PAZ SOCIAL

Sr. Director: Algunos gobernantes y funcionarios han retomado la prédica por la Paz Social, ese maravilloso concepto Político que parece no realizarse nunca. La responsabilidad por concretarla es casi exclusiva de quienes gobiernan. Bastaría con proceder sin dobleces, sin disimulos y confesando la verdad cuando la Justicia Social no puede ser alcanzada. El pueblo sabrá comprender, siempre que no hayan discursos engañosos.

La Justicia Social se instaló en la Argentina a partir de Perón, pero no fue creación de él, sino de Encíclicas Papales de LEON XIII  y JUAN XXIII, que Perón tomó e hizo realidad en la Argentina.; lo que no fue un mérito menor.  Todos sabemos que sin Justicia Social no puede haber Paz Social, ya que la Paz no es solo ausencia de Guerra, sino un estado de armonía de los espíritus. En las calles puede haber ausencia de conflictos, pero en los hogares las necesidades insatisfechas son caldo de cultivo para los enfrentamientos.

Lo que está ocurriendo en nuestro país es elocuente y enseña muchas cosas, y la principal es que cuando los funcionarios dicen “No se puede” y  llega el apriete y dicen “Sí se puede”, generan la convicción de que mas vale pegar que hablar. Y así nos vá.

Si a tiempo hubieran concedido un aumento menor, las cosas serian mejores para el Gobierno y para el Pueblo, por mucha menos plata; pero no; tenían que ser soberbios y  al final se rindieron vergonzosamente. Y todavía falta mas; Ahora se vienen todos los otros; y agarrate Catalina. Y no culpemos a los Policías, aunque ellos no estuvieron bien. Culpemos a funcionarios testarudos e inexpertos. Se pudo haber evitado tanto despropósito. ¿Y quien resarce por las vidas y bienes perdidos?  La pobre Patria. ¿O no?

Parece mentira que los Despachos Oficiales y los sellos de goma generen tanto sentimiento de sobrevalencia en las personas, que nunca suene el escarmiento y mucho menos un “mea culpa”.

No queremos “que se vayan todos”. Queremos que se queden y arreglen este manchancho. Así sea.

HUGO MALDONADO