Expresan tristeza por hechos ocurridos en la UNJu

Sr. Director: Como docente de la FHYCS, quiero expresar la profunda tristeza que me produjeron los hechos acaecidos el día 18 ppdo. durante la Sesión Extraordinaria del Consejo Superior Universitario. Quienes iniciamos en Jujuy una Facultad inspirada en el proceso democrático de la Reforma Universitaria del 18, sabemos que es posible  ir renovando la construcción del modelo universitario de acuerdo con las reales y crecientes necesidades que imponen los nuevos tiempos y sus nuevos actores, sean  docentes, no docentes o alumnos. Creo en la Universidad como eje institucional desde el cual es transmisible la cultura del  pueblo en el que se inserta y al que debe servir desde la educación. Creo en una Universidad donde esa cultura no se manifiesta en la agresión física y verbal, en el atentado irracional y destructivo, sino en el enfrentamiento de ideas y de las fuerzas dialécticas vivas de sus componentes sociales, que crean propuestas y soluciones sin conmocionar el regular funcionamiento institucional. Quienes no saben o no pueden asumir las conductas que una universidad democrática exige, no pueden llamarse miembros de una comunidad universitaria. Por eso repudio los hechos del 18 de diciembre que muestran a la ciudadanía un vandalismo que asalta y destruye irracionalmente, un vandalismo callejero que tampoco tiene la Universidad de la Calle, porque esta también da sabiduría, sabiduría de vida y de respeto humano.

Esp. Ana María Postigo de de Bedia

Prof. Tit. Em. de Latín

FHYCS

2 COMENTARIOS

  1. Los vandálicos hechos habla a las claras que se ha perdido todo el respeto hacia un claustro univesitario. La reiteración de estos hechos en otras univesidades nos presentan un problema que tiene sus nacientes en la falta de Educación que debe nacer en la hogar, mejorarse a través de los diferentes niveles (pre jardin, jardin de infantes, primaria, secundaria) hasta llegar a este ámbito superior. ¿Dónde está el error? Primero: hogares con carencias económicas y morales sujetas a sobrevivir medianto el uso y abuso de “planes sociales” y con una mal llamada “inclusión social”; Segundo: La falta de adecuación que los “planes sociales” hacen a la instrucción (no Educación) y por ende califican todos para cursos superiores aun sin tener nociones de lo aprendido durante el año lectivo; Tercero: Falta de articulación educativa entre los diferentes niveles de manera de mitigar la crisi que se produce por los cambios de metodologías usadas en cada ámbito y principalmente fomentar el irrestricto respeto ante los superiores, sean estos preceptores, profesores, personal administrativo o autoridades del establecimiento, aplicando las sanciones que correspondieren segun la gravedad del suceso. Cuarto: Unicamnete los padres, tutores de los alumnos podrán ingresar al establecimiento previa autorización de la autoridad de mayor jerarquía presente y solo a esa autoridad se dirigirá con sus comentarios, quejas, averiguaciones, etc. Toda otra forma de ingreso pone en riesgo de actitudes violentas que ya se han visto en repetidas ocasiones. Quinto: Establecer una correcta distribución de conocimientos en cada curricula segúnla asignatura y su posterior engarce con los contenidos de la misma asignatura en el siguiente curso o nivel. En fin, esto sería un resumen, falta bastante por llevar a cabo por el Ministeriodle Educación de la Nación y ahí bajar los lineamientos pertinentes para cada nivel quiene deberan someterse a esos dictados. Creo que lo único que puede salvarnos del caos es la Educación, pero esta establecida por la Nación, controlando su cumplimientoen todas las provincias y recreando la idea primigenia de “premios y castigos”

  2. Profesora totalmente de acuerdo con Ud., estos hechos vandálicos no pueden y deben ocurrir en una Universidad. Los que son violentos no pueden cursar ningun tipo de carrera en una facultad, tienen que hacer tratar y despues de resuelto sus problemas hacerlo.

Comments are closed.