“Será el gobernador el responsable de obtener los fondos necesarios para que la provincia pueda mejorar las condiciones salariales de sus empleados”

Jujuy al día® – Así lo manifestó en diálogo con nuestro medio el reconocido economista jujeño, Carlos Benito Aramayo, al referirse a las medidas que deberá buscar el gobernador Fellner para poder pagar lo prometido a los policías como sueldo inicial y a los demás trabajadores estatales, y aseguró que ante esta situación la provincia no puede quebrar pero se debe hacer “un debate transparente de cómo es el nivel de ingreso que tiene al provincia”.

Carlos Aramayo expresó a JUJUY AL DÍA® que “respecto a cómo va a cubrir el Estado de acuerdo al presupuesto necesario para este tipo de salario en la policía, hay que ver si va a recurrir al auxilio del Tesoro Nacional y tendrá que venir en forma especial para ver cuáles van a ser las necesidades de presupuesto, no solamente para el sector policial sino cómo van a atender los reclamos instalados del resto de los trabajadores estatales de Jujuy”.

Indicó que “al mismo tiempo esto es un ejemplo para al conjunto de los asalariados que hay en Argentina sector público y privado, imagínese que va a opinar un obrero del Ingenio la Esperanza, o de Zapla, o de las mineras de lo que debe ser un salario básico, van a tomar como referencia obligada el salario de los policías”.

En relación a los recursos que deberá erogar la provincia, señaló que “hay que hacer cálculos porque hay que saber cuál es la diferencia entre los salarios que estaba percibiendo la policía y lo que reciban tras esta decisión, y hay que ver que rebote va a tener en el conjunto de los trabajadores estatales al momento de definir la política salarial del año 2014”.

En este sentido, JUJUY AL DÍA® consultó al economista jujeño si tras esta decisión del Gobernador Fellner, la provincia podría quebrar financieramente, a lo que Aramayo explicó que “no, se debe hacer un debate transparente de cómo es el nivel de ingreso que tiene la provincia tanto de coparticipación diaria y automática y sumado a eso la recaudación tributaria provincial por el impuesto inmobiliario, ingresos brutos y por sellos, hay que ver hasta dónde llegan los ingresos por esa vía”.

Aclaró que “hay una tercera vía que son los recursos de distribución discrecional que la provincia está recibiendo en forma cuantiosa, y tendrá que agregar a lo que reciben de recursos discrecionales algo más para que les permita afrontar las necesidades salariales del conjunto de los trabajadores públicos, no solo de los policías sino también de los que están en los demás gremios”.

“Será el gobernador el responsable de obtener los fondos necesarios para que la provincia pueda mejorar las condiciones salariales de sus empleados y al mismo tiempo mejorará las condiciones para que una inmensa cantidad de empleados publico deje de estar en la indigencia y deje de estar en la pobreza y puedan tener un salario digno que les permita vivir con lo imprescindible para poder llevar una vida normal”, señaló.

En otro tramo de la entrevista Carlos Aramayo analizó el monto obtenido por los policías tras la jornada de protesta del pasado lunes, “primero hay que decir que el reclamo de la base policial es justo en todo el país, porque el límite de ingresos que tiene que tener una familia hoy, en la Argentina y particularmente en Jujuy, para no ser pobre ronda aproximadamente los 8.500 pesos, es decir que el reclamo de los policías que empezó en Córdoba y que se extendió como reguero de pólvora en todo el país tiene esa justificación desde el punto de vista de las necesidades de las familias. Desde la Cátedra de Economía hicimos un cálculo que concluyó que para no ser pobre se necesita aproximadamente 8.500 pesos, es decir para cubrir la canasta básica total, y para no ser indigente y cubrir la canasta básica alimentaria se necesita 3.400 pesos, al día de hoy”.

Aclaró que “la canasta básica alimentaria indica si una familia de 4 o 5 miembros tiene los ingresos suficientes para alimentarse a diario y la casta básica total se calcula sobre la base de esta canasta alimentaria, y se aplica el coeficiente de inverso de Engel que es una multiplicación, en el caso de Jujuy, de esa canasta alimentaria, que indica que para no ser pobre en Jujuy se necesita 8500 pesos, ahí está la justificación”, concluyó.