Empleo público de las provincias, una bomba de tiempo

[box color=”red” icon=”new”]En Jujuy, los últimos cinco años, la tasa de crecimiento de la creación de empleo estatal duplicó a la privada[/box]
crimiento empleoLo más relevante:

Las tensiones salariales en los sectores públicos de las provincias se hacen más evidentes hoy por la puja distributiva que ocasiona el proceso inflacionario que padecemos, pero es el resultado de una dinámica de importante crecimiento en el empleo público durante la última década. De acuerdo a las estimaciones de NOAnomics el 2013 cerró con una planta de 1,98 millones de empleados públicos provinciales, lo que implica cerca de 592 mil agentes más que en el año 2003 y un aumento punta a punta del 43%. La provincia en donde más ha crecido el empleo estatal es Tierra del Fuego, cuya planta se ha duplicado desde 2003 con un aumento del 106%. También son relevantes las expansiones en el plantel de Catamarca con un incremento del 80% en la última década, siguiendo Santa Cruz, Chubut, Corrientes y Salta que se encuentran en el rango del 60% entre 2013 y 2003.
Considerando las 24 provincias argentinas el empleo público ha crecido a un ritmo del 3,6% anual entre 2003 y 2013 contra el 5,6% en que lo ha hecho el empleo privado formal (en blanco). Ahora bien, dividiendo este período por la mitad se observa que mientras entre 2003 a 2008 la creación de empleo privado más que duplicaba la del público provincial (9,7% versus 4,1%), la situación se revierte para el ciclo comprendido entre 2008 y 2013 y la tasa de crecimiento promedio anual del empleo estatal pasa a duplicar a la del privado: 3,1% contra 1,6%. En este último lustro la creación de empleo público fué encabezada por Chaco con un 7,6% promedio anual, siguiendo Tucumán y Chubut con tasas del 6% y La Pampa, San Luis y Jujuy con aumentos promedio anuales en torno al 4%.
Ahora bien, así como en todas las jurisdicciones los puestos de trabajo privados aumentaron a mayor ritmo promedio anual que los públicos entre 2003 y 2008, en 17 de las 24 provincias la velocidad de aumento del empleo público superó a la del privado formal en los últimos cinco años, siendo las brechas en puntos porcentuales (p.p.) muy importantes en Chubut (5,8 p.p.), Tucumán (5,3 p.p.), Chaco (4,5 p.p.), La Pampa (4,5 p.p.) y de magnitud relevante en San Luis (3,4 p.p.), CABA (2,5 p.p.) y Catamarca (2,4 p.p.). Esta tendencia de mayor creación de empleo público que privado  intensifica las tensiones salariales provinciales, a la vez que deja en evidencia que es una trayectoria insostenible en el mediano plazo.
empleado por cada 1000En algunas provincias al menos la mitad de los puestos de trabajo en relación de dependencia son generados por la administración pública, tal como se observa en Catamarca, Formosa, Santiago del Estero, Corrientes, La Rioja, Chaco y Jujuy. Si además se tiene en cuenta que para todas las provincias, salvo CABA, el gasto salarial promedio estatal es mayor a la remuneración promedio del sector privado con brechas mayores al 50% en Tucumán (83%), Formosa (83%), Santa Fé (72%), Córdoba (66%), Entre Ríos (63%), Mendoza (57%) y Jujuy (55%); sea por el efecto precio (salario) y/o el de cantidad (dotación de agentes) muchas de las provincias argentinas comenzarán a escuchar más fuerte el tic tac de la bomba de tiempo activada por el empleo público y su peso creciente en el gasto total.
Por Félix Piacentini
Enero de 2014
Link del documento completo:

1 COMENTARIO

  1. Entre los diferentes planes sociales más el agregado de personal incorporado a la Administración Pública nos encontramos donde está la grieta por la que se escapan los fondos de Nación y Provincia. Recién ahora surgen ideas “renovadoras” de aminorar las plantas de contratados pero se olvidaron de generar empleos que puedan darles cabida. Es decir, cuando se corte el suministro estatal se estará en presencia de la misma situación del 2001 (Desocupación de dos dígitos). Nada se habrá resuelto en la “Decada ganada”, solo se ha perdido tiempo en mediocridades que terminan degradando todo el poder que se creyó haber ganado. Lástima grande la herencia que dejaremos para nuestra sucesivas generaciones quienes deberan tapar, corregir y modificar todo lo que se ha hecho mal, si es que desean cambiar el panorama del país.

Comments are closed.