Conflicto en la UNJu: “Es lamentable que se termine de esta manera, mostrando todas las improlijidades que se puedan mostrar”

del frariJujuy al día® – Así lo manifestó en una entrevista con nuestro medio el Secretario General de ADIUNJu, José Del Frari, al referirse a lo sucedido en la última sesión ordinaria el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Jujuy  (UNJu), donde se aprobó el presupuesto 2014 de la Casa de Altos Estudios, y que derivó en la toma del edifico del Rectorado por parte de alumnos. Además expresó su preocupación por la poca información vertidas de las autoridades de la Universidad y la coerción denunciada por algunos Decanos para la aprobación del presupuesto.

José Del Frari expresó en declaraciones a JUJUY AL DÍA® que dicha reunión “fue bastante tensa, donde se marcaron posiciones bastante duras desde todos los sectores de las distintas unidades académicas y la defensa de otros sectores y otros participantes de la asamblea. Lo que nos preocupó fueron algunas cosas básicas como que el señor Rector no estuvo presente porque, según dijo la Vicerrectora, se encontraba en Buenos Aires gestionando los recursos para la apertura de las carreras de Abogacía y de Medicina”

Indicó que “con esto vemos que recién, aparentemente, se están gestionando los recursos y la población tiene la expectativa abierta de lo que pueda pasar después de que se tengan los recursos, como bien lo dijo el Decano de Ciencias Económicas, habrá que garantizar que esos recursos cubran la necesidad de la carrera, y como gremio no vamos a permitir que se flexibilice o que no se contrate de manera normal porque eso implica inestabilidad laboral,  flexibilidad y que los docentes que se hagan cargo de esas materias no estén  incorporados en el inciso 1 del presupuesto, el cual establece la partida para el pago de los trabajadores”.

También manifestó que “otro tema fue, y lo expresaron así los Decanos, la coerción para que firmaran o firmaran, sino ‘le quitamos los cargos’. Una alternativa que se presentó desde el Rectorado fue la libre disponibilidad de recursos para incorporar en cargos que estén faltando y volvieron a saltar los Decanos porque de la plata que cada Facultad recibe como salario a algunas se le han recortado partidas, como a Humanidades y a Agrarias”.

“No han podido justificar el crecimiento de gastos en el Rectorado de una forma exorbitante respecto al resto de las facultades. Por último, el planteo de los estudiantes, que si bien estuvo centrado en el comedor, también se habló de las jardines maternales, de pasajes para los alumnos y otra serie de cosas, y como lo dijo el Decano de la Facultad de Ciencias Agrarias, el presupuesto es un presupuesto político el que se debate en el Superior y si se remiten a debatir números, se deja de lado la situación política y se usa la plata, a veces, donde no es necesario o en contra y en detrimento de las condiciones de trabajo, de funcionamiento de las unidades académicas”, aseguró.

Del Frari dijo “nos preocupa mucho que hayan existido 4 o 5 hojas como anteproyecto de presupuesto porque ahí no está desglosada la cantidad de trabajadores de cada facultad, en qué y porqué se invierte. Consideramos que si se es legalista en el sentido de decir: se habla si se te da la palabra, no podes hablar más de dos veces, que hay que actuar así en el Superior y que no se tengan las mismas consideraciones para el tratamiento del presupuesto, más aun cuando no sabemos si es el anteproyecto del presupuesto o que se aprobó porque las planillas que justifican los gastos no aparecieron y eso es una desprolijidad”.

Asimismo expresó que “también nos preocupa, como se dijo en la reunión, que se estén construyendo edificios que después no puedan cumplir sus fines, dijeron que no se puede habilitar el comedor porque hay condiciones estructurales, como el gas, que no están en condiciones de ser colocado, o como en Ingeniería donde el laboratorio de Física no reúne las características que necesita, y construir laboratorios, comedores o algo en la Universidad que después no se pueda usar para el fin destinado, nos parece que es un despropósito”.

Al referirse a la coerción que según los Decanos sufrieron para firmar y aprobar el presupuesto, el Secretario General de ADIUNJu manifestó que “eso se hace evidentemente cuando hay mayoría y se impone el número y no la lógica, el debate que es lo que la Universidad tiene que recuperar, se tiene que recuperar lo que llamamos democratizar a las Universidades, porque se han quedado, como la justicia, en algún lugar estacionadas en el tiempo y necesitan que se democraticen, hay universidades donde aún la elección es por voto cantado, cosas como esa o el manejo del presupuesto nos preocupan porque definen las políticas de la universidad”.

JUJUY AL DÍA® consultó al titular de ADIUNJu si piensa que lo sucedido en dicha sesión puede terminar en una crisis institucional en la UNJu, a lo que Del Frari respondió “no sé si da para eso, porque estamos en un proceso electoral y ojala que todo lo que está pasando sirva para que la nueva gestión tenga presente que los estudiantes, los docentes, los no docentes, los egresados, todos los que formamos parte de la comunidad educativa de la Universidad buscamos estar representados y participar de las discusiones de fondo de la Universidad y no solo levantando la mano cuando alguien silva y ordena que se apruebe algo”.

Para finalizar se refirió a la actitud de las autoridades de nuestra universidad manifestando que “se podrá compartir o no la gestión que está por terminar, se hicieron cosas, se podrían retirar con algunos logros efectivos y es lamentable que se termine de esta manera, mostrando todas las improlijidades que se puedan mostrar”, sostuvo.