional y no está preparado para el combate al delito, que corresponde a las fuerzas de seguridad.

Ante la creciente inseguridad no hay un plan integral. Es clave prevenir el desarrollo del delito y de las redes de criminalidad.

No es oportuno hoy dar un debate sobre un nuevo Código Penal, porque la discusión quedará presa de las especulaciones electorales. Por eso hemos pedido al Poder Ejecutivo que no remita el anteproyecto al Congreso.

El crecimiento de las adicciones en Jujuy ha sido exponencial. Desde el gobierno no se abordó esta tarea. Así las personas con consumos problemáticos de sustancias adictivas prácticamente fueron privadas de servicios públicos, porque la oferta de servicios públicos en Jujuy es pobre e insuficiente. Por eso la UCR ha propuesto un abordaje integral de las adicciones que involucre a todo el sistema de salud, público y privado, de atención primaria, hospitalario e interdisciplinario, que incluya estrategias de salud, educación, asistencia integral y mecanismos para la reinserción social y laboral.

LA DIVERSIDAD CULTURAL, EL MEDIO AMBIENTE Y LA EQUIDAD DE GÉNERO

Jujuy es una de las provincias con mayor diversidad cultural, con una rica presencia de pueblos indígenas. La gestión de la diversidad en la institucionalidad estatal y el desarrollo de políticas adecuadas culturalmente, así como mecanismos que garanticen el derecho a la consulta y el consentimiento previo, libre e informado de los pueblos indígena, constituyen una deuda que debe ser saldada para favorecer una sociedad intercultural donde la pertenencia étnica no sea la antesala de la discriminación ni de la falta de oportunidades.

El cuidado del medio ambiente es una prioridad en nuestra agenda. Estamos obligados a promover un modelo de desarrollo sostenible que no ponga en riesgo la vida de las futuras generaciones.

Existe una enorme deuda con la equidad de género. La igualdad de trato y de oportunidades es todavía un reto pendiente, por eso es necesario transversalizar la perspectiva de género en toda la política pública y establecer medidas de acción afirmativa que aceleren el camino hacia la igualdad.

VAMOS AL ENCUENTRO DEL FUTURO

Tenemos el desafío de recuperar la paz y el respeto a la ley, hay que reconciliar a la sociedad. La democracia de Jujuy debe dejar atrás la confrontación, promover la deliberación y hacer posible el respeto a la diversidad y a los derechos humanos fundamentales.

Por eso, nos estamos preparando para gobernar, junto a militantes y dirigentes de todo el territorio, junto a los hombres y mujeres, junto a los jóvenes y todas las demás generaciones.

Con ellos estamos redefiniendo una agenda y estrategias que nos permita gestionar soluciones para el presente y proyectar el futuro.

El gobierno que viene debe gestionar con un alto sentido de la reparación, con una ética de la solidaridad y una democracia participativa que permita saldar las desigualdades y las fracturas que erosionan la democracia social. En la doctrina en la que abrevamos y en la historia de nuestro partido hay claves fundamentales para llevar adelante ese proceso.

Vamos a ir al encuentro de las expectativas de cambio de los jujeños. Vamos a convocar a todas las personas, sectores sociales y políticos a construir juntos un proyecto de vida y progreso que enamore, que devuelva la energía para la transformación y futuro para todos.

Vamos a ser la alternativa de gobierno en 2015. La alternancia en el poder enriquece a la democracia. En Jujuy hace 30 años gobierna el peronismo sin haber podido resolver problemas históricos y estructurales. Tenemos que construir un modelo democrático y republicano de gobierno, apegado al estado de derecho.

Es hora del cambio frente a la decadencia, el agotamiento y la falta de rumbo. Es la oportunidad para demostrar que otro proyecto de provincia es posible.

COMITÉ PROVINCIA UNION CIVICA RADICAL