Saqueos y muerte: ayer se vivió una jornada de caos, descontrol, violencia y temor en Jujuy

reclamo policial 8 Jujuy al día® – Durante la jornada de ayer se generó en nuestra provincia lo que para muchos era cuestión de tiempo: los efectivos de la policía comenzaron su reclamo salarial lo cual fue aprovechado, como hace una semana atrás en Córdoba, por un importante número de personas, en su mayoría adolescentes, quienes realizaron destrozos, saqueos, y generaron pánico en la población.

Tras la medida  de fuerza de los efectivos de la fuerza de seguridad jujeña, se saquearon decenas de comercios, tanto en capital como en el interior, y una persona falleció.

Todo comenzó alrededor de las 9:30 de ayer, en inmediaciones de Plaza Belgrano, donde familiares de los efectivos policiales se concentraron para marchar y entregar un pedido a las autoridades reclamando mejoras salariales, que consistía en elevar su básico de 300 a 3 mil pesos, para tener un sueldo en mano de 10 mil pesos, mas equipamiento, entre otros puntos.

A esta marcha se sumaron policías de franco y de civil, y minutos más tarde sus pares del Servicio Penitenciario, y lo que era una marcha de familiares se transformó en una gran concentración de casi mil personas.

La marcha se desplazó por las calles de nuestra ciudad, haciendo escalas en la Central de policía y volviendo a Casa de Gobierno, donde decidieron cortar la calle San Martín y proceder a la quema de gomas, solicitando una rápida respuesta del ejecutivo.

Mientras tanto, durante toda la mañana, a modo de aviso de lo que iba a pasar, circularon múltiples versiones de saqueo a comercios, las cuales fueron desmentidas a medida que corrían los minutos.

Cerca del mediodía, los manifestantes entregaron el petitorio y recibieron la convocatoria del gobierno para dialogar sobre su pedido alrededor de las 13 horas en la Central de Policía.

Siendo la hora señalada, delegados de los manifestantes, conjuntamente con sus representantes legales, mantuvieron el encuentro con el Ministro de Gobierno y Justicia, Oscar Insausti, el Secretario de Gobierno, Juan Burgo y los titulares de la cúpula policial. La reunión duró más de 2 horas y media, y decidieron pasar a un cuarto intermedio hasta las 18 horas.

Pero, alrededor de las 15:30, comenzaron los saqueos.

La primera localidad que se vio afectada fue San Pedro de Jujuy, donde un local de venta de electrodoméstico fue violentado y robado por una horda de adolescentes.

A partir de ese momento toda la situación se desbando y los delincuentes comenzaron a atacar cada comercio que encontraba a su paso, principalmente negocios de venta de celulares, ropa, calzado, y por último los supermercados.

En muchos de estos comercios fueron recibidos por los mismos empleados quienes con lo que tenían a mano defendieron sus fuentes de trabajo logrando, en algunos casos, evitar el saqueo. En otros comercios como un conocido supermercado de la mencionada localidad, los ladrones fueron dispersados por los pocos policías que había en servicio.

Según informaron a nuestro medio, se habría solicitado la intervención de Gendarmería Nacional en la zona, aunque nunca llegó, y por lo que más de 60 locales fueron atacados.

Casi a la par se generaron similares incidentes en la localidad de Perico y luego en San Salvador de Jujuy. En la primera se atacaron distintos comercios, y en esta oportunidad un adolescente de 18 años murió a manos de otro joven tras intentar robar la recaudación de un comercio.

En capital, los saqueos comenzaron en un local de venta de indumentaria deportiva ubicado en Necochea y San Martín, donde cerca de 20 personas, en su mayoría menores de edad, rompieron los vidrios del local e ingresaron al mismo, y casi fue desvalijado por completo, aunque los empleados, armados con palos de Hockey y sus cuerpos, enfrentaron a los delincuentes hasta que los mismos fueron desalojados del comercio.

Según algunos empleados, un hombre, empuñando un arma de fuego, los amenazó para poder robar el local.

Posteriormente se veía por las calles de Jujuy, el mismo escenario vivido días pasados en Córdoba: grupos de adolescentes que, con total impunidad, rompían vidrieras y saqueaban todo lo que había de los locales.

Los saqueadores continuaron su raid delictivo por locales como Musimundo, de calle Alvear y Balcarce; al menos 3 supermercados, dos de ellos de cadena provincial; un conocido local de venta de telas y ropa de calle Belgrano, como también una sucursal de Librería San Pablo, entre otros.

