Juicio por Lesa humanidad en Jujuy: médico carcelario negó haber atendido a presos políticos torturados o heridos

lesa humanidad Colegio de Abogados JujuyJujuy al día® – Oscar Bracamonte negó haber atendido a presos políticos torturados o heridos en el penal de barrio Gorriti, el más grande centro clandestino de detención de Jujuy durante la dictadura. Fue en la audiencia del segundo juicio por delitos de lesa humanidad.

Bracamonte lo dijo en la audiencia del segundo juicio de lesa humanidad, en el que se juzga a dos ex militares y cuatro guardiacárceles por torturas, secuestros y homicidios.

En la mañana del 24 de marzo de 1976, día del golpe militar, estaba en el servicio de sanidad cuando llegaron los detenidos políticos y para el médico “no hubo trato diferente” a lo que les daban en el penal al resto de los presos.

Bracamonte, que prestó servicios en el penal desde el 20 de noviembre de 1974 a junio de 1977, admitió que antes del golpe ya había presos a cargo del Poder Ejecutivo Nacional, entre los que reconoció a Jorge Weisz, Patrignani (Carlos Ernesto), entre otros.

Advirtió que el régimen de puertas de celdas abiertas que tenían, cambio luego del golpe.

Con el detenido desaparecido Jorge Turk Llapur, dijo que lo vio “dos minutos, lo vi bien, perfecto”, marcando el contraste con la declaración de la esposa Elena Mateo de Turk, quien había visto a su marido en la central de policía antes que lo lleven al penal “todo golpeado”.

Dijo también que durante sus servicios no había ingresado al pabellón de mujeres y que “jamás” atendió a gente golpeada, cuando hay numerosos testigos en el primero y segundo juicio, que vieron a las desaparecidas Dominga Álvarez de Scurta, Alicia del Valle Ranzoni y Juana Torres Cabrera, “golpeadas y heridas” a raíz de las torturas.

Apelando a su avanzada edad y señalar que la memoria no era su fuerte, también declaró que durante su trabajo atendió a una sola mujer “con cuadro gripal”, en general aseguró en aquellos tiempos la población carcelaria tenía “buena salud” y en el pabellón cuatro “había gente hasta con sentido del humor”.

El abogado querellante, Ariel Ruarte en torno a la declaración de Bracamonte señaló a Télam que “mintió, trató de dar la menor cantidad de información posible teniendo cuidado de transformarse en testigo reticente. Tenía responsabilidades por el estado de salud, y no las satisfizo”.

Por su parte el Fiscal ad hoc, Pablo Pelazzo, dijo que lo declarado por Bracamonte “contrastó” con todo lo que afirmaron testigos víctimas en el primer y segundo juicio.

En el juicio se investigan las muertes de Osvaldo José Giribaldi, Dominga Álvarez de Scurta, María Alicia del Valle Ranzoni, Juana Francisca Torres Cabrera, Pedro Eduardo Torres Cabrera, Jaime Lara y Jorge Turk Llapur.

Los imputados son Antonio Orlando Vargas, ex interventor de la cárcel de barrio Gorriti, quien fuera condenado a 25 años de prisión en el primer juicio; el suboficial de Ejército César Darío Díaz y los ex penitenciarios Herminio Zárate, Mario Marcelo Gutiérrez, Carlos Alberto Ortiz y Orlando Ricardo Ortiz.