El Auditor General de la Nación brindó detalles sobre problemas hallados en el Plan Nacional del Manejo del Fuego ante los incendios en Jujuy

nievaJujuy al día® – El Auditor General de la Nación, Dr. Alejandro Nieva, difundió un duro informe de auditoría, aprobado en forma unánime en la Auditoria General de la Nación, sobre la gestión del Plan Nacional de Manejo del Fuego dependiente de la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

El informe, aprobado el 16 de octubre pasado, describe claras debilidades de control y gestión que permiten incumplimientos normativos. Entre los hallazgos que consigna la AGN se observó que el PNMF no cuenta con un documento que refleje la planificación estratégica, defina metas y objetivos, plazos e indicadores de cumplimiento.

El Auditor Nieva destacó que el informe observó que a pesar de que la SAyDS cuenta con una división del país en ecoregiones, el PNMF no ha tenido en cuenta dicha clasificación para su regionalización no existiendo correspondencia entre los límites de cada regional y las regiones fitogeográficas en que abarca.

A esto se suma el hecho de que las estadísticas de la SAyDS presentan discrepancias respecto de las cifras de incendios, generadas por dos de sus áreas: la Dirección de Bosques y el PNMF.

Por otro lado, no se encontró evidencia de la existencia de una metodología de distribución de bienes de parte de la nación a las provincias que obedezca a un criterio técnico, acorde a la realidad de cada jurisdicción. La suma de dinero anual que el PNMF entrega a cada provincia es uniforme, sin ser consideradas las necesidades específicas cada una de ellas.

Asimismo, tampoco cuenta con suficiente personal (meteorólogos) lo que impide realizar pronósticos específicos todos los días del año.  A eso se suma la carencia de mecanismos que permitan valorizar la participación de la Brigada Nacional en actividades de prevención y lucha contra el incendio.

También se detectó que no se implementó una metodología para evaluar el daño producido los incendios y sus impactos sobre el suelo, flora, fauna y bienes culturales, arqueológicos, paleontológicos y urbanísticos.

Asimismo, Nieva señaló que el informe recomienda implementar mecanismos de participación ciudadana, a nivel nacional y a regional, dotar a la Brigada Nacional de la infraestructura edilicia necesaria para mantener a resguardo el patrimonio que posee, ajustar la provisión de equipamiento y entrega de bienes y fondos a las distintas jurisdicciones de acuerdo a lo previsto en la planificación regional.

Este informe de la AGN pone de relieve la dispersión de información técnica, factor que atenta contra una adecuada planificación y diseño del combate del fuego como se evidenció en los recientes incendios en las provincias de Córdoba, San Luis, Tucumán, y en particular en Jujuy donde los incendios forestales arrasaron con unas 10 mil hectáreas.

Por último, el Dr. Alejandro Nieva señaló que el Plan Nacional del Manejo del Fuego no ha podido alcanzar parte de los objetivos indicados en su creación ni resolver las deficiencias que la AGN ya planteaba en informes del 2001 y 2006. “Sólo a través de una adecuada gestión de los recursos, de la realización de una planificación estratégica y de la recolección de datos técnicos precisos, puede lograrse una comprensión tal del peligro de incendio que permita prevenirlo y combatirlo en forma adecuada. Esto es necesario para contribuir con la reducción de los costos sociales, económicos, y ecológicos, a través del uso inteligente  y estratégico de los recursos del Estado,” puntualizó Nieva.

2 COMENTARIOS

  1. No necesito repetir lo que oportunamente comenté por este mismo medio respecto a la toma de medidas preventivas, que no estan especificamente indicadas, en el Plan Nacional de Manejo del Fuego y menos corregidas en nuestro ámbito provincial. Todo pareciera ser la carencia total de importancia que esto significa a las economías provinciales porque los daños ocurridos en Córdoba, Salta y Jujuy ponen de relieve los miles de hectáreas que se han visto perjudicadas por estos incendios forestales. Solamente se salvan de la crítica aquellos bomberos y personal civil que combatió bravamente en la emergencia, pero se pone de manifiesto la diferencia de herramientas con las que se cuenta para hacer frente al evento.

  2. Bueno, al menos alguien se dio cuenta; desde el Mariajulismo hasta la fecha, el combate de los incendios forestales ha sido un buen nego$io para muchos, excepto para los contribuyentes y menos para el ambiente.
    Cero trabajo tanto en el plano de la prevención y conciencia popular, como en la necesaria fiscalización ante quemas ilegales y reñidas con el régimen legal vigente, tornando ineficaz – como se comprueba hoy con abrumadora evidencia a escala del paisaje jujeño – cualquier despliegue operativo de bomberos para la supresión de los incendios.
    Exequiel Bustillo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.