Día de la madre: Para Mirta Cabana y Rosario Quispe “el rol de las madres cambio muchísimo”

[box color=”gray” icon=”accept”]Aseguran que por la situación económica que vive Jujuy las madres “dejan el hogar, dejan a los chicos para ir a traer un plato de comidas para sus hijos”[/box]

mirta-rosarioJujuy al día® – Hoy, 20 de octubre, se celebra en nuestro país, el Día de la Madre, un día donde cada uno de nosotros agasaja a nuestros madres, los que las tienen consigo festejaran con ellas, los que las tienen lejos anhelaran acercarse, y los que ya no las tienen mantendrán vivos sus recuerdos durante cada minutos de este día.

Dentro de este marco de celebración, nuestro medio dialogó con Mirta Cabana, titular de la Fundación DAR. LO. CAB; y con Rosario Quispe, titular de la Asociación Warmi Sayajsunqo de Abra Pampa, quienes son dos mujeres, dos madres jujeñas, aguerridas, luchadoras, quienes han dignificado el rol de madre y de persona en una sociedad que cada día se torna más desinteresada y violenta.

Ambas coincidieron en que por diferentes factores y necesidades, el rol de las madres ha cambiado en nuestra sociedad, y esto ha producido un quiebre en la estructura familiar, lo cual ha llegado, en algunos casos, a poner a los hijos en una cierta situación de vulnerabilidad; y además definieron a las mamás jujeñas como una madre muy cariñosa con sus hijos, compañeras, luchadoras, y protectoras.

Acerca del cambio del rol de las madre jujeñas, Mirta Cabana manifestó que “el paradigma de la sociedad ha cambiado y desgraciadamente tenemos que estar a la altura de esto, sino nos quedamos afuera, pero el concepto de ser madre, la obligación que tenemos como madres no debe cambiar, debe mejorar, pero cambiar nunca. El amor hacia los hijos, la obligación de criarlos, contenerlos, sostenerlos y acompañarlos es indispensable”, agregó que “desgraciadamente el rol de la madre ha cambiado en el sentido de que hoy es una luchadora mas por todos los benéficios que ha conquistado, pero eso no significa que debe dejar de lado la obligación de madre, ya que tenemos que forjar a nuestros hijos porque ellos son el futuro del país y de nosotros mismos”.

Respecto a si el hecho que las madres hayan salido a trabajar ha provocado consecuencias en la estructura y dinámica de una familia, Mirta Cabana sostiene que “es así, antes crecimos en un sistema patriarcal donde la autoridad era el padre y lo que él decía se cumplía, eso ha cambiado y ho,y tenemos igualdad de condiciones, por ejemplo para poder trabajar, pero la mujer tiene un doble rol, traer algo para su casa y volver a desempeñar el trabajo de madre, y eso quita y resta porque ponen mucha fuerza para sostener a la familia, lo cual debilita el contenido de ser madres, los chicos en este momento se crían y están solos”, añadió que “eso ha provocado un desmadre donde los chicos no tienen parámetros, no hay un control como antes, todo eso se perdió y es por la parte económica que ha producido esta caída en lo que es contener a una familia, hoy no podemos contar con eso, son muy pocas las familia que todavía logran tener esa relación, esos vínculos con los hijos de poder estar con ellos en la mesa y escucharlos”

Para Cabana el trabajo de las madres “es un derecho que ha ganado la mujer pero también nosotras las madres no tenemos que perder ese rol importante que es estar en la educación de nuestros hijos”.

A pedido de JUJUY AL DÍA, la titular de la Fundación DAR. LO. CAB, describió a las madres jujeñas, señalando que “a la mamá jujeña la veo todavía con mucho cariño hacia sus hijos pero también la veo muy involucrada en el trabajo porque la situación económica que vive la provincia hace que se necesite muchos más recursos para poder sostener a un grupo familiar y esto afecta muchísimo porque la madre deja el hogar, dejan a los chicos para ir a traer un plato de comidas para sus hijos, y eso no pasa solo en Jujuy sino en toda la nación. Pero el cariño, la preocupación de que el hijo se forme, por más pobre o más rica que sean, es impresionante”.

Asimismo, dedicó a través de nuestro medio, unas palabras a las madres que han perdido a sus hijos, Mirta Cabana expresó que “quiero dirigirme a todas las madres que han perdido a alguno de sus hijos, a las mamás que dicen que no existe este día, pero si existe  porque tenemos más hijos, tenemos el recuerdo y los que nos han dejado nuestros hijos que es el ejemplo más grande que nos dan para poder seguir luchando y poder demostrar que la vida existe, que el amor existe y que la preocupación de que la juventud salga adelante es impresionante, nuestros hijos nos dan esa fuerza y no deben olvidarlo”.

Rosario Quispe: “el rol de las madres cambio muchísimo”

Por su parte, Rosario Quispe, titular de la Asociación Warmi Sayajsunqo de Abra Pampa, señaló que el rol de las madres “cambio muchísimo porque antes una mujer se quedaba en su casa, podía atender a sus chicos, podía hacer cosas de su casa y no salir, conozco gente que nunca salió de su pueblo pero ahora hay que salir a trabajar y eso cambio la relación con sus hijos”, agregó que “si bien hay muchos casos de mamás que están solas y deben trabajar, también existen los casos en las parejas donde, por la falta de trabajo para los maridos, una debe salir a trabajar, turnarse en algunos casos, es difícil la situación”.

En relación al embarazos de adolescentes, Rosario Quispe expresó que “es muy triste en nuestra zona, y en capital, uno va al hospital y encuentra, o en la misma calle, a una niña con otra niña, porque así lo veo, es triste por un lado, porque muchas están solas y deben cuidar a sus hijos, varias están sin trabajo y es una situación que se vuelve cada vez más difícil”.

“En general han cambio muchas cosas en el país, en Latinoamérica, hubo cambios en  las políticas de Estado, somos muchos los responsables de todo lo que va pasando, también la comunidad, desde la educación que se da, hoy no se puede mandar a los chicos a estudiar, no se los puede mandar a la universidad,  es como siempre digo somos una cadena de generar pobreza porque si las chicas jovencitas ya no pueden estudiar, no le pueden dar estudios a sus hijos y se sigue así, es una cadena que no se puede cortar algunas veces”, sostuvo Quispe.

Para finalizar, la titular de la Asociación Warmi Sayajsunqo de Abra Pampa, describió a su manera a las madres jujeñas, manifestando que “las mamá jujeña, y en especial las madres de la Puna no solo son mamás son compañeras de sus hijos y no dejamos de ser mamás aunque los hijos tengan 30 años, los hijos siguen siendo hijos hasta que una se muere, están siempre presentes”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.