El móvil de robo fue la segunda causa que más homicidios provocó en Jujuy durante el 2013

robo armadoJujuy a día® – Según un recuento realizado por nuestro medio, durante el año 2013, 9 de las 30 personas que fueron asesinadas en Jujuy murieron en circunstancias de robo, marcando claramente el aumento de la inseguridad en nuestra provincia.

El primer móvil de los asesinatos en nuestra provincia fueron las peleas o riñas, las cuales están directamente relacionadas con el consumo de alcohol.

Durante el año 2013 en nuestra provincia fueron asesinadas 30 personas, en su mayoría, más del 70% de los casos, las víctimas fueron mayores de edad. De estas muertes, más del 80% fueron resueltas por personal de la División Homicidios de la Dirección de Investigaciones de la Policía de Jujuy.

Como señaláramos la principal causa de estas muertes dolosas fueron las riñas, en casi el 40% de los casos, seguidos por el móvil del robo (30%), los crímenes pasionales (20%) y los femicidios (10%).

En estas muertes violentas el arma más usada, en el 50% de los hechos, fueron las armas blancas, tendencia que se mantiene por lo menos desde los últimos 4 años. Las armas de fuego son las segundas más usadas por los victimarios, fueron utilizadas en el 27% de los hechos, mostrando un gran incremento desde el año 2011, donde solo el 8,5% de los asesinatos eran cometidos con este tipo de armas.

En relación al sexo de las víctimas, el 80% fueron hombres, solo 5 mujeres fueron asesinadas durante el 2013, en su mayoría victimas de femicidio.

Haciendo el mismo análisis pero respecto al sexo de los victimarios se mantiene la tendencia de años anteriores, donde en más del 80% de los casos los presuntos autores fueron hombres.

El 2013, Jujuy se vio sacudido por robos que tuvieron extrema violencia que dieron muerte al menos a 9 personas.

Estos asesinatos marcaron a nuestra sociedad demostrando a las claras el aumento de la inseguridad y la violencia de estos hechos en nuestra provincia. Entre las victimas tenemos que recordar al joyero Pedro Colque, quien fue brutalmente golpeado, maniatado y asesinado el 30 de agosto, luego que un número indeterminado de delincuentes robara su joyería. Este caso cuenta con una persona detenida.

A los pocos días, nuevamente nuestra capital fue testigo de un hecho similar, donde un grupo de personas de nacionalidad extranjera, asesinaron a golpes y a puñaladas a un empresario avícola y a su empleado. Las víctimas fueron Jorge Millan y Reynaldo Juárez, ambos fueron asesinados el 3 de septiembre en San Salvador de Jujuy, y por su muerte están detenidos 4 personas, dos hombres y dos mujeres.

Otro caso resonante que evidencia este aumento de inseguridad y violencia fue el que le costó la vida a los hermanaos Ariel y Rafael Portal, quienes fueron asesinados a balazos la noche del 13 de noviembre cuando intentaban cerrar una operación en una finca de San Pedro de Jujuy. En este hecho habría dos personas demoradas.

En los tres casos, los ladrones y homicidas se alzaron con importantes sumas de dinero y tomaron la decisión de cubrir sus delitos asesinando a estas 4 víctimas.

Un caso que también conmocionó a nuestra ciudadanía fue el asesinato de Juan Carlos Armella, ocurrido el mediodía del 3 de mayo, quien murió tras protagonizar una riña con el único imputado por su muerte, el relojero Jorge Nelson Cadena. Armella murió en plena calle Güemes desangrado ante los ojos de su pequeño hijo de 3 años de edad debido a una profunda y mortal herida en su espalda, producto, aparentemente, de la pelea dentro del local  con Cadena.

Pero sin lugar a dudas, la muerte que más dolor causo en Jujuy, fue la de Fernanda Nicole Rodríguez Martínez, la niña de 5 años de edad, que fue asesinada de un disparo en la cabeza por su propia madre.

Este tristísimo episodio  ocurrió el 14 de octubre del año pasado, a solo 6 días del Día de la Madre, cuando la progenitora de la víctima, Adela Rosana Martínez, fue con la menor al Cementerio Parque El Solar, sito en el barrio Alto Comedero, con aparentes intenciones de matar a la niña, a su pareja y suicidarse. Todo el desenlace aparentemente se produjo por una cuestión pasional, debida a que el padre de la menor, se habría separado de Martínez, y la mujer no pudo soportar lo sucedido, pero lamentablemente terminó hiriendo de muerte a su pequeña hija, que murió horas después en la Terapia Intensiva del Hospital de Niños.

Por Santiago Pérez para Jujuy al día