Especialistas ecuatorianas destacaron labor realizada por nuestro país en relación al cáncer de cuello de útero

Jujuy al día® – Durante su estadía, reconocieron la trayectoria exitosa del programa, su estrategia a partir de la  implementación del test de VPH y la utilización del Sistema Informático para el Tamizaje de Mujeres (SITAM).

Especialistas de la Organización Mundial de la Salud (OPS) y de Ecuador visitaron durante esta semana nuestro país con el fin de conocer y analizar la metodología de trabajo y organización del Programa Nacional de Prevención de Cáncer Cervicouterino del Ministerio de Salud de la Nación, y del Área de Prevención del Cáncer Cervicouterino del Instituto Nacional del Cáncer (INC), que depende de dicha cartera, para poder relevar aportes destinados al diseño de un programa que tendrá, entre otros objetivos, la prevención de cáncer de cuello de útero en Ecuador.

Durante su estadía en Argentina, Amparo Torres, directora de Estrategias de Prevención y Control de Enfermedades de Ecuador, y Oderay Larrea, oncóloga clínica y consultora de OPS, participaron de una agenda de reuniones sobre la metodología de trabajo así como de distintas actividades organizadas por el Programa Nacional de Prevención de Cáncer Cervicouterino en las provincias de Entre Ríos y Jujuy.

Tras su participación junto a la coordinadora ejecutiva del programa nacional, Rosa Laudi, durante la Jornada Provincial para el Diagnóstico del Estado de Situación de la Prevención del Cáncer Cervicouterino en Entre Ríos, Torres hizo un balance de su visita manifestando que “la experiencia ha sido magnífica porque la estrategia del programa argentino es completa”. Además, señaló que “algunos componentes llamaron su  atención como el SITAM que favorece la sistematización y permite tener información nacional actualizada”.

La funcionaria ecuatoriana señaló la excelencia de la iniciativa por su “carácter inclusivo que dirige sus acciones sin distinción de etnias, géneros y orientación sexual como en el caso de los materiales para lesbianas y varones trans”, lo cual calificaron como “extraordinario”. También destacó como cuestión novedosa el Proyecto Navegadoras que facilita la reconexión de las mujeres con el sistema de salud para garantizar el adecuado seguimiento y tratamiento.

Laudi, en tanto, aseguró que “para el programa es un orgullo haber sido elegidos por otro país como un ejemplo de programa organizado, es un reconocimiento a nuestro esfuerzo cotidiano en la prevención del cáncer cervicouterino”.

Por su parte, Larrea –quien viajó junto al equipo del programa nacional y del INC a la provincia de Jujuy para la realización de capacitaciones a más de 700 agentes sanitarios en la temática de “Consejería para la Prevención del Cáncer Cervicouterino”– comentó que eligieron visitar el programa nacional argentino porque “conocemos que tienen una trayectoria exitosa y es uno de los pocos países de Latinoamérica que está incursionando en el test de ADN de Virus de Papiloma Humano”. Esta fue la tercera visita al país que realizó la funcionaria de Ecuador luego de una serie de viajes realizados a Colombia y Cuba con el acompañamiento de OPS.

El cáncer cervicouterino en Argentina

En nuestro país, el cáncer cervicouterino constituye el segundo cáncer más diagnosticado en mujeres. Se estima que cada año se registran alrededor de 3.000 casos nuevos y mueren aproximadamente 1.800 mujeres a causa de la enfermedad, a pesar de que la misma puede prevenirse con una técnica sencilla como el Papanicolaou (PAP). Este estudio está disponible en forma gratuita en todos los hospitales y centros de salud del país.

El Programa Nacional de Prevención de Cáncer Cervicouterino se propone reducir la incidencia y mortalidad por cáncer de cuello de útero a través de la implementación de estrategias para lograr la alta cobertura de la población objetivo, la alta calidad del test de tamizaje, y el adecuado seguimiento y tratamiento de las lesiones precancerosas y cáncer.