Consejo Provincial de Emergencia: continúan los trabajos para mitigar los efectos de la última tormenta

consejo emergenciaJujuy al día® – El Consejo Provincial de Emergencia se reunió para establecer la metodología de trabajo que se va a continuar realizando en las zonas afectadas por la tormenta de la semana pasada, con lo cual se analizó la problemática de los diversos asentamientos y las obras de urbanización que hay que desarrollar en dichos sectores.

En la reunión, cada uno de los integrantes del Consejo entregó completos informes sobre el análisis de los perjuicios en cada sitio, su naturaleza y las medidas adoptadas para su mitigación o resolución.

En la oportunidad, el  Ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Luis Cosentini, dijo que en la reunión, lo primero fue evaluar estos fenómenos no habituales, como los incendios forestales y las últimas lluvias con granizo y viento. Evidentemente hay una situación nueva en el clima, “a la que nos estamos adecuando en el Consejo Provincial de Emergencia y todo esto hace que tomemos nuevas medidas” expresó.

Cosentini detalló que los principales sectores afectados se encuentran ubicados en los barrios San Martín, Belgrano y Los Perales. Ante esto, explicó que en algunos casos es necesaria una nueva urbanización, con lo cual “estamos consensuando esos trabajos entre Gobierno provincial y municipio. La necesidad de relocalización de todas estas familias es imprescindible ya que hay nuevos aportes de caudal en esa zona por la presencia del nuevo puente y un nuevo loteo en proximidades del RIM 20” señaló.

A su vez indicó que la situación en el barrio Belgrano “es un poco más compleja, ya que el lugar es altamente inundable y hemos tenido hasta un metro de agua en las viviendas”.

Por su parte, el Secretario de Infraestructura y Servicios Públicos, arquitecto Ramiro López, detalló que se trató de una reunión para evaluar más profundamente los daños acaecidos días pasados por la fuerte tormenta de lluvia, viento y granizo.

Recalcó que los lugares más afectados son asentamientos donde por lógica la gente no puede vivir, dado que se trata de sitios peligrosos, no aptos para ser habitados.

“Es un problema para el que tenemos que estar organizados como Estado, para determinar puntualmente las mejores alternativas”. Destacó que todos los organismos del Ministerio y de otras jurisdicciones estuvieron trabajando en los lugares afectados, lo cual permitió que  al día de hoy, la situación esté casi normalizada, “pero nos preocupa que estos hechos se vayan a repetir según los informes técnicos al respecto y la idea  es mantenernos preparados, alertas para actuar en la emergencia en los distintos lugares” concluyó.