Los mismos empleados se apostaron en las puertas de los comercios con palos, intentando defender sus puestos de trabajo, lo que en algunos casos hicieron desistir a los delincuentes.

También los trabajadores, vecinos y transeúntes, cada vez que estos adolescentes intentaban ingresar a un local los correteaban, los agredían, y los detenían hasta que llagaba la policía.

Hasta el cierre de nuestra edición se había confirmado cerca de 30 detenidos.

Volviendo a la reunión, la misma se retomó pasadas las 18 horas, para culminar en un nuevo cuarto intermedio alrededor de las 19, donde las autoridades del ejecutivo hicieron una propuesta, la que no fue aceptada por los trabajadores quienes hicieron una contrapropuesta lo que originó que los funcionarios pidieran tiempo para analizarla.

Luego la reunión se trasladado a Casa de Gobierno, donde cerca de las 22:30 horas culminó con un propuesta que fue aceptada por los integrantes de la fuerza de seguridad. La misma consiste en otorgarle un aumento de 3500 pesos para que a partir del sueldo de diciembre los efectivos cobren como mínimo 8500 pesos.

Además de los incidentes, se suspendió el servicio de transporte urbano a partir de las 22 horas, como también la actividad bancaria, las actividades escolares y municipales para hoy

Esta situación generó también varias incógnitas, entre ellas, qué va a pasar ahora con los demás trabajadores, sabiendo que se entregó este importante aumento a los policías y en un primer momento se negó la ayuda extraordinaria a los demás estatales. Otra incógnita es de dónde saldrán los fondos para afrontar los aumentos si hasta hace no menos de un día desde el ejecutivo negaban contar con dinero para realizar acuerdos económicos con los trabajadores, y había señalado además que no estaba asegurado el pago del aguinaldo. También se generó la duda sobre quién se hará cargo de las millonarias pérdidas de los comerciantes.

De lo único que no hay duda es que Jujuy vivió ayer una de las peores jornadas de los últimos tiempos, donde se sintió una total desprotección, y se evidenció una absoluta falta de gobierno por parte de Eduardo Fellner, el cual gobierna la provincia hace ya 15 años, y quien es el único responsable de este gravísimo escenario social, económico, laboral que se vive en Jujuy.

saqueos02 saqueos01 saqueos san pedro destrozos san pedro 1 saqueos ribeiro reclamo policia casa gobierno noche saqueos san pedro 3 saqueos san pedro 2 saqueos02 saqueos01

Gentileza sanpedrodejujuy.com
Gentileza sanpedrodejujuy.com

1 COMENTARIO

  1. Como era de esperarse los acontecimientos de la Provincia de Córdoba tuvieron eco en otras Provincias a las que nos tocó vivir momentos aciagos con un descontrol total por parte de las autoridades que se declararon impotentes para actuar. Todo esto es producto de un desacierto en toda la política estructural de nuestro país, con gobernantes genuflexos u obligados a someterse a los dictámenes que desde el Poder Central se les diera. El mal manejo de la economía, con subsidios aberrantes y dilapidación de la recaudación impositiva más las reservas del BCRA con el agregado de los FGS del ANSES han hecho que el clientelismo de los planes sociales, más las malas inversiones en las repatriaciones de YPF y Aerolineas Argentinas, pesimamente mal administradas en la actualidad; han producido un vaciamiento peligroso de las arcas del erario publico, solo soportada por las retenciones a las exportaciones agropecuarias. Mentira tras mentira fueron cayendose por el propio peso que la realidad indicaba y que el gobierno se encargaba de distraer hacia otros lados la mirada. Hoy se ha consumado le hecho aberrante en todo sentido. Una protesta policial que se veía venir no fue detenida por las autoridades provinciales en tiempo y en forma y para colmo la última alocución del Gobernador en el sentido de no tener para hacer frente a aumentos o a un bono compensatorio para fin de año, llevó a la población al estado de zozobra que se vivió ayer y que no se sabe de donde salieron fondos para el aumento a la policía, lo que creará en los gremios un descontento porque no se otorga a unos lo que se les niega a otros. Ellos mismos hechan nafta sobre la hoguera. Veremos que nos depara el futuro inmediato. Se ha perdido una vida, se han perdido bienes materiales de comercios ¿Cómo responderá el Gobierno a esto?

Comments are closed.