Desde la SUSEPU sostienen que es probable que en el corto plazo se aplique la quita de subsidio al servicio eléctrico

Rodriguez Francile 26-02-14Jujuy a día® – En una entrevista con nuestro medio, el Presidente del directorio de la SUSEPU, Héctor Rodríguez Francile, explicó cuál es la situación de los servicios públicos de nuestra provincia en materia de subsidios nacionales y cómo y cuando se implementaría la quita de subsidios programada por el ejecutivo nacional.

Héctor Rodríguez Francile manifestó que “en forma general los subsidios que reciben la provincia de Jujuy de Nación en los servicios públicos están en la energía eléctrica, en el gas, en el transporte, tanto en el urbano como el interurbano, además del ferrocarril que si bien nosotros no tenemos la parte publica de pasajeros pero si la de carga que está subsidiada. Otro caso es el del agua la cual no está subsidiada en ninguna parte del país excepto en Capital Federal”.

Señaló que “respecto a los servicios que la SUSEPU tiene, en este caso es la energía eléctrica, el subsidio de Nación está en la compra de energía, es decir la compra de energía que hace Jujuy para ser distribuida en la provincia tiene un subsidio que lo paga la Nación, es decir que pagamos un valor menor en la compra. Esa diferencia en todas las facturas de los usuarios de Jujuy está bien claramente especificada porque es un subsidio explicito”. Agregó que “por ejemplo en una factura de más o menos de 320 pesos de energía eléctrica tiene un subsidio de 80 pesos,  es decir que está entre un 20 y 30% del costo de la factura es lo que subsidia la Nación”.

En relación a lo que significa el monto del subsidio que recibe Jujuy en comparación al monto nacional, indicó que “para que tengan una idea, de los 150 mil millones de pesos que por año Nación destina a subsidios a los servicios públicos, 37 mil millones se destina a energía eléctrica de los cuales una parte recibimos nosotros y Jujuy en el mercado eléctrico representa el 0,06%”.

Acerca del programa de quita de subsidios, mencionó que “se está elaborando un programa de quitas de subsidios, que es muy probable que en el corto plazo se implemente, que es para la gente que tiene capacidad de pago. Para esto no hace falta ni un decreto ni una ley porque la Nación de motu propio hace una bonificación que se traduce en un subsidio a la compra de energía eléctrica. Hoy estos usuarios que tienen capacidad de pago si ven su factura pueden notar que es muy poco lo que le quitarían, como ejemplifique, en mi caso, en una boleta de 320 pesos lo subsidiado es 80 pesos, pero lo que aun no se sabe si va a ser  de un solo tramo o escalonado pero la idea de Nación es ir quitando de a poco los subsidios”. Aseguró que “esto se haría sin descuidar a las personas que realmente lo necesiten, toda aquellas que lo necesiten no lo van a perder, ya que la idea es bajar ese monto de los 37 mil millones de pesos del subsidio de energía eléctrica, por ejemplo al 50%, pero que el otro 50% llegue a los que realmente lo necesitan porque hay industrias que están ganando mucho dinero, y que está inclusive exportando, gracias a que tienen una energía subsidiada. Entonces a todas esas industrias, que están bien, se les va a quitar los subsidios, a los hogares lo mismo, porque hay gente que tiene capacidad de pago”.

En relación a los criterios que se usarían para la implementación de este programa de quita de subsidios, el Presidente del Directorio de la SUSEPU, manifestó que “una manera que se está ideando, ya que se está planificando aun, es quitar esto a los usuarios que tengan mayor consumo, aunque sabemos que hay casos que el mayor consumo no significa que tenga mayor poder adquisitivo, porque hay familias múltiples que viven en un domicilio, o medidores comunitarios en los asentamientos que tienen alto consumo”, aclaró que “por ellos pensamos que toda esa gente que se pudiera ver afectada tendrá un mecanismo para llegarse aquí  o en su defecto a EJE SA para que se le mantenga el subsidio”.

Para finalizar, Héctor Rodríguez Francile se refirió al programa de renuncia voluntaria, expresó que “eso fue un programa que se lanzo hace dos año y no tuvo éxito, la renuncia fue acatada de muy poca gente, no sé si han llegado a las 50 personas, y a nivel nacional también el porcentaje es muy bajo, no llega al 1%, por eso después se hizo otro quite por zona, a aquellos que viven en barrios cerrados, bancos, casinos, algunos usos comerciales. Estos usuarios desde hace dos años que no tienen subsidios pero queda una gran franja de usos comerciales, industria y los usos residenciales que aun siguen con subsidios”.