Se recordó ayer domingo el Día Mundial en Recuerdo a las Víctimas de Accidentes de Tránsito

Jujuy al día® – El tercer domingo de noviembre, se conmemora el día Mundial en recuerdo a las víctimas de Accidentes de Tránsito y desde la Dirección de Riesgos Viales se recordó a la ciudadanía los peligros que traen aparejadas las infracciones viales y la necesidad de valorar la vida.

Al respecto, Mario Valdez y Jonathan Guanuco, miembros del plantel de la Dirección de Riesgos viales y víctimas de accidentes de tránsito expusieron sus experiencias representativas de siniestralidad vial.

Mario Valdez, comentó que su accidente fue producto de una negligencia de un conductor en estado de ebriedad, el cual lo dejó en silla de ruedas y con dificultades para conseguir trabajo. Sin embargo, fue convocado por el Secretario de Gobierno, Juan Burgos para trabajar activamente en la Dirección de Riesgos Viales, junto al doctor  Matías Paternó  y hoy es uno de los referentes más comprometidos en la causa, realizando campañas de concientización y prevención con la población jujeña.

Por esta razón, agradeció la oportunidad brindada por el Gobierno de la provincia ya que, debido a su situación, “pensaba que nunca iba a poder integrarme de nuevo, laboralmente”.

Asimismo, dejo en claro que luego de un accidente de tránsito “uno queda psicológicamente shockeado para toda la vida. El futuro se ve truncado, porque si se queda con una dificultad motora, ésta afecta a todo el entorno, generando problemas económicos. Además, es difícil poder hacer una vida normal porque día a día va empeorando la dificultad de la persona”.

Valdez manifestó que su labor se desarrolla inicialmente en la Oficina de Atención a Víctimas de Accidentes de Tránsito, a la cual considera como “el sueño” de toda su vida, ya que allí “se contiene a la familia y se le da una ayuda a las víctimas”, visitándolas en los hospitales y demostrándoles “las ganas de vivir y seguir adelante que tiene uno”, a pesar de las dificultades permitiendo que a través del ejemplo vivo  “esa persona comience a pensar distinto, de que se puede, de que no todo quedo ahí”.

Por su parte, el joven Jonathan Guanuco, quien sufrió un accidente en moto, precisó que los jóvenes son el sector de la población más propenso a sufrir accidentes porque “ser joven es llevar mucha adrenalina y uno no sabe muchas veces lo que hace. Piensan que lo tienen todo, eso fue lo que me paso a mí”, declaró.

Decidió que su experiencia puede servir de ejemplo para otros jóvenes, por eso son necesarias las charlas y capacitaciones con distintos sectores de la población, para que entiendan que “andar en una moto sin casco o andar en estado de ebriedad, tiene consecuencias como quedar en sillas de ruedas o pueden morir”.

Finalmente, los representantes de la Oficina de Atención a Víctimas de Accidentes de Tránsito subrayaron la importancia de continuar recorriendo los colegios, Centros Vecinales, los distintos municipios y barrios, como así también, seguir acompañando a la Policía de la provincia en los controles de tránsito para tener un contacto directo con la gente y ayudarlos a tomar conciencia de la gravedad de la situación, destacando que “el mensaje de este organismo es muy importante para la vida de toda la comunidad”.