Aseguran que los adolescentes de Jujuy no miden los riesgos de la exposición en las redes sociales

SOA - JUJUY AL DÍA®Jujuy al día® – En pleno auge de la era digital, los adolescentes y los jóvenes son los mayores usuarios de las redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, entre las más importantes, donde utilizan estos medios para poder sociabilizar, hacer amistades, hablar de temas que quizás no pueden expresar a los adultos, crean vínculos, pero también se exponen brindando información familiar, personal, y fotos, a veces sugerentes, exponiendo su propia intimidad.

Dentro de este marco, JUJUY AL DÍA® dialogó con profesionales del Servicio de Orientación Adolescente (SOA), Beatriz Lambrisca, Fernanda Morales; Mirta Alarcón y María Zarate, quienes se refirieron a este fenómeno social y a la actitud de los adolescentes en el uso de las redes sociales.

Beatriz Lambrisca señaló que en el servicio “creemos que esto tiene que ver con lo que está pasando con los adultos, con la sociedad en general, donde hoy todo está mostrándose y poniéndose en evidencia dentro de las redes sociales”.

Fernanda Morales se refirió a la actitud de los adolescentes en este tipo de exposiciones explicando que “los chicos lo viven como un juego muchas veces, ahora esta internet antes tenían otras vías para hacer esto, cartas, papelitos, siempre hubo un modo para exponerse uno mismo y a otros. Estas conductas son como de ensayos, modos en el que lo viven, como primeras experiencias y muchas veces, que esto se convierta en un problema o en una cuestión legal, es por parte de los adultos”

Sostuvo que para los chicos “no tiene el mismo sentido que para los adultos, a veces puede ser que esto traiga consecuencias que no habían calculado pero en general lo viven como un juego, son experiencias aisladas y ocasionales”.

Según Mirta Alarcón los menores que se exponen de esta manera “no tienen conciencia de los efectos que pueden producir a nivel subjetivo ni a nivel social, pero lo que uno ve es que en las redes sociales los chicos tienen la posibilidad  de actuar de otra forma, de expresar cosas que a veces en los espacios donde hay adultos no lo pueden decir, expresan pensamientos, denuncian o enuncian que quieren hablar de algo y lo hacen a través de un juego, ya sea a través de exponerse física o estéticamente pero no tienen plena conciencia”. Señaló que “en los casos que hemos conocido lo hicieron como un llamado de atención típico de la edad del adolescente, como una forma de expresión, algo están diciendo con eso”.

Para finalizar, María Zarate se refirió al rol de los padres y a la comunicación que tienen con sus hijos adolescentes, mencionando que “hay que aclarar que la distancia entre el adulto y el adolescente existió siempre, la dificultad de comunicarse y plantear ciertos temas considerados tabú, los cuales ahora tienen mayor difusión gracias a las redes sociales, y los chicos pueden hablar allí de su sexualidad, de los problemas que tienen, lo de los deseos, de sus angustias, de todo”. Añadió que “esta distancia existió siempre, con la diferencia que ahora los adultos tienen la posibilidad de tener conocimiento de eso a través de las mismas redes sociales, por ejemplo muchos en el Facebook, tienen de amigos a amigos de su hijo, y así pueden conocer estas cosas”.

También expresó que “hay toda una cuestión que tiene que ver con la época, ya que si nos tenemos que remontar a cuando éramos adolescentes era muy difícil plantear ciertos temas, como por ejemplo que es una relación sexual, pero también hoy tenemos adultos que están ‘adolescentizados’, pero es una cuestión de ubicarse cada uno en el rol que le corresponde: el adulto en el de adulto y el adolescente en el de adolescente. Los padres, los adultos, deben tratar de acercarse a los adolescentes porque por ahí algunos no quieren saber qué es lo que pasa, pero los chicos necesitan ser escuchados y en las redes sociales encuentran un lugar óptimo para poder plantear todo”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.