Promueven la creación de la Defensoría del Policía

Jujuy al día® – Atento a la discusión existente entre la incompatibilidad de la sindicalización del personal policial, el derecho de huelga, la portación de armas y otros tantos aspectos del problema de larga data y que tuviera su punto más álgido en casi todo el país durante estas dos últimas semanas, es que el diputado del Frente Para la Victoria, Daniel Almirón, presentó la figura del DEFENSOR DEL POLICIA a los efectos del ejercicio de los derechos y garantías que les asisten a los efectivos policiales.-

Esta institución se desempañara dentro del ámbito del Ministerio de Gobierno de la Provincia, siendo designado por el Poder Ejecutivo Provincial de una terna resultante de un Concurso Público y con acuerdo de la Legislatura provincial.-

El Defensor del Policía deberá poseer los siguientes requisitos

a) Tener título de abogado.

b) Como mínimo treinta (30) años de edad.

c) Cinco (5) años de ejercicio profesional, al momento de su designación,

Cabe destacar que en el ejercicio de sus funciones tendrá alguna de las siguientes atribuciones:

a) Asesorar y representar en sede administrativa al personal policial.

b) Impulsar las medidas conducentes a la protección de la persona y bienes del personal policial intervenir en caso de ser necesario en todo asunto administrativo en que los mismos se vean afectados.

c) Iniciar las actuaciones administrativas o judiciales correspondientes inmediatamente recibida la denuncia o tomado conocimiento del hecho que menoscabe el estado policial del personal.

d) Procurar activar hasta su finalización, los procesos en que intervenga.

e) Peticionar ante las autoridades administrativas, policiales y/o cualquier otra autoridad pública la aplicación de las medidas de protección del personal policial.

f) Dictaminar y realizar alegatos en todos los asuntos en que interviniere.

g) Responder los pedidos de informes de la Jefatura de Policía.

h) En general, realizar todos los actos útiles en defensa del personal policial contra todo acto, omisión que vulnere sus derechos, ejerciendo la defensa promiscua de los mismos.