Ljungberg: “Argentina puede manejar su endeudamiento externo pero eso requiere cambiar las políticas de estos últimos tiempos”

Ljungbert-12-08-11Jujuy al día® – Luego que se conociera un documento interno elaborado por el Club de Paris, el cual señalaba que el default de la Argentina es “casi inevitable, pero no inmediato”, ya que consideran muy probable que el país entre en cesación de pagos cuando se conozca el fallo en el juicio contra los holdouts en los Estados Unidos, nuestro medio entrevistó al reconocido economista y ex Ministro de Economía de la provincia, Juan Ljungberg, quien se refirió a dichas afirmaciones y a los cambios que espera en materia de políticas económicas en nuestro país para evitar este destino.

Sobre el vaticinio de un posible default, Juan Ljungberg manifestó en declaraciones a JUJUY AL DÍA®, “creo que no es así, Argentina puede manejar su endeudamiento externo pero eso requiere cambiar las políticas de estos últimos tiempos, como la restricción cambiaria, ya que si esto sigue y se agudiza entonces si vamos a tener un default, pero si esto se modifica y se generan las condiciones donde quizás parte de esa deuda habrá que renegociarla, lo que si hay que tratar es de evitar una situación que de nuevo, 10 años después, nos lleve a un nuevo default”.

Señaló que “una de las forma que Argentina desechó en esta última década ha sido tomar créditos externos para no endeudarse y lo que hizo fue modificar el presupuesto de la Nación y a aquellos organismos que tenían un excedente se lo sacaba y lo usaba en otra cosa, que es lo que se llama endeudamiento intrasector público, aunque no lo llamo así porque esa plata que le sacaron a ese organismo no se la van a devolver nunca, es el caso de la ANSES, el Banco Central, Loterías y Casinos y otros organismos menores, eso han hecho, sacar fondos destinado para una casa y ponerlos en otra, y la historia nos demuestra que eso nunca se devuelve”.

Consideró que “eso significó perder la posibilidad de tomar créditos a tasas muy baratas que existieron en toda esta década en el mundo, mientras Bolivia se endeuda en un 4%, Uruguay se endeuda también en un 4%, Argentina de haber mantenido una buena situación se podría haber endeudado por lo menos a esa tasa, e incluso más barato, y eso no era malo, porque lo utilizábamos para elementos o cuestiones reproductivas y hacer algo que después produzca con que devolver ese préstamo, pero la Argentina perdió desde hace 10 años esa posibilidad”.

Según Ljungberg “se podría evitar ese default, es más, no hay nada inminente como ellos dicen, pero para eso requiere que Argentina vuelva a un manejo razonable de sus políticas, sobre todo exterior y también del interior referidas al nivel del gasto y por el crecimiento del gasto público lo que ha obligado a emitir moneda, lo que produce la inflación y cuando no es reconocida en el tipo de cambio produce los atrasos y nos genera la restricción externa”

Agregó que “si esto cambia, si el gasto publico deja de crecer tan violentamente y por lo tanto deja de emitirse tan violentamente, la inflación puede ir bajando paulatinamente y el ajuste  al tipo de cambio se podría ir haciendo gradualmente e ir recuperando el balance de divisas favorable lo cual nos va a permitir cumplir los compromisos de deudas sin problemas”.

Sobre los cambios que espera para los próximos meses y años, Juan Ljungberg expresó que “para adelante se está viendo un cambio en la política económica, sobre todo en materia de tipo de cambio y por lo tanto en su incidencia en el comercio exterior y en el endeudamiento. El Banco Central acaba de tomar mil millones de dólares de líneas de créditos de otros bancos centrales como una primer muestra de hacia dónde va; el gobernador Scioli dijo que va a haber una revisación profunda del tema del tipo de cambio, creo que estas cosas son razonables”.

“Lo único lamentable es que sea una consecuencia de una imposición de la realidad, de una realidad que se está imponiendo y esto siempre es más doloroso que cuando uno lo hace voluntariamente y con más tiempo”, concluyó.