Se redujo la tasa de mortalidad por cáncer de cuello de útero en la provincia de Jujuy

[box color=”black” icon=”accept”]Pasó del 13,7 por cien mil en 2008 al 10,5 por cien mil en 2012[/box]

Jujuy al día® – El indicador bajó más de tres puntos porcentuales desde 2008, cuando las autoridades sanitarias jujeñas y de la Nación  empezaron a llevar adelante acciones dentro del Programa Nacional de Prevención del Cáncer Cervicouterino (PNPCC) puesto en marcha ese año.

La tasa de mortalidad por cáncer de cuello de útero en la provincia de Jujuy se situó en el 10,5 por cien mil en 2012 frente al de 13,7 por cien mil -uno de los más altos del país- registrado en 2008, cuando comenzó el Programa Nacional de Prevención del Cáncer Cervicouterino (PNPCC) que dio paso a acciones conjuntas de las carteras sanitarias provincial y nacional.

En 2008, Jujuy tenía una alta tasa de mortalidad por cáncer de cuello de útero, por lo que fue considerada como una de las cinco provincias prioritarias para la puesta en marcha de planes de prevención previstos por el PNPCC. Fue así que el Ministerio de Salud de Jujuy comenzó a aplicar este programa y se intensificó en 2010 con acciones conjuntas con el Área de Prevención de Cáncer Cervicouterino con sede en el Instituto Nacional del Cáncer (INC), que depende de la cartera sanitaria nacional que conduce Juan Manzur.

En este sentido, desde hace tres años el INC lleva adelante en Jujuy el Proyecto Demostración para la Incorporación del Test de VPH (Virus de Papiloma Humano), por el cual se puede detectar la presencia de ADN del virus “de alto riesgo” cancerígeno en las células del cuello del útero y con ello controlar el desarrollo de lesiones incluso antes de que se produzcan.

Argentina es uno de los países pioneros en Latinoamérica en la instrumentación de esta tecnología. A partir de los resultados satisfactorios obtenidos con el Proyecto Demostración para la Incorporación del Test de VPH en Jujuy se decidió instrumentarlo este año en las provincias de Catamarca, Misiones, Neuquén y Tucumán, y  paulatinamente en el resto del país.

“Creo que a partir de un gran compromiso político entre los diferentes sectores provinciales y nacionales, finalmente se instaló la capacidad de prevención de esta enfermedad en Jujuy”, dijo la doctora Alicia Campanera, coordinadora del Programa Provincial de Prevención de Cáncer Cervicouterino.

Por su parte, la doctora Silvina Arrossi, coordinadora del Área de Prevención de Cáncer Cervicouterino del INC y coordinadora científica del PNPCC, destacó que el trabajo en Jujuy “demuestra que es posible implementar acciones que tengan un efecto concreto en la reducción de la mortalidad por cáncer cervicouterino”. “El enorme esfuerzo de los profesionales de la salud de la provincia trabajando en conjunto con la Nación, está dando excelentes resultados, evidenciando la voluntad política de dar una respuesta efectiva al problema”, subrayó.

Durante el primer año del programa se tamizaron con el Test de VPH en Jujuy a 22.515 mujeres de 30 años o más. De ese total, se detectó que 2.861 mujeres tenían VPH de alto riesgo oncogénico. A través del estudio confirmatorio de la biopsia, resultaron 280 casos de mujeres con lesiones precancerosas, lo que representa una tasa de detección del 1,24%, cifra que duplica a la detección lograda por medio del Papanicolau (PAP), que en 2011 fue del 0,6%.

Con esta nueva estrategia impulsada por el Ministerio de Salud de la Nación se está duplicando la capacidad para encontrar y tratar a las mujeres con lesiones precancerosas, lo que significará un enorme impacto en la prevención de la enfermedad.

El cáncer de cuello de útero es causado por el VPH, un virus que se transmite por contacto sexual y  provoca un crecimiento anormal de las células en esa zona uterina. El tiempo estimado de desarrollo de una lesión precancerosa a una lesión invasiva (cáncer) oscila entre 10 y 20 años, período que posibilita una alta prevención de la enfermedad.

A pesar de que existen métodos de prevención altamente efectivos y de bajo costo como el PAP, el de cuello de útero es el tercer tipo de cáncer más común en las mujeres y es el cuarto tipo de tumor que más muertes causa a nivel mundial.

En Argentina el cáncer de cuello de útero es el segundo más diagnosticado: cada año surgen 5.000 nuevos casos y 1.800 mujeres mueren por esta enfermedad, que afecta con mayor crudeza a las mujeres de entre 35 y 64 años.