Discapacitados de Jujuy aseguran que los gobiernos “no tienen conciencia de la demanda de la gente con movilidad reducida”

Guaymas de Sosa - Jujuy al día®Jujuy al día® – Elena Guaymas de Sosa, Presidente de la Federación de Entidades de Discapacitados de Jujuy (FENDIJ), en una entrevista con nuestro medio, se refirió a las múltiples barreras físicas y políticas que existen para las personas discapacitadas que deben desplazarse en nuestra provincia, ya sea con sillas de ruedas, muletas, bastones o andadores, y aseguró que tanto del gobierno provincial como municipal, “les falta mucho por hacer, no sé si es porque no lo padecen y por eso no lo entienden, pero ante los comentarios de la gente misma y de las organizaciones como la nuestra tendrían que tomar conciencia”.

Al respecto, Elena Guaymas de Sosa manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que “realmente es preocupante lo que pasa en este sentido, y a esto lo conocemos todos, sabemos que las personas que están en sillas de ruedas o los no videntes se les complica demasiado poder transitar por las veredas de nuestra ciudad porque muchas están rotas. Además los comerciantes ponen carteles de propagandas, precios o venden comida en las veredas”.

Indicó que “hay una obstrucción total cuando están las veredas sanas porque se amontonan todos a vender y hace que sea lo mismo a que si estuvieran rotas, porque hay que ayudar a los no videntes a orientarse o pedirles que abran paso para una persona que se moviliza en silla de ruedas. Hay muchas cosas para hacer, tanto de parte del Estado como de la parte privada, porque hay muchas barreras”.

JUJUY AL DÍA® consultó a la titular de la FENDIJ si considera que, tanto desde el gobierno provincial como del municipal y la parte privada no le dan la importancia que se merece este tipo de situaciones, a lo que expresó, “debo decir que la sociedad en general está asumiendo muy bien el tema de la discapacidad pero en esto puntualmente no depende de la sociedad, depende del Estado, del municipio y de los propietarios de estos comercios”.

Guaymás de Sosa considera que desde los gobiernos “no tienen conciencia de la demanda de la gente con movilidad reducida, en el tema transporte, en las veredas, en el ingreso a comedores, confiterías, a partes privadas como a instituciones del Estado, porque ¿cómo hace una persona en silla de ruedas para ingresar, por ejemplo, al Museo de la Policía?, no lo puede hacer, y como este hay muchísimos ejemplos”

“Falta mucho por hacer y no sé porque aún no se hace, no sé si será porque  no lo padecen pero ante los comentarios de la gente misma y de las organizaciones como la nuestra tendrían que tomar conciencia y tomar interés para evaluar esto”, reclamó.

Consultada sobre si invitaría a las autoridades provinciales y municipales a desplazarse en sillas de ruedas por el centro de nuestra ciudad, si tuviera la oportunidad, Elena Guaymas de Sosa respondió, “sé que no lo van a hacer y hasta lo tomarían mal si se lo pedimos, pero creo que sin subirse a una silla de ruedas, y con solo estar leyendo esto, pueden comenzar a tomar conciencia de esta grave situación”.

Para finalizar, y en plena temporada turística en Jujuy, la entrevistada se refirió a la adaptabilidad de los hoteles, confiterías, y restaurantes  jujeños para recibir a turistas con algún grado de discapacidad, e indicó que “en cuanto a hoteles, conozco solo dos adaptados, nada más, no si hay más: uno ha inaugurado hace unos meses en calle Lavalle y otro es el que está en calle Güemes, esos sé que están adaptados”. Agregó, “confiterías, restaurantes, no lo están, continua habiendo muchas barreras y eso lo tendría que ver la  municipalidad y hacer un estudio para exigirles a los propietarias de locales, de los cines, teatros, confiterías, etcétera,  que vean esta situación urgente, pero no solo para nuestros ciudadanos sino para los turistas también, para que se sientan cómodos, y para que no suceda lo que hoy pasa cuando una persona de nuestra provincia o un turista con movilidad reducida quiere visitar el Salón de la Bandera, donde primero tiene que pedir permiso en Casa de Gobierno para que levanten la barrera que está a la vuelta de la puerta principal, luego que abran una puerta que da a un pasillo que cuando uno entra lo primero que ve son los baños”, concluyó.