Salud estudia el impacto de nuevas advertencias sanitarias para cajas de cigarrillos

[pullquote]Según lo establece la Ley Nacional de Control de Tabaco[/pullquote]

Jujuy al día® – El Ministerio de Salud de la Nación lleva adelante durante este mes una investigación para medir la efectividad de las nuevas imágenes sobre los daños del tabaquismo que deberán incluir las compañías tabacaleras en sus productos a partir de junio de 2014.

El Ministerio de Salud de la Nación, a través del Programa Nacional de Control del Tabaco, realiza un estudio de impacto de las nuevas imágenes que aparecerán a partir de junio de 2014 en las cajas de cigarrillos de todo el país para reemplazar a las actuales, tal cual lo establece la Ley Nacional N° 26.687 de Control de Tabaco.

Para este relevamiento –que tiene lugar en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires,  Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Rosario y Tucumán durante todo el mes de diciembre–, diversos grupos focales de adultos y adolescentes de distintas edades y grupos socio-económicos, fumadores y no fumadores, analizan 47 imágenes agrupadas bajo diez temáticas relacionadas con las enfermedades que produce el consumo de tabaco.

“Este es un estudio muy importante, ya que nos permitirá identificar las imágenes que más impacto tengan y mayores beneficios generen entre los fumadores para que dejen de fumar”, explicó Jonatan Konfino, coordinador del Programa Nacional de Control de Tabaco de la cartera de salud.

Por su parte, la subsecretaria de Prevención y Control de Riesgos, Marina Kosacoff, recordó que “de acuerdo a lo establecido en la Ley Nacional de Control de Tabaco, estas advertencias se deben reemplazar cada dos años para evitar el acostumbramiento de los fumadores a las imágenes y aprovechar el gran beneficio sanitario que producen”.

Las fotografías y los textos alusivos que ocuparán las cajas de cigarrillos a partir del año próximo se renuevan por primera vez –desde su incorporación en 2012–, y fueron obtenidas de los Bancos de Imágenes del MERCOSUR y de la Organización Mundial de la Salud. Algunas de ellas son piernas con gangrena, cuerpos mutilados, fumadores en estado terminal, abortos espontáneos, ojos abiertos a fuerza de ganchos, tumores en la boca y pulmones destruidos por el tabaco, entre otras.

A pesar de que en Argentina la incorporación de advertencias sanitarias en las cajas de cigarrillos es muy reciente, las encuestas realizadas en 2012 a adultos y jóvenes ya reflejan los primeros resultados de efectividad en el impacto entre los consumidores y los posibles futuros clientes. Las Encuestas Mundiales de Tabaquismo en Adultos y en Jóvenes realizadas por la cartera sanitaria en Argentina en 2012, mostraron que el 32,9% de los adultos fumadores pensó en dejar de fumar como consecuencia de las advertencias en los paquetes de cigarrillos, mientras que la sensibilización entre los jóvenes fue mucho mayor (45,9%).

El impacto en el mundo

Las advertencias sanitarias son parte de una estrategia de salud pública comprendida en el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco, primer tratado internacional de salud pública –vigente desde 2005 en los estados parte–, cuyo objetivo se basa en reducir la epidemia de tabaquismo, que mata a casi seis millones de personas anualmente en todo el continente.

Al menos 63 países ya cuentan con advertencias sanitarias combinadas (imagen y texto) desde el año 2001 ­–Canadá fue el pionero–, lo que implica que más del 40% de la población mundial observa esta publicidad antitabáquica cotidianamente y que los fumadores habituales se exponen a estas advertencias unas 7300 veces a lo largo del año.

En esta línea, una gran cantidad de estudios internacionales confirman la efectividad de esta herramienta y han evidenciado que estas imágenes, acompañadas por un texto que refleja los daños que produce el tabaquismo, previenen el inicio en el consumo en jóvenes, motivan a los fumadores a dejar de fumar y previenen la recaída de los ex fumadores.

Un claro ejemplo es el caso de Brasil, que luego de que introdujera nuevas advertencias ilustrativas en el año 2002, el 73% de los fumadores manifestó su aprobación a la presencia de éstas en las cajas de cigarrillos, el 54% dijo haber cambiado su opinión acerca de las consecuencias del consumo de tabaco sobre la salud, y el 67% dijo que las nuevas advertencias les provocaban ganas de dejar de fumar.

En la misma línea, diversos estudios realizados en Canadá y Reino Unido evidenciaron que el 90% de los jóvenes de esos países afirman que las advertencias sanitarias brindan información importante para ellos y hacen que el consumo de tabaco sea menos atractivo.