Lesa humanidad en Jujuy: revelan que siete detenidos cuya muerte se investiga fueron sacados del penal y entregados al comisario Jaig

penal de gorritiJujuy al día® – La lectura de un asiento en el libro de guardia externa del penal de Gorriti en la audiencia de ayer reveló que los siete detenidos desaparecidos cuya muerte se investiga en el segundo juicio de lesa humanidad fueron sacados del penal el 10 de junio de 1976 y entregados al comisario Ernesto Jaig y al agente penitenciario, César Darío Díaz.

Así ocurrió durante la declaración del agente penitenciario René Rubén Robledo, quien se desempeñaba en la guardia externa ese día, aunque dijo que “nunca lo vi, ni lo conocí” al temible comisario, quien fuera nexo de la policía con el Área 323, cuyo jefe era el ex coronel Néstor Bulacio.

En el juicio se investigan las muertes de Osvaldo José Giribaldi, Dominga Álvarez de Scurta, María Alicia del Valle Ranzoni, Juana Francisca Torres Cabrera, Pedro Eduardo Torres Cabrera, Jaime Lara y Jorge Turk Llapur.

Robledo dijo al Tribunal Oral Federal (TOF) de Jujuy, que tampoco había visto en 1976 al momento del golpe de Estado “como ingresaban o salían los presos políticos”, argumentando que él se desempeñaba en la “guardia externa” de la cárcel.

Sin embargo, visiblemente nervioso al punto que tuvieron que pedirle que se tranquilice y piense lo que iba a responder, aportó datos significativos a esta altura del debate.

En una sola oportunidad que ingresó al sector interno, expresó que pudo ver en el pabellón 1 al vicegobernador de la provincia de aquel entonces, Fernando Cabana, al ex diputado provincial Tito Agüero y al abogado Héctor Soria y que habló con su primo de apellido Bellido, quien había sido subdirector del presidio, desplazado por los militares.

Sobre el pabellón 1 expresó: “Creo que estaba lleno” de presos políticos, señalando que estaban a cargo de ellos efectivos de Gendarmería y el Ejército, pero dijo que no supo que en la cárcel había mujeres detenidas.

Otro de los declarantes en la jornada de ayer fue José Marcial Crespo, chofer del servicio penitenciario, aunque aseguró que “nunca” trasladó presos políticos ya que prestaba servicio el mayor tiempo en un puesto rural donde sacaban madera para la carpintería del Penal.

Negó también que alguna vez haya transportado efectivos del Ejército al RIM, sede del Área 323, pero la lectura de varios asientos de salidas con vehículos cargados con personal militar con ese destino contrastaron con sus dichos.

Crespo dijo que la mayor parte del tiempo estaba en el paraje “Potrero Los Toldos” a unos 180 kilómetros al este de Jujuy, en plena selva de montaña, lugar que visitaron el ex interventor del penal Antonio Orlando Vargas y el oficial penitenciario Ricardo Ortiz, oficial penitenciario, entre otros, ambos imputados en el segundo juicio.

El Tribunal resolvió hoy que los días 13, 14 y 20 de noviembre en las audiencias se revisen los videos del primer juicio, el 21 van a producir una inspección ocular en la sede de la Jefatura de Policía y la cárcel de Gorriti, dos de principales centros clandestinos de detención, al igual que el del paraje de Guerrero, para luego continuar con las audiencias el 27 y 28 de este mes.

Otro de los trámites que solicitó el TOF fue la entrega de las partes de una batería de preguntas para el juez federal 1, Mariano Cardozo, quien contestará por escrito los requerimientos vinculados con las causas que se ventilan en el segundo juicio, porque para 1976 ya se desempeñaba en la justicia Federal.

Los imputados por secuestros, torturas y homicidios son Antonio Orlando Vargas, ex interventor de la cárcel de barrio Gorriti, quien fuera condenado a 25 años de prisión en el primer juicio; el suboficial de Ejército César Darío Díaz y los ex penitenciarios Herminio Zárate, Mario Marcelo Gutiérrez, Carlos Alberto Ortiz y Orlando Ricardo Ortiz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.