O CAMBIAMOS O NOS CAMBIAN

Sr. Director: Los ciudadanos de muchos países se  sienten frustrados por los fracasos de gestión de sus Gobiernos y representantes del pueblo. Estos fracasos se traducen en corrupciones y -fatalmente-  en endeudamientos que conducen a la pobreza.

La falta de fuentes de trabajo genuinas convierte a los trabajadores en menesterosos que luego se ven obligados a aceptar “Subsidios” o sea ser “clientes” pagados con dineros del Estado o someterse a la condición de “precarizados”, nueva forma de la esclavitud. Ya no se usan cadenas de hierro. Se usa el hambre.

Latinoamérica es uno de los más importantes reservorios de Proteína y Materia Prima del Mundo., y nuestro país es de los mejores dotados del Continente. ¿Qué pretexto puede aludirse para justificar esta situación? Ninguno.

Esto tiene dos explicaciones: Por un lado, el Sistema Capitalista que se mantiene asombrosamente en nuestra Patria, que fue precursora de la Justicia Social y una codicia demencial,  sin límites.  Por otro, la forma en que se digitan los Candidatos electivos (Gobernantes, Senadores, Diputados, Concejales, etc.) tanto en el orden Nacional como Provincial y  Municipal.- Las candidaturas se compran, y bien sabemos que lo que se compra también se vende; además del nepotismo desenfadado.

Entonces, tenemos lo perverso dentro de un marco de perversidad. Nada bueno podemos esperar.

Mientras no nos desembaracemos de los indeseables que ocupan funciones públicas para sus negocios tampoco nos libraremos de estos males que se traducen en pobreza, engaños, entrega del país, pérdida de la Independencia, de la Soberanía y declinación de la Justicia Social y la Grandeza Nacional que alguna vez fueron nuestro orgullo. O nosotros los cambiamos a ellos o ellos nos cambian hasta la Bandera.

AUN SE PUEDE – SOLO HAY QUE HACERLO

HUGO MALDONADO

3 COMENTARIOS

  1. Discrepo totalmente con Petiso, no hay que seguir doctrinas sino que hay que ingresar en el campo del pragmatismo. Ni Peron, ni Alem son contemporáneos nuestros por lo tanto lo que ellos dijeron y esbozaron es utiizable en similares condiciones a la se vivía en esos momentos. Sinembrago no descarto algunas verdades, que tieneque ver más con el funcionamiento del stablishment gubernamental, tanot en el orden nacional como en el provincial, y extrapolando el municipal. En todo caso, el pragmatismo comienza con aceptar una realidad y buscar la forma de corregirla para mejorar el standard de vida. Allí es donde surge la disyuntiva, no he escuchado, ni leido, ni visto, que los funcionarios acepten circunstancias que a diario se presentan sobre temas que son candentes: Seguridad, Salud, Educación, Inflación; y hacer valer y respetar la Constitución Nacional, marginando el patoterismo legislativo viciando con leyes equívocas o cuanto mas ambíguas o peyorativas para sectores que no les son afines a su pensamiento. Las carencias del uso democrático es una de la peores falencias achacables que nos ha llevado a este estado de postración, sin saber que rumbo tomar.

  2. Para revertir esta situción en la que estamos inmersos, debemos hacer algo muy simple, aplicar fielmente la doctrina del Gral. Peron, de ese modo se solucionarán casi todos los problemas que nos aquejan en la actualidad. Para debatir este tema nos llevaría horas hacerlo, porque es muy complejo, pero en resumidas cuentas, creo que haciendo lo que dije, estaríamos mucho mejor. No hay que dejar de lado tambien las ideas de Leandro N. Alem.

  3. Hugo Maldonado, en su comentario, hace un descarnado análisis de una realidad en la que todos estamos inmersos. Llama, como corresponde, esclavitud por el hambre a aquellos que viven del subsidio estatal y que son mantenidos gracias al número de votos que aportan. Explotar las miserias humanas es el factor que ha llevado a altos estrados a muchos de los funcionarios que ocupan lugares para el cual no estan preparados, o son legisladores para mantener un status diferencial con sus representados. Cuando la maquinaria de la verdad, de la responsabilidad, de la verdadera justicia, se pongaen marcha recien podremos hablar de producir un cambio. Mientras tanto, el dejarse estar es el alimento que mantiene vive este aparato maligno.

Comments are closed.